Discurso del nuevo presidente de Nintendo en el funeral de Satoru Iwata

Satoru Iwata Nintendo

Satoru Iwata, quien fuera presidente de Nintendo, murió la pasada semana con tan solo 55 años. El anuncio de su fallecimiento pilló por sorpresa tanto a seguidores de la compañía como a los propios trabajadores, que no esperaban que muriera a tan temprana edad. Después del velatorio, el viernes se llevó a cabo su funeral, evento al que asistieron más de 4.000 personas de todos los lugares del mundo para dar la despedida a quien tantos sueños ha creado a lo largo de su trayectoria. El entierro se desarrolló Kyoto, donde se halla la sede de Nintendo.

Aprovechando el cariño de los fans hacia Iwata, la propia Nintendo ha querido publicar el discurso que Genyo Takeda profirió en su último adiós al programador y empresario japonés. Takeda es, en la actualidad, el nuevo presidente de la compañía junto a Shigeru Miyamoto, aunque el puesto es provisional hasta que se nombre a un sustituto. El emotivo discurso es el siguiente:

Nos reunimos hoy aquí para un funeral conjunto con Nintendo y la familia del señor Iwata, y me gustaría expresar mis más sinceras condolencias. Presidente Iwata, permíteme llamarte Iwata-san, como siempre solía hacer. Iwata-san, nos has dejado demasiado pronto. Acababas de presidir nuestra reunión con los accionistas el otro día, el 26 de junio, por lo que la noticia de tu muerte repentina ha dejado a todos los trabajadores con un profundo dolor. Yamauchi-san te pasó el mando y te nombró presidente de Nintendo en 2002, y los dos directores gerentes sénior de la compañía, Shigeru Miyamoto y yo te hemos ayudado y hemos trabajado junto a ti.

Al tener yo un carácter irritable, lo que más me impresionó siempre es que eras un auténtico líder en todo el sentido de la palabra, lleno de compasión por todo el mundo. Siempre mantenías el diálogo abierto, incluso con los nuevos empleados o con los miembros más jóvenes de los equipos de desarrollo y publicidad, o incluso con los trabajadores de fuera de Japón cuyas diferentes culturas y costumbres podían dificultar las comunicaciones… a veces incluso admitiendo tus propios errores ante ellos. Demostraste que creías que la gente puede entenderse entre sí y que la mejor forma de crecer es a través de la comunicación paciente, incluso si a veces, docenas de veces, o incluso aparentemente sin fin, derivaba en discusiones.

Tuviste éxito al plantar una semilla en los corazones de los empleados y hacerles ver que para resolver un problema hay un ciclo fundamental en el que creas una hipótesis, ejecutas el plan, ves el resultado y luego haces ajustes. Has nutrido cuidadosamente esas semillas y han germinado y madurado en plantas. Hasta ahora, nuestros sucesores y las nuevas generaciones deban unos primeros pasos y luego te buscaban para que les dieras consejo porque no sabían si habían escogido el camino correcto. Ahora ya no pueden buscar tu consejo. Sin embargo, estoy seguro de que ya han tomado la firme determinación de que seguirán por sí mismos, realizando las hipótesis, ejecutando los planes, viendo los resultados y a partir de estos realizando las mejoras y ajustes necesarios por sí mismos.

Afrontar tu increíble fallecimiento seguramente requerirá un tiempo antes de que podamos emerger desde este profundo dolor. Tienes que saber, sin embargo, que las semillas que has plantado, y las plantas que has germinado, darán pequeñas flores que harán sonreír a la gente de todo el mundo y florecerán en una gran flor mayor incluso que tú mismo, nuestro líder, Iwata-san.

Junto con Miyamoto y otros de nuestra generación, juramos en nuestros corazones que seguiremos esforzándonos para que, algún día, podamos presentarnos ante ti con esas flores. Ojalá sigas observándonos y nos guíes a nosotros, a nuestros empleados y a tu familia. En nombre de todos nosotros, me gustaría ofrecer mis más profundas condolencias y mi plegaria más sincera.

Descansa en paz, Iwata-san.

Fuente: Vandal

2 Comentarios

¡No te vayas sin comentar!