‘Dragon Fall Ultimate Edition’ 3

dragon fall 3Después de la entrevista que hicimos a Nacho Fernández, nos quedó claro que el éxito de ‘Dragon Fall‘ fue más una sorpresa que un producto de triunfo previsible. Tal fue el éxito que, dos décadas después de que llegara esta obra, que agradó tanto a jóvenes como a adultos y que ha envejecido de forma formidable, se ha llevado a cabo una nueva edición que imita a la de ‘Dragon Ball‘ que hiciera Planeta con el título ‘Ultimate Edition‘. Pese a que no hace mucho se revelara una nueva edición que recogía las grapas que originalmente fueran publicadas, según Fernández esta es la mejor impresión que se ha hecho jamás de ‘Dragon Fall’. Y vaya si lo es.

Los dos primeros tomos, que ya reseñamos en La Casa de EL, nos mostraban un mundo que parodiaba el ideado por Akira Toriyama. Pero, a su vez, traía consigo muchísimo más. Con capas de humor que, pese a tener claras referencias a la cultura popular de los años 90, sigue siendo desternillante hoy día, ‘Dragon Fall’ exhibía un nuevo universo, más fresco que el original y con un potencial casi a la altura. De esta forma, si bien puede afirmarse que los últimos productos derivados de ‘Dragon Ball’ sirven para poco más que para deleitar a los melancólicos, esto es algo que no ocurre con este cómic. Alejándose de las trivialidades y con un estilo completamente propio, se trata de una obra de total contemporaneidad y que hoy día puede consumirse sin siquiera tener claras referencias del universo al que hace alusión.

En el segundo ejemplar pudimos ver una espléndida sátira a la saga de los Saiyanos (o Puyajines), en esta ocasión protagonizada por un más que carismático Vegetal y su compañero Nappalm, siempre después de la revelación de que Sosón Goku tenía familia en forma de “Kagarrot“. Pero, como suele decirse de este tipo de creaciones, “lo mejor está por llegar”. Y si bien suele decirse que la saga de Freezer de la serie original era la mejor, en el caso de ‘Dragon Fall’ tampoco sería descabellado afirmarlo. Frigo se ensalza como un enemigo más que digno para los protagonistas, y aunque Vegetal roba mucho protagonismo al resto de personajes gracias a su increíble personalidad, ninguno queda atrás en una aventura que avanza de manera formidable.

dragon fall En los primeros dos tomos veíamos que la historia se concentraba en muy pocos capítulos, con un ritmo frenético en el que se contaban muchas cosas en muy pocas páginas; pero, a partir de estos episodios, el ritmo aminora, pasando a explicar la historia con una continuidad más parecida al de ‘Dragon Ball’ y pudiéndose concentrar más en personajes secundarios que la mayoría de veces se obviaban. El mejor ejemplo de esto lo vemos durante la primera trama que se cuenta en este cómic, donde se deja de lado casi totalmente a Sosón Goku y se pasan a explicar dos historias intercaladas. Por un lado, vemos las aventuras que Wilma, Chiqurilín y Chun Gohan (con su peinado de pelo casco) durante su viaje a Vietnamek, donde naufragan en planetas desconocidos a la vez que les ocurren desgracias de todo tipo. Y, por otro lado, observamos qué ha ocurrido con Vegetal tras el combate en la Tierra, algo que sirve también como presentación para Frigo y su peligroso ejército.

Una vez se une Goku a la fiesta en Vietnamek, la aventura toma una perspectiva trepidante. Con poco o nada que envidiar a la historia original, y aportando un humor que sorprende a cada momento, el principio de la saga de Frigo se convierte en una de las mejores etapas de esta colección. Con los combates contra la Fuerza Especial Ranger encabezada por el comandante , y contra los Jefes Militares Dodotia y Zafión, López y Fernández consiguen demostrar que no se estancan por más que les toque hacer cosas muy similares una tras otra vez.

dragon fall 3 Además, se observa una gran evolución respecto a los números anteriores, llegando a tomar sus propios caminos sin temor a salirse del argumento de Toriyama, algo que aprovechan para incluir increíbles cameos como el del Comandante Splok y la nave Enterprisa. Todo ello con un humor muy español (solo hay que ver la referencia a Ibáñez para darse cuenta) pero con una elegancia que le ha llevado a convertirse en la mejor parodia de ‘Dragon Ball’ de la historia. 

En cuanto al dibujo, se observa una constante evolución en el estilo de Nacho Fernández. De lo que podíamos ver al principio del tomo 1 a las viñetas del tercer ejemplar, se clarifica una clara distinción que dota al cómic de una mayor personalidad. Aún así, en estos momentos de su trayectoria, aún estaba lejos de llegar a sus características actuales que podemos ver en otras obras como ‘Los Mundos de Valken: Océanos en llamas‘. Además, el trabajo que hace Álvaro López en las tintas le aporta un atractivo que solo podría haber llegado con su trabajo.

Poco nos queda destacar de la magnífica edición de Dolmen. Las más de 220 páginas editadas en rústica con sobrecubierta y que incluye una serie de extras al final, hacen que merezca la pena pagar 11,95€ para hacerse con tal colección. El único fallo, al igual que hemos destacado anteriormente, es que las portadas de cada uno de los capítulos (algo que era de lo mejor de ‘Dragon Fall’) solo están en la parte interior de la solapa a un tamaño muy pequeño. Esperemos que Dolmen nos deleite con una sorpresa e incluyan todas al final de la colección o en algún número especial.

Nacho Fernández nació hace 41 años en Bilbao. Desde muy joven se dedicaría a dibujar fanzines como hobby hasta que funda Hi No Tori Studio junto Álvaro López, consiguiendo la fama con el manga paródico ‘Dragon Fall’. Posteriormente colaboraría junto David Ramírez la parodia de Saint Seiya, ‘Paladines del Horóscopo’ o en el cómic de Cels Piñol, ‘Fanhunter’.

En la siguiente década, Fernández destacaría con obras propias como ‘Midnight Rockers’ o Kung Fu Mousse. En los últimos años ha realizado la parodia de ‘Juego de Tronos’, ‘Baladita de rasca y chispa 1: Juego de Poltronas’, o el spin-off de Superlópez, ‘El Supergrupo: El superretorno’.

[review]

Profundidades siderales, alienígenas, batallas y persecuciones. Sigue las nuevas aventuras de Goku en esta tercera entrega de Dragon Fall.

Dragon Fall, ese engendro gráfico y literario creado hace 20 años por Álvaro López y Nacho Fernández, vuelve con un nuevo volumen. El tiempo pasa pero Dragon Fall sigue vigente y mejorando como los buenos vinos, siendo todavía hoy la parodia definitiva de las aventuras de Goku y compañía.

Sosón Goku llega a la Tierra a bordo de una pequeña nave espacial que tiene un aspecto similar al pac-man. Se dirige a la casa de Chun Gohan donde se pelean y Sosón Goku acaba mal herido después de ser lanzado desde una montaña. Sosón se convierte entonces en una buena persona y también idiota, obedeciendo todas las órdenes de su nuevo abuelo. Pero una noche mira la luna y se convierte en un mono gigante, y Chun Gohan huye dejando una nota: se ha transformado en una esfera. Después aparece Wilma buscando las esferas de Kehu-Ron capaces de conceder cualquier deseo.

En este cómic, a diferencia del manga original, son 9 esferas del dragón y no 7.

Dragon Fall Ultimate Edition 3

2 Comentarios

¡No te vayas sin comentar!