Gotham Central 1: En el cumplimiento del deber

El tomo publicado por ECC
El tomo publicado por ECC

Ser policía en Gotham City no es fácil. Esa ciudad es un infierno, con los índices de criminalidad constantemente por las nubes, siempre al borde del colapso social, lastrada por un departamento podrido por la corrupción y los manejos políticos. Además, están los pirados. Las mafias, las bandas  el crimen tradicional no son suficientes para un sitio que parece la antesala del infierno, así que, de cuando en cuando, algún maníaco disfrazado con aires de genocida pone en jaque a la ciudad, y deja al departamento a la altura del betún.

Porque siempre está él. Después de tantos años, ningún policía de Gotham sabría decirte si es una maldición o un regalo de los dioses. Sea como sea, es duro vivir bajo la sombra del murciélago.

¿Qué le queda a un policía atrapado en la frontera entre la civilización y el caos absoluto? ¿Cómo se enfrenta uno al abismo que devuelve la mirada? ¿A qué se aferran los hombres y mujeres del departamento de policía de Gotham City?

Son estas las preguntas que sustentan la base narrativa de esta fenomenal obra nacida de la colaboración única entre dos autores  especialistas en la construcción de entornos urbanos oscuros y opresivos. Con la vista puesta en el policial clásico, Ed Brubaker y Greg Rucka son capaces de un salto mortal del que no siempre se sale indemne: escriben un cómic de Batman sin Batman.

Brubaker y Rucka son viejos conocidos de la serie negra. En las turbias aguas de pesadillas callejeras y el mundo del crimen, ambos autores han forjado un curriculum envidiable, que les ha aupado a lo más alto de la industria del cómic americano. Esta colección es parte esencial de ese éxito, en la que ambos encuentran la conjugación perfecta de sus habilidades narrativas para la construcción de un mundo creíble, realista y sórdido, en el que personas normales tienen que enfrentarse a monstruos y no verse atrapados por la locura que impera en las calles de la ciudad. Acompañados por Michael Lark en el aspecto visual de la obra, Gotham Central se convertiría en uno de los grandes éxitos de DC a principios de siglo, ganadora de alguno de los premios más importantes de la industria. Ahora que ECC nos ofrece la reedición en tomos de este magnífico cómic, es hora de adentrarnos en la contradictoria y a veces insípida labor policial en un lugar tan especial.

En este primer tomo, Brubaker y Rucka dejan bien claras la líneas de su historia, basada en la construcción de un excelente entorno urbano y unos personajes humanos y llenos de matices. En cierto modo, la propuesta de estos escritores recuerda a The Wire en sus planteamientos aunque, pos supuesto, con todos los matices que incluyen el universo de Batman. Si Baltimore era un reflejo de todas las ciudades de Estados Unidos a pesar (y gracias a) de sus localismos, Gotham se convierte en el espejo distorsionado de todas las pesadillas modernas sobre la oscuridad que se esconde en las esquinas olvidadas de las megaurbes del planeta. Las interioridades y limitaciones del sistema se hacen un mundo para aquellos que son engullidos por la realidad defendiendo una placa y unos ideales, corrompidos y convertidos en una broma.

La sombra del murciélago
La sombra del murciélago

En el primer arco argumental de este recopilatorio, En el Cumplimiento del Deber, el departamento de policía de Gotham se enfrenta a la muerte de un compañero. El encuentro inesperado y totalmente accidental con Mr. Frío se cobra una vida, demostrando el sadismo de este enemigo clásico del murciélago. El impacto de este hecho descoloca al departamento, incapaz de enfrentarse a sociópatas de tal calibre sin la ayuda de Batman, cosa que reconcome a algunos de los miembros del cuerpo. El orgullo y la fe en la justicia lleva al detective Driver a resolver el último caso de su compañero caído en el segundo arco argumental, Motivo, policiaco clásico donde nada es lo que parece. En Media Vida, alguien pondrá patas arriba la existencia de Renee Montoya, que asiste sin capacidad de reacción al derrumbe de todos los pilares sobre los que sostiene su vida. En esta historia comenzó un auténtico viaje a los infiernos para la aguerrida detective, que tardó años en cerrarse del todo. De hecho, lo hizo fuera de las páginas de Gotham Central, ya que el culmen de su vía crucis personal se produjo en la recordada colección semanal 52. La caída en desgracia de Montoya es, sin duda, uno de los momentos álgidos de la serie y buena muestra del potente y arriesgado punto de vista que Brubaker y Rucka imprimieron en la colección.

