El Videoclub: El corazón del guerrero

El_corazon_del_guerreroSi haces la prueba de preguntarle a cualquier persona por la primera película de espada y brujería que se le ocurra, lo más seguro es que el noventa y cinco por ciento de la gente se decante por las de Conan. También puede ser que des con un entendido o alguien que le guste dar respuestas originales, en cuyo caso es posible que mencione la de ‘Kull, el conquistador’, o incluso la de ‘El guerrero rojo’. Sin embargo, es casi seguro que nadie se acordará del cine español, ya que nuestro país no es famoso por realizar películas de ese género. No obstante, existe un film patrio que no tiene que envidiarle nada a las producciones americanas de espada y brujería. Me estoy refiriendo a ‘El corazón del guerrero‘.

Así, en el año 1999, Daniel Monzón se sentó por primera vez en la silla de director para llevar a buen puerto un largometraje de 150 minutos protagonizado por Fernando Ramallo (que interpreta a Ramón Belda) y Neus Asensi (que da vida a la prostituta Sonia). También cabe destacar el papel secundario interpretado por Santiago Segura (que encarna al vidente Carlos José).

La película comienza con la incursión de los guerreros Beldar y Sonja en la cripta de la Orden de los Mil Ojos, en cuyo interior se encuentra una poderosa joya conocida como el Corazón del Guerrero. Lo que ambos ignoran es que dicha gema conlleva una maldición que ahora le ha sido transmitida al protagonista de la historia.

Hasta aquí todo parece correcto. De hecho, podríamos encontrarnos en una decente película de Conan (con el que el actor, enfundado dentro del traje bárbaro, guarda cierto parecido). Sin embargo, al instante descubrimos que todo es un sueño y que el bravo Beldar no es otro que Ramón Belda, un friki con escaso éxito social cuya mayor afición es juntarse con su reducido grupo de amigos para jugar partidas de rol.

Beldar

No obstante, la vida del protagonista es bastante peculiar, ya que, con bastante frecuencia, le asaltan visiones sobre su otro yo, que lo llevan a convencerse de que su vida como guerrero pertenece a una realidad alternativa a la nuestra, que es la única verdadera.

Sus dos obsesiones son librarse de la maldición y conservar el amor de la guerrera Sonja (a la que cree haber reconocido, en su otra vida, dentro del cuerpo de una prostituta llamada Sonia). Sin embargo, a medida que el protagonista va logrando sus objetivos, también comienza a infiltrarse, sin saberlo, en una conspiración de asesinato político, lo cual le depara funestas consecuencias.

Sin embargo, aunque al principio al espectador no cabe ninguna duda de que Ramón Belda no se encuentra en sus cabales, a lo largo de la película se van descubriendo datos que nos hacen pensar que es posible que el protagonista no esté tan loco como parece. ¿Es plausible dar por cierta la teoría de las realidades alternativas o todo se reduce a un nivel de locura tan desconcertante que sólo busca confundir al espectador? El director nos deja con una respuesta abierta a la interpretación que cada uno le quiera dar.

Beldar-y-SonjaLas referencias a la obra de Robert E. Howard durante todo el metraje, empezando por los ropajes que llevan los personajes en la realidad del guerrero Beldar, son bastante evidentes: cuando el chico es arrestado por asesinato, la prensa le compara con Conan, debido a sus afirmaciones sobre cuál es la auténtica realidad; se hacen constantes referencias al dios Crom y a otras palabras muy familiares en el entorno del cimerio, como la Era Hiboria o Estigia, e incluso el nombre de la protagonista es un descarado guiño a Red Sonja (aunque ella no fue creada por Howard). De hecho, en cierto modo, esta película puede considerarse una adaptación no oficial de las aventuras de la mujer guerrera ideada por el guionista Roy Thomas y el dibujante Barry Windsor-Smith. Teniendo el cuenta el escaso éxito que logró Briggite Nielsen al encarnar el personaje en 1985 y que todavía no se sabe nada del futuro proyecto que se estaba fraguando sobre volver a llevar a Red Sonja al cine, podemos considerar este film como la correcta aportación española a la carrera del personaje en la gran pantalla.

Quizás precisamente por tratarse de algo novedoso es por lo que este film no logró una mala acogida por parte de la crítica. Aunque nunca lo veremos, resultaría bastante curioso que llegase a rodarse una segunda parte que ahondara aún más en la desquiciada mente del  protagonista.

En definitva, tanto si eres un amante del género de la espada y la brujería como si sólo quieres pasar un buen rato con una película española muy diferente a lo que nos tiene acostumbrados el cine patrio, ‘El corazón del guerrero‘ es, sin lugar a dudas, una excelente opción para disfrutar solo o en compañía de tus colegas. Eso sí, sé precavido a tope si no quieres acabar víctima de la peligrosa maldición.

[review]

3 Comentarios

¡No te vayas sin comentar!