El Videoclub: Los Caraconos

Caraconos

Es un hecho de sobra conocido por todos los amantes de los relatos de ciencia ficción que, en 1938, Orson Wells atemorizó a gran parte de los radioyentes norteamericanos con la emisión del programa ‘La guerra de los mundos’, basado en la novela homónima de H. G. Wells. El realismo con que fue narrada la supuesta invasión de nuestro planeta por parte de los marcianos, logró que el público la considerase como una historia verídica que estaba sucediendo en tiempo real. Se trataba, sin duda, de algo novedoso. Sin embargo, en la actualidad, el argumento de los alienígenas que vienen a la Tierra con la intención de diezmarnos ha sido utilizado en tantas ocasiones (incluso mucho antes de que existiera la televisión) que la trama puede acabar por resultar cargante, a menos que la historia esté contada de un modo original. Afortunadamente, aún existen algunos proyectos que saben cómo narrarte el mismo argumento y, a la vez, conseguir que sea algo completamente distinto. Un claro ejemplo es el largometraje de ‘Los Caraconos‘, que es el film que paso a analizar en este artículo.

En 1993, con tan sólo 88 minutos de duración, vio la luz esta película, bajo la dirección de Steve Barron. En el reparto protagonista se encuentran Dan Aykroyd (como Beldar Conehead), Jane Curtin (que interpreta a Prymaat Conehead), Michelle Burke (que se mete en la piel de Connie Conehead) y David Spade (que da vida al agente del INS Eli Turnbull).

La película narra como una pareja de alienígenas, cuya principal característica es una calvicie total y una cabeza en foma de cono, que provienen del planeta Remulak, son enviados a la Tierra como una avanzada de exploración, con la intención de descubrir si se trata de un planeta fácil de invadir. Sin embargo, cuando su nave es derribada por la Guardia Nacional Aérea de Nueva Jersey, Beldar y Prymaat, los dos extraterrestres, deben quedarse a vivir en nuestro mundo hasta que logren hallar la manera de regresar al suyo.

Caraconos

Pese a su extraño aspecto (que la mayor parte de los personajes del film parece no notar), sus estrafalarias costumbres y su peculiar forma de expresarse, los dos alienígenas parecen adaptarse bien a la vida en la Tierra. Incluso después del nacimiento de su hija Connie, Beldar y Prymaat serían capaces de llevar una vida tranquila y feliz en nuestro planeta si no fuera por Eli Turnbull, agente del INS, que está convencido de que esta peculiar familia son inmigrante ilegales a los que hay que deportar. Y la situación empeora cuando descubre que, en realidad, se trata de alienígenas.

Sin embargo, no hay que olvidar que Beldar y Prymatt vinieron a la Tierra con la intención de preparar a los remulakianos para invadir nuestro planeta. Pero, después de vivir tanto tiempo entre nosotros, ¿serán fieles a su raza o defenderán la libertad de los humanos?

Algunas películas envejecen muy mal con el paso del tiempo. Sin embargo, ‘Los Caraconos‘, pese a contar ya con doce años de antigüedad, mantiene su frescura sin ningún problema. Uno de los factores más determinantes para ello es, sin lugar a dudas, la denuncia social que hace el largometraje con respecto al tema de la inmigración ilegal, aunque en clave de humor, por supuesto. Dado que es un tema que, actualmente, se encuentra muy presente en nuestra sociedad, las aventuras de Beldar, Prymaat y Connie son tan disfrutables ahora como lo fueron en 1993. No obstante, los creadores del film aseguran que no tenían ninguna doble lectura en la mente cuando idearon el argumento y que su única intención era entretener.

Pero, ¿de dónde salen estos peculiares personajes? Su origen hay que buscarlo en el exitoso programa americano ‘Saturday Night Live‘. Uno de los espacios del show estaba formado por una serie de sketches protagonizados por dichos alienígenas. Seguro que, cuando comenzó el reality, nadie esperaba que el éxito de estos peculiares seres les llevase a tener su propia película. Por desgracia, como por parte de la crítica hubo tantos defensores como detractores, a nadie le debió parecer buena idea hacer una secuela del film.

Sin embargo, los simpáticos Caraconos no se limitaron a dar el salto a la gran pantalla. En la redacción de Marvel, alguien debió pensar que estos alienígenas podían resultar rentables para la Casa de las Ideas. Esto llevó a dichos extraterrestres a ser protagonistas de su propio cómic.

Coneheads

Actualmente, el cine está muy enfocado en realizar remakes de conocidas películas de los ochenta y los noventa. Aunque no se ha oído ningún rumor al respecto, sólo es necesario que alguien se acuerde de los Caraconos y quiera brindarles una segunda oportunidad.

En definitiva, el film que analiza este artículo no es otra cosa que una divertida película más, cuyo objetivo principal debe ser lograr arrancar alguna carcajada o, al menos, una sonrisa al espectador. Si la has visto y ha provocado ese efecto en ti, su misión está cumplida.

[review]

6 Comentarios

  1. Ya está corregido el error detectado por Javier. Lamento no haberlo arreglado antes, pero la wifi de algunos hoteles es de risa… o más bien de terror.

¡No te vayas sin comentar!