Análisis de ‘Final Fantasy X/X-2 HD Remaster’

Final Fantasy X/X-2 HD

Un año. Eso es lo que ha tardado en retractarse Square-Enix y sacar en PS4 ‘Final Fantasy X‘ y ‘Final Fantasy X-2 HD Remaster‘. Yo soy de la sincera opinión de que este es un título indispensable para todo ‘gamer’ que disfrute con un buen juego de rol, y más si tenemos en cuenta los tiempos que corren, donde sagas míticas como ‘Final Fantasy’ no pasan por su momento más glorioso.

No importa la edad que tengas ni de dónde seas, ‘Final Fantasy X’ es, con permiso de entregas igualmente geniales de la saga, uno de los mejores juegos de siempre, un juego que marcó un antes y un después en las vidas de todos los que lo jugamos en PS2 hace la friolera de 14 años y uno de los 20 juegos de consolas más vendidos de la historia. Y eso no puede decirlo cualquiera. Así que tanto si ya lo disfrutasteis en su día como si aún no conocéis a Tidus y compañía, preparaos para adentraros en el mundo de Spira.

Un mundo por el que no pasan los años

La historia principal de ‘Final Fantasy X‘ tiene lugar en un mundo conocido como Spira, donde conviven gentes de diferentes razas y culturas en paz. Tidus, una estrella de blitzbol (un deporte que mezcla el balonmano y el fútbol en una especie de elemento acuático en el interior de una esfera) se verá envuelto en una aventura inimaginable tras ser testigo de la destrucción de su ciudad a Manos de Sinh, una criatura monstruosa que parece disfrutar aniquilando todo rastro de civilización haya por donde pasa.

Final Fantasy X/X-2 HD

Tidus y Auron, un viejo amigo de la familia, terminarán uniéndose a Yuna, una invocadora que debe llevar a cabo un peligroso peregrinaje que tiene como objetivo final la destrucción de Sinh y su reinado de terror.

Esta aventura clásica de PS2 conoció en marzo del año pasado una remasterización que vio la luz en PS3 y PS Vita y que ahora, si bien no entraba en los planes iniciales de la compañía japonesa, podemos disfrutar en Play Station 4, con algunas mejoras con respecto a lo que vimos hace un año.

La realidad es que no todas las remasterizaciones de juegos clásicos son buenas. Es una verdad lapidaria universal, nos guste o no. En muchos casos, estas versiones actualizadas no son sino lavados de cara que poco o nada difieren del original. Sin embargo, y aunque a primera vista no me lo pareció así, ‘Final Fantasy X’ y su secuela merecen una mención aparte. Puede que sea porque Square Enix sabe cómo están las cosas y porque sabe que se la juega con ideas como esta. Porque sabe que ya no tiene la manga ancha de la que sí disponía antes, cuando hacía experimentos, como es el caso de ‘X-2’. El caso es que esta remasterización de verdad pinta como tal, convirtiendo una aventura que ya era buena, en algo verdaderamente espectacular. Y estamos hablando de un juego de más de 10 años de antigüedad. Casi nada.

Final Fantasy X/X-2 HD

Mejorando lo inmejorable

De entre todas las mejoras que se han realizado en este título, las que se llevan la palma podrían ser los personajes y el entorno en el que se mueven. Las nuevas texturas y modelados en la cara de los personajes (como se nota en algunas expresiones la diferencia con la versión original) y en sus movimientos, dan fe del buen trabajo que hay detrás de esta remasterización. Ciertos objetos y zonas cobran nueva vida, especialmente las zonas del juego donde estamos en campo abierto. Sin embargo, lo que en algunas partes gana en calidad, en otras pierde definición a causa del prerrenderizado, cosa inevitable por otra parte al subir el nivel gráfico del juego a los niveles que las consolas de nueva generación exigen. Incluso las escenas de vídeo que nos servían de enlace entre fases del juego han ganado en calidad, ya que ahora podremos disfrutarlas en gloriosos 1080p.

Todas estas mejoras, aunque muy de agradecer en un título como este, no enmascaran una realidad que, aunque relativa, también existe y que no se puede ignorar. Y es que el sistema de juego, que por aquel entonces nos parecía algo de lo más normal, puede chocar con lo que las nuevas generaciones están viviendo actualmente. Un servidor es zorro viejo en este mundo y disfrutó en su día de la versión clásica de PS2, sin embargo debo reconocer que tanto los movimientos de los personajes como lo limitado de los escenarios me resultaron extraños al principio. Hace que te des cuenta de cuánto han cambiado las cosas en 14 años, y da que pensar en cómo serán dentro de otros tantos. Eso sí, los combates por turnos y los Eones (o invocaciones) siguen siendo algo excepcional, al igual que el tablero de esferas (tan criticado en su día) con el que subimos de nivel a los personajes.

Final Fantasy X/X-2 HD

Y por supuesto no podían faltar los minijuegos, tan característicos de estos títulos y que aquí resultaban peligrosamente entretenidos. Y hablar de minijuegos en ‘FFX’ es hacerlo del blitzbol. En el juego tendremos la oportunidad de jugar al deporte rey de Spira, hacernos nuestro propio equipo y jugar partidos que enganchan como pocos minijuegos lo hacen en la actualidad. Algún día empezaré una recogida de firmas para que Square y EA Sports unan fuerzas y desarrollen juntos un juego de blitzbol al más puro estilo FIFA. De sueños también se vive.

Otro elemento del juego que se ha visto mejorado es la banda sonora. Al principio del juego, se nos ofrecerá la opción de elegir entre la versión original de 2001 realizada por el maestro Nobuo Uematsu o la edición remasterizada (y polémica, todo hay que decirlo) del también genio Masashi Hamauzu. Os aconsejamos (y esto va especialmente por los más nostálgicos que piensan que la banda sonora no podía ser mejor) que elijáis la segunda opción.

Todas estas mejoras también podréis encontrarlas en la secuela que acompaña a este título, el cual, si bien no gozó de la popularidad y carisma del primero, merece la pena por sus sistemas de combate y su interesante desarrollo de la historia, criticada por los fans más acérrimos de ‘FFX’, pero que, nos guste o no, ahí está.

Como ya decíamos al principio, este es un juego absolutamente indispensable, de esos que pasen los años que pasen, va a ser genial generación tras generación. Y no me cansaría jamás de decirlo. Así que ahora tenéis la oportunidad de disfrutar (o volver a disfrutar para aquellos que ya lo hicisteis) de él en una versión que mejora en mucho al original y que de seguro se hará un hueco en vuestro corazón ‘gamer’, como ya lo hizo en el nuestro hace 14 años. Y ahora si me disculpáis, me voy a jugar al blitzbol.

[review]

Fan de Rocky, Superman y, en definitiva, el buen cine, tanto moderno como clásico. Disfruto con un buen libro así como leyendo a Mark Waid o a Alan Moore y viendo dibujar a Alex Ross o los Romita entre otros. También disfruto con videojuegos tanto actuales como de antaño con las consolas de 8 y 16 bits y me entusiasman las series tipo sitcom o de ciencia ficción. @GigioPoloux

¡No te vayas sin comentar!