Final Fantasy XIV: Heavensward

Puedo decir que, sin miedo a equivocarme aunque con algún fanático de WoW acechando, Final Fantays XIV: A Realm Reborn es el mejor MMORPG que existe hoy día. Quizás la afirmación os parezca muy categórica y es posible que algunos no estéis de acuerdo, pero el juego tiene todo lo necesario y más para atraer a todos los jugadores fans o no del género. Han pasado casi dos años desde que se lanzase ya el juego y hace unas semanas pudimos hacernos con la primera expansión: Heavensward. ¿Tiene esta expansión lo que hace falta para llevar más allá lo que ofrecía el juego original?

Final Fantasy XIV: Heavensward

Empezaremos con las novedades de la expansión, o como mínimo las más destacables. Lo más obvio es la historia, pues este MMORPG es, al contrario que muchos, dirigido por la historia. Me explico… Muchos juegos te dejan a tu libre albedrío, más o menos, quitando algunas misiones que desbloquean nuevas acciones o incluso limitado por el propio nivel. En el caso de Final Fantasy XIV, la historia juega un papel importantísimo y puedo decir que es de la misma calidad o más de las experimentadas en juegos que no eran online, con el añadido que dura muchas más horas. Esta historia, a parte de permitirte acceder a nuevas zonas y habilidades, será nuestra fuente más directa de experiencia para subir de nivel, con una excelente curva de aprendizaje mediante mazmorras y misiones hasta llegar al nivel máximo para terminar la historia.

Otro de los añadidos es justamente el máximo nivel hasta el que podemos subir a nuestro personaje, siendo este el 60, 10 niveles más que en el juego original. Con esto se incluye no sólo las disciplinas de guerra y magia, como el Bardo, Mago Negro, Ninja y demás, sino que también es extensible a las disciplinas de creación y recolección como el Pescador o el Carpintero entre otros, dando muchas nuevas posibilidades en cuanto a la nuevo equipamiento y materiales que recolectar. En consonancia con este añadido, podemos disfrutar de tres nuevas clases, un tanque (el Caballero Negro), un healer (Astrólogo) y un DPS (Machinist en inglés, lo que sería un pistolero aunque no tenga sentido la traducción). Estos tres nuevos trabajos se pueden adquirir en la primera nueva zona a la que tenemos acceso, Ishgard, y empezaremos ya por el nivel 30, para hacer más sencilla la subida de niveles.

Heavensward clases

Hay 8 nuevas zonas, entre ella la gran ciudad de Ishgard, mucho más grandes que las vistas hasta ahora, pues han implementado uno de los recursos más solicitados, la montura voladora. Para acceder a esta montura primero tendremos que llegar hasta cierto punto de la historia y recolectar una especie de vientos que harán que nuestra montura aprenda a surcar los cielos por esa zona. Es de agradecer que, a diferencia de WoW, debas de encontrar ciertos objetos repartidos por el mapa para poder volar, pues muchas veces usabas el recurso del vuelo para saltar muchas de las secciones de los mapas. Cabe destacar que estos mapas son increíbles a nivel visual, destacando sobre todo las islas flotantes.

No sólo por los ojos nos conquista Heavensward, sino que también a través de los oídos. Por todos es sabido que Final Fantasy tiene un sin fin de melodías conocidas y que hemos podido disfrutar gracias a todos los juegos de la saga, así que no debería de extrañaros si quedáis embelesados por la música de la expansión. Tanto las nuevas melodías de campo como las de batallas son inolvidables, aunque debo hacer especial mención a “Matoya’s Cave”, un tributo a una canción excepcional del primer Final Fantasy además de ser posiblemente la mejor pieza de la Banda Sonora junto a la canción de inicio, Dragon Song.

El nuevo contenido post final del juego (historia) también ha sufrido algunos cambios y nos han añadido un par de mazmorras de máximo nivel que cabe decir no están muy inspiradas, no por la música ni por los enemigos, sino a nivel gráfico. Tampoco son nada amenas a pesar de tenerlo todo de cara. Unas semanas después del lanzamiento oficial, se liberó un nuevo contenido para 8 jugadores, el sustituto de Coil of Bahamut bajo el nombre del Primal Alejandro. Para acceder a este nuevo contenido tendremos que habernos pasado toda la historia y tener un alto nivel en nuestro equipamiento. Dentro de poco, se liberará otro contenido extra, una versión salvaje de esta nueva cadena de mazmorras, aunque todavía habrá más sorpresas en futuras actualizaciones bajo el nombre de 3.1, 3.2, etc. Estas actualizaciones se esperan igual de extensas que las que vimos en la 2.1, 2.2, etc., con nuevo contenido post final del juego y de historia. En el anterior contenido recibimos un nuevo trabajo de asesino, así que es posible que lo que está por llegar sea realmente sorprendente.

Heavensward Sea of Clouds

Heavensward extiende el tiempo del juego original en unas 60 horas en lo que se refiere a historia, pero seguramente en más de 300 si queremos acercarnos a explorar todo el nuevo contenido y sus nuevas posibilidades. Es posible que peque de continuista y no consiga innovar todo lo que cabría esperar de una expansión, pero debo decir que continuar el trabajo existente en este caso no es malo, pues lo que teníamos antes de la expansión ya era excepcional.

Para todos aquellos que no sepáis si entrar a formar parte de este genial mundo, no os asustéis por la nueva expansión, por si el contenido anterior quedará obsoleto o nada por el estilo, pues el juego promueve que los jugadores más experimentados revisiten el contenido anterior para ayudar a los nuevos reclutas para conseguir materiales y objetos únicos en el juego. Por si fuera poco, la comunidad de este juego ha demostrado ser muy madura y suelen ser habituales los encuentros entre jugadores novatos y expertos para terminar contenido antiguo para ayudarles. Podéis además acogeros a los 14 días de prueba en los que degustaréis las delicias que este juego ofrece. Aprovecho que escribo estas líneas para comentaros que juego en el servidor Ragnarok, que si queréis añadiros a la Guild (Free Company en este juego) sólo tenéis que avisarme por aquí y os explicaré como hacerlo encantado. Un tema que sí que puede echar a algunos para atrás es el tema del idioma, pues está en perfecto inglés (o alemán o francés) y no es precisamente del fácil de entender.

Sin más, si queréis participar de una experiencia única de la mano de Square Enix no perdáis el tiempo, un juego que se actualiza sin parar, con los mejores gráficos tanto en PC, Mac, Ps3 o PS4, un sin fin de contenido, una comunidad muy bien avenida y una banda sonora excepcional. Es cierto que muchos dirán que no vale la pena jugar a un juego en el que tienes que pagar cada mes, pero si sois hábiles, por menos de 20 euros podréis jugar más de 60 días con un contenido que ningún juego gratis os puede ofrecer. Creedme, vais a jugar durante un mes, mucho más que a un juego convencional.

[review]

¡No te vayas sin comentar!