Como decíamos, Brubaker y Rucka forman un combo perfecto. La capacidad de creación de ambientes opresivos y malsanos llenos de tensión de los que ambos hacen gala, se engrandece con la intuición a la hora de dar vida a los personajes. En ese aspecto se nota el toque de Rucka, un tipo con especial sensibilidad para el desarrollo de personajes femeninos. Una historia tan poderosa como la caída en desgracia de Renee Montoya no tendría sentido si no estuviese en riesgo la vida de una mujer que nos importa, que nos resulta familiar, cuyos problemas somos capaces de entender. Una mujer fuerte golpeada por la ciudad que ha jurado proteger, un fabuloso ejemplo de cómo se crea la conexión entre el lector y los protagonistas de la historia. Fabulosa lección de dos maestros; saben que las mejores historias se deben a su credibilidad, aunque sea en el extravagante universo de las aventuras de Batman.

Renee Montoya contra el mundo
Renee Montoya contra el mundo

Michael Lark deja su impronta en el carácter de la serie, excelente muestra de trazo duro y decisiones perfectas para establecer el tono de la colección. En esta serie prima la calma, la tensión de acontecimientos que no se precipitan, que siguen un premeditado esquema de sabor a serie negra. Cada plano, cada acercamiento a los personajes, debe ser planteado para la transmisión de esas emociones y ambientes. Cuida los detalles, la expresión y el movimiento de sus personajes. Los decorados son vibrantes, llenos de vida, y parece que respiramos el olor a café y oímos el golpeo de las teclas de un ordenador entre las paredes de la comisaría. La narración encuentra un aliado perfecto en la visualización de Lark de todas esas ideas sobre el papel. Vemos influencias del impresionante trabajo de David Mazzucchelli, pero trasladados a un trabajo lleno de personalidad y contundencia.

En este primer volumen de Gotham Central damos los pasos iniciales dentro del siniestro mundo de los hombres y mujeres del departamento de la ciudad. Gotham se transforma de nuevo en la gran alegoría acerca de todos nuestros miedos urbanos, elevados a la enésima potencia. La ciudad del murciélago no es amable, y a veces se cobra un precio definitivo por mantener la integridad y la cordura. Excepcional comienzo. Queremos más.

El primer volumen de Gotham Central recopila los números del 1 al 10 de la colección original, publicada en USA por DC en 2003. 240 páginas a todo color encuadernadas en cartoné, su precio de venta al público es de 23 euros. Todo un clásico en formato de lujo.

[review]

Gotham Central es la aclamada serie que narra el día a día del Departamento de Policía de Gotham City de la mano de Ed Brubaker (Batman: Gotham Noir), Greg Rucka (52, Superman: Ruina) y Michael Lark (Batman: Nueve vidas).

En este primer volumen, los oficiales se tendrán que enfrentar a la muerte de uno de los suyos en En el cumplimiento del deber y después tendrán que resolver el último caso de su malogrado amigo en Motivo. Finalmente, en Media vida, alguien sacará del armario a Renee Montoya y pondrá su vida patas arriba en una historia que fue merecedora de los premios Eisner, Harvey y Gaylactic, además de dar inicio a una saga que culminaría unos años después en 52.

Ver en Whakoom

¡No te vayas sin comentar!