El Videoclub: Terminator I, II, III y IV

El futuro no está escrito. No hay destino. Sólo existe el que nosotros hacemos.

Terminator

Parece mentira que, pese a haber pasado treinta y un años desde que se estrenó la primera película de Terminator, su lema siga gozando de la misma potencia hoy en día. Puede deberse a que el apocalípitico año 2028 que vaticina la saga aún está por llegar. O quizás porque no todo lo que es viejo tiene que quedarse obsoleto (como dice el propio Arnold Schwarzenegger en el reinicio que se ha estrenado este mismo mes). En cualquier caso, para celebrar el regreso a los comienzos, nada mejor que hacer un repaso a los cuatro primeros largometrajes de la saga.

1. Terminator:

Las máquinas surgieron de las cenizas del fuego nuclear. Su guerra para exterminar a la humanidad había continuado con furia durante décadas. Pero, no se libraría la última batalla en el futuro. Se libraría aquí, en el presente. Esta noche…

terminator 1

Bajo la dirección de James Cameron, en 1984, se estrenó en los cines estadounidenes ‘The Terminator‘. Protagonizada por Arnold Schwarzenegger (en el papel del ciborg asesino), la película, de más de 156 minutos de duración, también cuenta con la presencia de Linda Hamilton (como Sarah Connor) y Michael Biehn (que interpreta a Kyle Reese).

Imagina por un momento que alguien te dice que el futuro será un apocalipsis de caos y destrucción y que tu hijo será el jefe de la resistencia humana contra las máquinas. Para liar más madeja, su padre será un hombre que tu propio vástago ha enviado desde el futuro para protegerte. ¿Aún no te duele la cabeza? Pues, tenemos más. Skynet, como líder de las máquinas, ha mandado un Terminator (modelo T-800) para que te elimine antes de que nazca tu hijo. Eso es lo que tiene que enfrentarse Sarah Connor en el filme.

Pese a lo enrevesado del argumento (alguien que manda a otra persona al pasado para que acabe siendo su padre), la primera película de la saga, que parece estar basada en diferente relatos e ideas del escritor Harlan Ellison, resultó todo un éxito y abrió las puertas al comienzo de la saga.

2. Terminator 2: El Juicio Final:

Tres mil millones de vidas humanas se apagaron el 29 de agosto de 1997. Los supervivientes del fuego nuclear llamaron a aquella guerra ‘El Día del Juicio Final‘. Sólo vivieron para hacer frente a una nueva pesadilla: la guerra contra las máquinas. La computadora que controlaba las máquinas, Skynet, envío a dos Terminators a través del tiempo. Su misión: destruir al líder de la resistencia humana: John Connor, mi hijo. El primer Terminator fue programado para destruirme en el año 1984, antes de que naciera John. Fracasó. El segundo fue enviado para destruir al propio John cuando aún era un niño. Igual que antes, la resistencia pudo enviar a un sólo guerrero, un protector para John. La única incógnita era cuál de ellos llegaría antes a él.

terminator-2

En la segunda parte de la saga, estrenada en 1991, James Cameron repite como director, mientras que  Arnold Schwarzenegger y Linda Hamilton retoman sus respectivos papeles de T-800 y Sarah Connor, respectivamente. Completan el reparto principal Edward Furlong (como un joven John Connor) y Robert Patrick (que interpreta al temible ciborg T-1000).

Lo que no nos explica el párrafo introductorio, narrado por la propia Sarah, es que, en esta ocasión, el T-800 enviado desde el futuro es un ciborg que la resistencia ha programado para que sea el protector de John. Por tanto, el nuevo enemigo es el T-1000, mucho más peligroso y mortífero que el robot interpretado por Arnold Schwarzenegger.

Sarah Connor se encuentra recluida en un psiquiátrico, debido a los acontecimientos de la película anterior. Por tanto, el T-800 y John intentan salvarla, a la vez que tratan de eliminar al letal T-1000, cuya única misión es exterminar al que debe convertirse en el futuro líder de la resistencia.

La película dura 137 minutos (156 en su versión extendida), además de contar con un final alternativo. Tuvo tanto éxito que ganó cuatro Premios Óscar (mejor maquillaje, mejor sonido, mejores efectos visuales y mejor edición de sonido) de los seis a los que estuvo nominado, y dos BAFTA por la segunda y tercera categoría ya mencionadas.

De nuevo, la voz en off de Sarah Connor despide la cinta, hasta la siguiente entrega, con estas palabras:

El futuro desconocido rueda hacia nosotros. Por primera vez lo afronto con un sentimiento de esperanza, porque si una máquina, un Terminator, puede entender el valor de la vida humana, tal vez nosotros también podamos.

