Días de destrucción, días de revuelta

Días de destrucción, días de revuelta

“Hace tiempo, soñaba con América. Ahora, sueño con volver a Guatemala y estar con mi hija y mi familia”. Con este pensamiento se desvanece el “sueño americano” de Ana (nombre ficticio), una mujer guatemalteca a la que los periodistas Joe Sacco y Chris Hedges entrevistan para su obra ‘Días de destrucción, días de revuelta’ que la editorial Planeta Cómic ha publicado en nuestro país.

03-2EEUU, cuna del capitalismo y modelo desarrollista para el resto del mundo, oculta en su interior un cáncer que ya ha mostrado los primeros síntomas, como vimos el 17 de septiembre de 2011 en Nueva York, con el estallido de una revuelta por parte de cientos de activistas que intentaron ocupar Wall Street. Esta enfermedad, generada por el propio sistema económico del país, ha sido plasmada por los dos periodistas antes mencionados, quienes se embarcaron en un viaje por los diferentes estados, recopilando cinco puntos de EEUU en los que aún se vive en unas condiciones nefastas e incluso “esclavitud”, aunque esta se da como resultado de la maquinaria capitalista con la que día a día se bombardea a los ciudadanos.

En el primer capítulo, “Días de pillaje”, el lector viaja a Pine Ridge, Dakota del Sur, para conocer cómo viven en esta reserva los pocos nativos que han sobrevivido a su exterminio cultural. Hedges se encarga de dar voz a los más vulnerables, mientras que Sacco plasma en las páginas algunas imágenes e historias, haciendo así estas más visuales para el lector.

Mediante entrevistas a las personas afectadas directamente por las situaciones que se narran en cada capítulo, vamos conociendo cómo esa “grandiosa” imagen de EEUU que nos venden, oculta en su interior un mal que de no ser por periodistas como Hedges o Sacco, permanecería oculto, ya que los afectados son personas sin recursos que no pueden hacerse oír.

Días de destrucción, días de revuelta

El segundo capítulo, “Días de asedio”, se centra en Camden, Nueva Jersey, una barriada posindustrial, que como muchas otras, está condenada a la miseria, la violencia y la desesperación. El crudo inicio de este capítulo es una muestra del día a día en estos barrios, donde los jóvenes, en su mayoría, se unen a bandas de delincuentes al alcanzar la adolescencia.

“Días de devastación” es el nombre del tercer capítulo, donde viajamos a Welch, Virginia Occidental, una tierra en otros tiempos floreciente y fértil, pero que a día de hoy se ha convertido en un vasto campo grisáceo y árido por culpa de la gran cantidad de minas de carbón que a lo largo de los años las compañías mineras han explotado en la zona. Las búsqueda de vetas ha supuesto la tala de bosques y la desertización de cientos de miles de hectáreas. En este capítulo conocemos cómo vivían su día a día los mineros de la zona, hasta que con el tiempo, la industrialización y el descenso de las vetas, se quedaron sin trabajo, y sin salud.

Días de destrucción, días de revuelta

En “Días de esclavitud” viajamos a Immokalee, Florida, para descubrir que la supuestamente abolida esclavitud, se mantiene aún hoy en día bajo otro término, el de “contrato laboral precario”. Turnos de ocho horas como jornaleros, ganando solo $20 dólares, de los cuales tienen que separar una parte para enviar a sus familias, otra para su comida y otra para pagar un lugar en el que dormir, son una constante en esta zona.

Es así lógico que cuando el lector llega al último capítulo, “Días de revuelta”, entienda por qué se inició esta el 17 de septiembre en la Plaza de la Libertad de Nueva York por parte de cientos de activistas que protestaban ante la situación que en su país se daba.

Días de destrucción, días de revuelta

Chris Hedges y Joe Sacco crean una obra redonda, que pone de manifiesto las miserias internas del país supuestamente más “desarrollado” de la Tierra (entendiendo desarrollo como la idea que el presidente Truman vendió al mundo).

La complementación entre texto y viñetas es magnífica. Hedges se encarga de situar al lector en cada momento y de narrar y documentar todo lo que él percibe, mientras que Sacco le ayuda con sus ilustraciones e historias individuales en formato cómic. La obra no tiene fotos, tiene excelentes ilustraciones de Sacco que sirven como tales.

Estamos ante una nueva propuesta periodística, que traspasa el cómic periodístico hasta convertirlo en una obra sin parangón en la que lectores, habituales al cómic o a la narrativa escrita, pueden disfrutar sin precedentes.

Días de destrucción, días de revuelta

El ganador del Premio Pulitzer Chris Hedges y el ganador del Premio Eisner Joe Sacco dan voz a los más desfavorecidos mediante este libro-cómic que Planeta Cómic ha editado en nuestro país bajo el nombre ‘Días de destrucción, días de revuelta’. Por un precio de 25€, sus 320 páginas en blanco y negro, bajo un formato cartoné, tienen en su parte final un gran compendio de datos, necesarios para una obra de semejante envergadura: notas, bibliografía, índice alfabético y biografías. Sin lugar a dudas, estamos ante una obra de obligada lectura.

Joe Sacco nació en Malta en 1960, aunque en la actualidad reside en Portland, Oregon. En 1988 decide recorrer el mundo y publica sus vivencias en el cómic ‘El fin de la guerra’. En 1996 recibe el premio American Book Awards por su obra ‘Palestina: en la franja de Gaza’, donde cuenta sus dos meses de vivencia dentro del Territorio Palestino. Cuatro años después, en el 2000, publica ‘Gorazde: zona protegida’, cómic en el que cuenta la guerra civil en Bosnia Oriental y por el que se le otorga el galardón Guggenheim Fellowship. En 2003 continúa este trabajo con la publicación de ‘El Medidador’, centrándose nuevamente en el conflicto de la antigua Yugoslavia.

En 2006 recopila varias historia sobre ‘rock and roll’ en su obra ‘But I Like It’, continuando con un trabajo sobre los refugiados chechenos, ‘Chechen War, Chechen Women’. Tiempo después publica ‘Notas al pie de Gaza’.

[review]

Días de destrucción, días de revueltaEdición española de “Days of destruction, days of revolt” (Nation Books -Perseus Books Group-, 2012)

Ensayo con ilustraciones de Joe Sacco, quien también realiza cinco historietas cortas (50 pgs de historieta en total) intercaladas a lo largo del libro.

“En el año 2010, el ganador del premio Pulitzer Chris Hedges y el galardonado historietista Joe Sacco emprendieron una investigación sobre las zonas sacrificadas, vastos territorios estadounidenses consagrados a la explotación en aras de la economía, el progreso y el desarrollo tecnológico.

Su intención era mostrar, mediante palabras y dibujos, cómo es la vida allí donde las reglas del mercado campan a sus anchas; allí donde los seres humanos y el medio ambiente son usados, y luego desechados, para maximizar las ganancias.

Este estudio examina las Llanuras occidentales, tierras en las que los nativos americanos fueron masacrados, los antiguos núcleos de extracción de carbón, hoy en decadencia, las pésimas condiciones laborales en los campos de cultivo del país, y acaba en Zuccotti Park, lugar en el que una nueva generación se rebela contra del mismo estado corporativo que ha legado a los jóvenes una catástrofe económica, política, cultural y medioambiental.”

Días de destrucción, días de revuelta

¡No te vayas sin comentar!