‘El infierno del dibujante’ de Kiko da Silva

 Portada_El infierno del dibujanteUna vez más os traemos la reseña de un cómic que publica la editorial Dibbuks, la misma de obras como ‘La serpiente de agua’, ‘Skandalon’, el ‘Moby Dick’ de Olivier Jouvray o ‘Koma’. En esta ocasión os presentamos el cómic que recibió el Premio Castelao del Cómic en 2014, ‘El infierno del dibujante’, cuyo título os sonará por su similitud al del cómic de cierto autor valenciano y, si os paráis a comparar, la portada también es semejante a la de otra historia del mismo autor. Solo el primer vistazo al tomo creado por el gallego Kiko da Silva nos da una idea de la capacidad de este autor para la parodia, una parodia que casa a la perfección con las páginas que se encuentran en el interior.
Ser dibujante de cómic no es sencillo, ya os trajimos una prueba de ello en el alocado cadáver exquisito que formaba ‘Mastodonte’, y del mismo modo que éste cambiaba de estilo gráfico cada ciertas páginas, en ‘El infierno del dibujante’ encontramos una idea similar llevada por un camino diferente. Lejos de reunir a un numeroso grupo de dibujantes que se dan el relevo unos a otros, Kiko da Silva hace gala de su capacidad de cambiar de registro gráfico imitando a algunos de los grandes de la historieta como son Ibañez, Uderzo o Quino. Pero no nos adelantemos a los acontecimientos, antes hay que hablar de Manuel Pardo, el casi octogenario protagonista de ‘El infierno del dibujante’, dibujante de vocación sin éxito alguno, no por ser un mal historietista, todo lo contrario; el unico problema del señor Pardo reside en su lentitud a la hora de entregar sus proyectos, encontrándose conque esa gran idea triunfadora que tanto le ha costado plasmar en el papel ya se le ha ocurrido a otro días antes.

El infierno del dibujante_Page_1Da Silva nos hace un repaso de varios de los clásicos de la historieta a través de la vida de este autor, como ya hemos dicho antes, imitando algunos títulos de Francisco Ibañez como son ‘Mortadelo y Filemón’, ‘Rompetechos’ y ’13 Rue del Percebe’, dando un breve repaso por lo que significaba la editorial Bruguera, sin detenerse en tantos detalles como ya hiciera Paco Roca en ‘El invierno del dibujante’, título que Da Silva parodia en este tomo. Sin éxito en la Barcelona de 1958, Manuel Pardo pasa por Francia y Argentina corriendo la misma suerte con los conocidos autores de ambos países Albert Uderzo y Quino. El desgraciado protagonista de esta historia no solo tiene mala suerte al entregar sus obras después del resto de autores, sino que además sus viñetas tienen un humor muy adelantado a la época, un tipo de humor actual para nosotros, recurso que utiliza Kiko da Silva para satirizar a la sociedad del siglo XXI con estos famosos personajes. ¿Os imagináis a Mafalda y sus amigos hablando de nuestros problemas actuales?

El infierno del dibujante_Page_2‘El infierno del dibujante’ es un collage visual en el que encontramos unas páginas con un estilo muy personal, creadas con mucha dedicación, las que protagoniza el propio Manuel Pardo, junto con todos los cómics que este nunca llegó a publicar. Además, de tanto en cuando podemos leer las páginas del diario de Manuel Pardo que nos cuentan sus andanzas en el mundo del cómic y que sirve para hilar todo el relato para llevarnos hasta el presente. Desde luego, no se puede negar aquello que escribe Carlos Portela hacia el final de esta obra, y es que Kiko da Silva ha demostrado mucho amor hacia este medio.

Dibbuks publica este tomo de 64 páginas a color en cartoné que encantará a aquellos nostálgicos de las historietas que Kiko da Silva homenajea. ‘El infierno del dibujante’ es una obra que se encuentra dentro de la Colección Diviértete de la editorial y podéis añadirlo a vuestra colección por el precio recomendado de 16€.

Kiko da SilvaKiko da Silva (Vigo, 1979) es un historietista, director editorial e ilustrador español que empezó su carrera muy joven, a los 16 años ya había publicado un libro ilustrado y empezó a trabajar como humorista gráfico en ‘La Voz de Galicia’. Al año siguiente ganó su primer galardón dentro del mundo del cómic, el premio Ourense de Banda Deseñada al mejor autor aficionado. Se especializcó en pintura en la Facultad de Bellas Artes de Pontevedra y desde entonces no ha parado: en 2001 fundó la revista ‘BD Banda’ que aún dirige junto a Cano Paz. Al año siguiente crearía un cómic titulado ‘Fiz nos biosbardos’ para el suplemento infantil ‘Golfiño’ de ‘La Voz de Galicia’. Ha trabajado en la revista infantil ‘Mister K’ así como en ‘El Jueves’. Además de ‘BD Banda’, en 2007 lanzó la revista satírica ‘Retranca’.

Un gran aporte a la industria española del cómic fue la creación en 2012 de la escuela gallega de cómic e ilustración ‘O Garaxe Hermético’, donde dan clase Miguelanxo Prado, Miguel Porto y el propio Kiko da Silva entre otros. En 2014 ganó el premio Castelao del Cómic con ‘El infierno del dibujante’.

[review]

Portada_El infierno del dibujanteManuel Pardo es un dibujante de 72 años que lleva toda la vida dedicándose a crear historietas… pero a pesar de su versatilidad y destreza con el lápiz, nunca ha sido capaz de publicar ninguna. Cada vez que crea una historieta descubre que alguien se le ha adelantado y ha publicado una igual a la suya. ¡Qué mala suerte! Pero el incansable Manuel seguirá intentando ser el más rápido para lograr que le publiquen alguno de sus cómics… siempre y cuando alguien no lo haga antes que él. ¿Lo consguirá?

Honrando a los grandes clásicos de la historieta con un gran respeto, Kiko da Silva es capaz de mezclar con gran maestría un dibujo intimista y dulce -que narra la vida de Manuel- con una excelente imitación de los cómics que desde niños hemos leído. Junto a esta increíble calidad en la ilustración, nos encontramos con un guion muy original lleno de guiños hacia el lector, y que sorprende gratamente por su posible veracidad. ¿Quién no ha pensado en hacer algo para darse cuenta que alguien ya lo hizo igual? Una historia que te atrapa desde el principio y cuya mezcla de estilos enriquece aún más, si cabe, un cómic de por sí fantástico.

El infierno del dibujante

Me gusta vivir entre manjares dornienses y montañas de libros. Picoteo comics de oriente a occidente. Unos días los paso luchando contra supervillanos y otros me gusta colarme en la Universidad Invisible a charlar entre ‘oooks’ con el Bibliotecario con el fin de que me preste de algo nuevo de Neil Gaiman. Si algún día tengo descendencia se llamarán Fantasía y Ciencia Ficción. Pasé cuatro años en Gandía estudiando Comunicación Audiovisual. De mayor quiero ser como Glen Keane, por lo que poco a poco me voy haciendo un hueco en el mundo de la animación, aunque entre codazos hago mis pinitos en el dibujo y la escritura.

¡No te vayas sin comentar!