3. Terminator 3: La rebelión de las máquinas:

El futuro no está escrito. No hay más destino que el que hacemos nosotros mismos. Ojalá pudiera creerlo. Me llamo John Connor. Intentaron asesinarme antes de nacer. Cuando tenía trece años, lo intentaron de nuevo. Máquinas del futuro: Terminators. Mi madre siempre decía que la tormenta se acercaba: El Juicio Final. El comienzo de una guerra entre el hombre y las máquinas. Tres mil millones de vidas se desvanecerían en un instante. Y yo debería liderar lo que quedara de la raza humana hacia la victoria defintiva .Eso no ha ocurrido. No ha caído ninguna bomba. Los ordenadores no se han hecho con el control. Hemos evitado el Día del Juicio Final. Debería sentirme a salvo, pero no es así. Vivo al margen de todo: sin teléfono, sin dirección. Nada ni nadie puede encontrarme. He borrado todas mis conexiones con el pasado. Pero, por más que lo intento, no puedo borrar mis sueños, mis pesadillas. Siento el peso del futuro cayendo sobre mí. Un futuro que no deseo. De modo que no dejo de huir, tan rápido como puedo, a cualquier parte, a ninguna parte.

terminator-3

En esta película, estrenada en 2003 y que cuenta con poco más de 100 minutos de duración, asistimos a un cambio de director, ya que en el lugar de James Cameron encontramos a Jonathan Mostow. Sin embargo, Arnold Schwarzenegger sí vuelve a repetir como el T-800 (de nuevo en el bando de la resistencia). Junto a él podemos destacar a Nick Stahl (como un John Connor ya crecidito), Claire Danes (que encarna a Kate Brewster) y Kristanna Loken (que interpreta a T-X, la tan bella como letal ciborg enviada para matar al líder de la resistencia).

En esta ocasión es John el encargado de narrar la introducción de la película, ya que hace años que Sarah Connor ha muerto de leucemia. Pero, por mucho que el joven huya de su pasado, allá donde él va aparece un Terminator dispuesto a eliminarlo (y de paso matar también a algunos de sus futuros lugartenientes). Por supuesto, un nuevo T-800 viaja en el tiempo para ayudar a John, pero T-X, la nueva enviada de Skynet, es un ciborg de última generación, más peligroso que ninguno al que el personaje interpretado por Arnold Schwarzenegger se haya enfrentado jamás.

En esta ocasión, la veterinaria Kate Brewster se verá metida en medio del asunto, ya que, aunque ella no lo sabe, está destinada a convertirse en la esposa de John y, por tanto, la segunda al frente de la resistencia, porque, por mucho que los protagonistas lo intenten, la guerra entre el hombre y las máquinas es inevitable, como John Connor reconoce al final del film con estas palabras:

Para cuando Skynet fue consciente de su capacidad, se había esparcido por millones de servidores informáticos por todo el planeta: ordenadores corrientes en edificios de oficinas, en cibercafés, en todas partes… Todo era software y ciberespacio. No había núcleo el sistema. No se podía desconectar. El ataque empezó a las 18:18, tal como él había dicho. El Día del Juicio, el día que la humanidad quedó prácticamente destruida por las máquinas que había fabricado para protegerse. Debí darme cuenta de que nuestro destino nunca fue evitar el Día del Juicio. Era, simplemente, sobrevivir a él. Juntos. El Terminator lo sabía. Intentó decírnoslo, pero yo no quise escucharle. Puede que el futuro ya esté escrito. No lo sé. Sólo sé lo que el Terminator me enseñó: ‘Nunca dejes de luchar’. Y nunca lo haré. La batalla no ha hecho más que empezar.

Los críticos no fueron capaces de ponerse de acuerdo en cuanto a la calidad de la película, ya que mientras algunos la encontraron potente y sorprendente, otros la describen como ruidosa, pobre y vulgar. Seguramente, los doce años transcurridos entre la segunda y la tercera entrega, sumados al cambio de director, influyeron bastante en la opinión de la crítica.  Pero, esto no impidió que se rodara una cuarta entrega.

4. Terminator salvation:

En el siglo XXI, el programa Skynet adquirió conciencia de sí mismo. Consideró a la humanidad una amenaza y decidió atacar primero. Los supervivientes del fuego nuclear lo llamaron ‘El Día del Juicio Final‘. Y padecieron otra pesadilla: la guerra contra las máquinas. Para erradicar a los humanos, Skynet fabricó Terminators. La guerra se recrudece y la desesperación de la resistencia humana aumenta. Unos creen que un hombre es la clave de la salvación. Otros creen que es un falso profeta. Se llama John Connor. Es el año 2018.

