Queen and Country #1, de Greg Rucka

Greg Rucka es un autor que se caracteriza por aplicar un toque noir a sus guiones, algo que se suele reflejar también en la elección de los dibujantes que le acompañan. Sin duda se ha hecho todo un nombre en el mundo del noveno arte, y ha firmado obras que respaldan su fama, como puede ser por ejemplo el caso de ‘Gotham Central’, serie en la que colaboró con su amigo Ed Brubaker, escritor con el que comparte muchas características. Por eso, cuando me dijeron que ‘Queen and Country’ era la mejor obra de Greg Rucka hasta la fecha, tuve que hacerme con ella de inmediato para comprobarlo.

Queen & Country

¿Y de qué narices va esto de ‘Queen and Country’? ¿Un cruce de Freddy Mercury y Taylor Swift? Pues no, parece ser una historia de espías británicos con protagonista femenina. Empezamos bien entonces, ese género encaja muy bien con el autor, que además siempre ha hecho personajes femeninos muy interesantes, así que me espero algo grande. Por otro lado veo un baile continuo de nombres en las labores de dibujo, lo cual en principio parece un punto en contra.

Nada más empezar a leer las primeras páginas de este cómic cualquier seguidor de la serie de televisión ’24’, protagonizada por Kiefer Sutherland en el papel del incombustible agente de la C.T.U. Jack Bauer, se verá inmerso en una situación que no le debe resultar ajena. Un agente de campo metido en mitad de una operación secreta en un país extranjero para acabar con un peligroso traficante de armas y apoyado en la distancia por una sala llena de pantallas y personal técnico que le dan toda la información relevante en tiempo real mientras monitorizan toda la zona en la que se mueve. Pero quizás esta primera impresión no sea del todo correcta, ya que aquí el tono de la historia es bastante distinto.

Queen and Country Greg Rucka

En este caso no hablamos de una organización estadounidense, sino de una británica. No hablamos de un todopoderoso hombre de acción, sino de una mujer que, aún estando entre lo mejor de lo mejor, es falible. No todo se resuelve mediante momentos de acción espectacular, sino que nos movemos en un tono mucho más sobrio y realista en el que a veces resolver una crisis internacional no consiste en desactivar la bomba nuclear en el último instante, sino en tener los argumentos apropiados en una reunión dentro de un despacho con la gente adecuada.

Pues que aburrimiento, ¿no? Pues no. ‘Queen and Country’ ha ganado un premio Eisner como mejor serie nueva en 2001 por méritos propios. Su autor se esmera en construir una historia real de personajes reales que se mueven en un mundo contemporáneo y realista lleno de conflictos políticos cuyas consecuencias son los encargados de controlar y reparar cuando es necesario. Tara Chace, nuestra protagonista, es una agente de campo del SIS (Servicio de Inteligencia Secreto) que, a pesar de sus fuertes convicciones patrióticas (“por la reina y por la patria”), no está exenta de poner en duda todo el sistema que sustenta su forma de vida. Paul Crocker, su superior, vela por su salud y la de sus compañeros (aunque a veces no lo parezca) desde los despachos de Londres y las reuniones clandestinas con la CIA.

Cada uno de los tres arcos argumentales de los que consta este volumen lleva por título el nombre de una operación que está en el centro de la trama relatada en dicho arco: Operación Primera Piedra, Operación Lucero del Alba y Operación Bola de Cristal, historias siempre relacionadas con el terrorismo internacional pero que distan mucho de resultar repetitivas, con las que viajaremos por distintos puntos del globo y viviremos toda clase de situaciones límite. Y no solo de eso puede presumir ‘Queen and Country’, sino que además nos presenta a un elenco de personajes más o menos fijo a lo largo de los tres arcos con los que el lector llega a encariñarse, pero no precisamente por su carisma sino más bien por su tridimensionalidad, ya que con el paso de las páginas todos acaban haciéndose bastante reales para el lector.

Queen and Country Greg Rucka

No se si estamos ante la mejor obra de Greg Rucka como muchos aseguran, pero desde luego estamos ante una gran obra. Y el mérito del autor se hace patente enseguida, ya que basta con darle una mínima oportunidad al cómic para darse cuenta de la gran tarea de documentación e investigación que Rucka ha tenido que llevar a cabo para conseguir que el lector se dé cuenta de que no está en una historia de héroes y villanos, de buenos y malos, sino en una historia gris y real cuyos efectos podrías ver perfectamente en en la sección internacional del noticiero que se emite a la hora de comer.

En cuanto al apartado gráfico, lo primero que hay que decir es que se trata de una obra en blanco y negro y que cada uno de los tres arcos argumentales está dibujado por un artista distinto, y eso en este caso es algo que actúa en detrimento del cómic en conjunto ya que los estilos de los dibujantes, aunque no sean radicalmente distintos, sí que tienen diferencias más que notables.

Hay que destacar el nombre de Steve Rolston, el dibujante del primer arco, que hace un trabajo sublime. Un trazo sencillo y una narrativa prácticamente perfecta que quizás se acerque más al estilo de un álbum europeo que al de un cómic americano son sus señas de identidad. En esta obra, Rucka delega gran parte del trabajo narrativo en el dibujante, prueba de ello es que podemos ver en muchas ocasiones varias páginas carentes de una sola línea de texto, y aquí es donde Rolston demuestra su saber hacer. Algo en apariencia muy sencillo pero que no lo es en absoluto. Y se agradece el detalle de estilo del artista que para que el lector diferencie cuándo la acción se desarrolla durante la noche pinta el fondo de la página (que no de las viñetas) de negro, pudiendo así mantener sus dibujos limpios y claros.

Stan Sakai, Brian Hurtt y Leandro Fernandez, encargados respectivamente de un interludio en el primer arco, del segundo y del tercer arco, son el resto de dibujantes que colaboran en este tomo recopilatorio. Si bien todos cumplen de forma como mínimo aceptable con su trabajo, ninguno consigue llegar al nivel de Rolston. En las páginas de estos vemos mucha más presencia del negro, algo que puede resultar apabullante para el lector en ciertos momentos y que provoca que a veces la narración pueda resultar ligeramente confusa. Aún así, muy disfrutables.

El primer tomo de ‘Queen and Country’ publicado por Planeta Cómic se presenta en formato rústica con solapas. Contiene 376 páginas, con un tamaño de página de 15 x 23 cm, y presenta los números contenidos en la edición americana bajo el título ‘Queen and Country Definitive Collection 1’. Este volumen incluye además todas las portadas de los números de la edición americana de la colección así como un apéndice final de 30 páginas con bocetos de los personajes y de alguna de las páginas y portadas de cada uno de los artistas involucrados en el tomo, además de una pequeña biografía de todos ellos. El precio de venta recomendado es de 20€ y se puso a la venta en abril de 2015.

Queen and Country

‘Queen and Country #1’

Queen and Country, la serie de espías del aclamado novelista y guionista de cómics Greg Rucka, laureada por la crítica y ganadora del Premio Eisner, regresa en una colección de integrales masivos. En este primer volumen, los lectores conocen a Tara Chace, agente de campo del S.I.S. mientras se adentran en el emocionante, y a veces devastador, mundo del espionaje internacional. Mientras tanto, el Director de Operaciones Paul Crocker se debate entre la lealtad a su gente o a los políticos a los que debe servir.

Con dibujos de ilustradores tan emocionantes como Steve Rolston (‘The Escapists’), Brian Hurtt (‘Gotham Central’, ‘The Sixth Gun’) y Leandro Fernández (‘Punisher’, ‘Northlanders’).

Queen and Country #1

¡No te vayas sin comentar!