‘Croqueta y Empanadilla’ #2

Croqueta-y-empanadilla-2-portadaEn nuestro país, desde hace décadas, el humor gráfico ha sido clave para alegrar nuestras vidas, teniendo grandes historietistas nacionales, pasando también por prensa especializada como la mítica revista ‘TBO‘ o ‘El Jueves‘. Aunque ahora quizás el género no esté pasando su mejor momento, siempre surgen nuevos talentos dispuestos a hacernos reír en tan solo unas pocas viñetas. Es el caso de la joven Ana Oncina, quien con ‘Croqueta y Empanadilla’ logró encandilar al público con las sabrosas historias de esta peculiar pareja de productos fritos. Su primer volumen supuso un gran éxito el pasado año para Ediciones la Cúpula y su autora, recibiendo premios y grandes críticas, y actualmente ya van por una 8ª edición del título. Gracias a la fantástica acogida por parte del público, la obra ha traspasado nuestras fronteras y ha sido editada en Francia.

Ahora, un año después, la extraña y divertida pareja vuelve en un nuevo volumen con nuevas y desternillantes historias con las que sacarnos la mayor de las sonrisas. A pesar de sus diferencias, discusiones y malentendidos, Croqueta y Empanadilla están hechos el uno para el otro, teniendo también sus románticos momentos.

Croqueta y Empanadilla página 23Las historias imaginadas por Ana Oncina destacan por lo cotidiano, por lo que nos veremos muy reflejados en ellas, sobre todo si tenemos pareja o alguien muy cercano con el que compartimos momentos juntos a todas horas. La autora alicantina logra transmitir un gag o anécdota en tan solo unas viñetas, algo muy importante a la hora de dedicarse al humor gráfico. Cualquier acción diaria que hacemos puede dar para una situación cómica, donde la convivencia de pareja, el cuidado de la mascota o el trabajo puede resultarnos divertido y hacer que empaticemos con el simpático dúo protagonista.

El dibujo de Ana Oncina destaca por un estilo cartoon propio, cercano a la caricatura y al cómic humorístico, donde destacan los personajes minimalistas y sencillos, muy originales y carismáticos. Eso, unido al gran colorido y limpieza de la obra, lo hace destacar, consiguiendo que los protagonistas transmitan con tan sólo unos pequeños rasgos y gestos. En un mundo de humanos, Croqueta y Empanadilla logran cautivar al lector con su diseño adorable que recuerda a las mascotas del manganime japonés.

Croqueta-y-empanadilla-2-contraportadaAl igual que el anterior volumen, La Cúpula nos trae una edición rústica con sobrecubiertas, 124 páginas a color, a un precio de 12’5 euros. Con una maquetación minimalista y muy colorida de gran acabado que entra inmediatamente por los ojos, adornada por los simpáticos protagonistas del cómic.

El único pero del cómic, es su brevedad, puesto que su fácil y amena lectura hace que nos lo terminemos en un suspiro, quedándonos con ganas de más anécdotas de esta pareja tan entrañable. Su tamaño de bolsillo y su estructura, divida en pequeñas historias, lo hace ideal para llevar en viajes cortos de camino al trabajo o a la universidad.

‘Croqueta y Empanadilla’ 2 demuestra el gran talento emergente que hay en nuestro país, y que se puede hacer un excelente cómic humorístico para todos los públicos y edades, destilando un buen gusto y mimo por los personajes e historias. En estos tiempos de crisis, ‘Croqueta y Empanadilla’ se convierte en el regalo perfecto para tu pareja o tus seres queridos y darles un toque de sabor a su vida con estos dos personajes tan salados.

Ana Oncina es una dibujante e ilustradora alicantina que se licenció en Bellas Artes en la Universidad Politécnica de Valencia, especializándose en la categoría de ilustración y animación. Su salto al mundo del cómic llegó con ‘Croqueta y Empanadilla’, todo un éxito de ventas y crítica, el cual en 2014 fue ganador del premio popular a mejor Obra en el Salón del Cómic de Barcelona. Además de la obra original, Ana ha publicado el segundo volumen de ‘Croqueta y Empanadilla’ y un especial de Navidad, todos publicados por Ediciones La Cúpula. [review]

Croqueta y Empanadilla 2

VUELVE LA PAREJA MÁS SALADA

Qué bonita es la vida cuando se enciende la chispa del amor y encuentras a tu media naranja, aunque ésta tenga forma de empanadilla glotona o de croqueta marisabidilla. A partir de ese momento todo luce de otro color, hasta las tareas más rutinarias, como la limpieza doméstica o ir a la compra, se hacen más llevaderas. Y lo sabes bien porque tú también lo has vivido. A fin de cuentas, Croqueta y Empanadilla somos todos.

Croqueta y Empanadilla #2

¡No te vayas sin comentar!