Nos lo venían anunciando desde el primer film, pero no es hasta esta película, estrenada en 2009, que vemos, finalmente, la guerra definitiva entre hombres y máquinas. El largometraje, de poco menos de dos horas de duración, está protagonizado, en esta ocasión por Christian Bale (que interpreta a John Connor, ya convertido en líder de la resistencia) y por Sam Worthington (que encarna a Marcus Wright). Sin embargo, Arnold Schwarzenegger, que ejercía de gobernador de California en aquella época, no se encuentra en el reparto (aunque, gracias a los efectos informáticos, nos mostraron su cabeza sobre el cuerpo de un ciborg asesino, para que no lo echáramos de menos). Para que el film resultase coherente con el resto de la saga, no faltan las apariciones de Kate (encarnada esta vez por Bryce Dallas Howard) y Kyle Reese (al que da vida Anton Yelchin).

Una guerra sin cuartel entre humanos y ciborgs en la que el Terminator conocido como Marcus Wright, marca la diferencia al cambiar de bando y sacrificar su vida por salvar la de John Connor.

Estaba previsto que esta película fuera la primera de una nueva trilogía que se desarrollaría por completo en el apocalíptico futuro originado por Skynet. Sin embargo, su escaso éxito (el propio Arnold Schwarzenegger declara que está contento de no tener nada que ver con la película porque, según él, es una mierda) dio al traste con la posibilidad de rodar una nueva entrega. No obstante, las siguientes palabras de John Connor dejaban la puerta abierta a esa posibilidad:

¿Qué es lo que nos hace humanos? No es algo que se pueda programar. No se puede introducir en un chip. Es la fortaleza del corazón humano. La diferencia entre nosotros y las máquinas. Se avecina una tormenta en el horizonte. Una época de penurias y dolor. Se ha ganado esta batalla, pero la guerra contra las máquinas se recrudece. La red global de Skynet resiste. Pero no desistiremos hasta que quede destruida completamente. Soy John Connor. No hay más destino que el que nos forjamos.

Mención aparte merece la serie ‘Terminator: Las crónicas de Sarah Connor‘, creada por Josh Friedman, que se mantuvo en antena desde febrero del 2008 hasta abril del 2009. En esta ocasión, Arnold Schwarzenegger tampoco forma parte del reparto, que está  protagonizado por Lena Headey (como Sarah Connor), Thomas Dekker (en el papel de John) y Summer Glau (que interpreta a una Terminator protectora, con aspecto de chica joven, que responde al nombre de Cameron).

las-cronicas-de-sarah-connor

La serie, que duró sólo dos temporadas, se sitúa cronológicamente entre la segunda y la tercera película. Sin embargo, no gozó de mucha popularidad. Además, algunos de los datos que se mencionan en ‘Terminator 3: La rebelión de las máquinas‘ dejan al argumento de la serie fuera de la continuidad.

Es bastante probable que la recién estrenada ‘Terminator: Génesis‘ inicie una nueva saga, lo cual puede salir bastante bien porque, aunque algunas escenas son idénticas a las de las películas antiguas (de hecho hay una que es exactamente la misma), el argumento difiere bastante, lo cual se agradece, ya que uno no paga la entrada del cine para ver un remake calcado de la película original.

Y, a todo esto, el año 2028 se encuentra cada vez más cerca. De modo que será mejor que nos preparemos para lo que pueda ocurrir en el futuro. Y no dudemos ni un segundo si alguien nos aparece de repente y nos dice: “Ven conmigo si quieres vivir” o alguna frase similar.

Reseña
Terminator
Terminator 2: El Juicio Final
Teminator 3: La rebelión de las máquinas
Terminator salvation
Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

7 Comentarios

  1. No estoy de acuerdo con lo que escribis en el articulo con respecto a la serie Las Cronicas de Sarah Connor,la premisa de la serie precisamente fue de buenas a primeras ignorar lo ocurrido en la tercera parte porque fue un fracaso,lo que intentaban era dar a los fans una continuacion digna para Terminator 2,a dia de hoy muchos fans la recuerdan y es considerada serie de culto para muchos aficionados de la saga Terminator,y fue cancelada no solo a que no obtenian la audiencia que querian sino a que el coste de la produccion era muy alto

¡No te vayas sin comentar!