‘Hijos del dios tuerto’ de Virginia Pérez de la Puente

A pesar del vapuleo que la literatura histórica le dio a la fantástica hace unos años, parece indudable que la fantasía tiene la vista puesta en el pasado: steampunk, ucronías y otros modos de entender la historia alternativa compiten en las librerías con la narración futurista que solía estar en boga hace unos años. De entre todos los temas que se están tratando, destaca el de los vikingos por su alcance y variedad. No es casual que en los últimos años hayan coincidido varias historias que apelan al público ‘culturalmente disperso’. Mientras que la serie ‘Vikings’ de History Channel va camino de su cuarta temporada, Marvel ha ayudado a hacer resurgir el interés por el panteón nórdico y diversos autores  de la talla de Joanne Harris, Joe Abercrombie, Neil Gaiman o Aranzazu Serrano han mostrado su interés por el tema en sus novelas.

Hijos del dios tuerto de Virginia Pérez de la Puente

Precisamente nos centramos en la literatura para reseñar ‘Hijos del dios tuerto’, la última novela publicada (que no la última escrita) por Virginia Pérez de la Puente, que hasta ahora conocíamos por su saga ‘El Segundo Ocaso’ (de la que forman parte las novelas ‘El sueño de los muertos’ y ‘En la otra orilla’, reseñadas en LCDE).

En la novela autoconclusiva ‘Hijos del dios tuerto’ se trenzan dos historias. Por una parte, la terrenal (ambientada en Midgard), en la que Harek Haraldsson , el jarl de Sørfjord, tiene que decidir cómo proteger a su pueblo, atrapado en un laberinto de venganza y amenazas mayores. Su vida, tejida por las nornas con el hilo dorado de los héroes, se complica todavía más cuando encuentra a Katla, una völva que irá a vivir a Sørfjord acompañada de sus secretos. Por otro lado, los dioses de Asgard se encuentran conmocionados por la cercanía del Ragnarök, profetizada por una völva en nombre de las nornas. El miedo a la muerte de Baldr y a lo que seguiría al Ragnarök provoca que varios de los aesir (y otras deidades residentes) decidan tomar cartas en el asunto y evitar la profecía. El problema, como tanto Harek como los dioses pronto descubren, es que las profecías tienden a cumplirse cuanto más se intenta evitarlas.

‘Hijos del dios tuerto’ empieza la acción de ambas tramas pronto, explicitando las dos cuentas atrás (la del ataque a Sørfjord y la del cumplimiento de la profecía) que marcarán el paso de la novela. A partir de ahí, la narración se basará en un enrarecimiento de las relaciones y un camino que parece que se aleja pero sin querer va acercando a los destinos temidos. El ritmo de la acción es ascendente, si bien a menudo un tanto desigual (escenas que podrían ser anécdotas se alargan un capítulo entero mientras que pasan estaciones en menos tiempo) y en ocasiones tiende a estancarse un poco por el estilo de narración (tercera persona pero con muchos momentos de introspección de los personajes).

Algunos de los temas de la novela ya han sido tratados en su saga ‘El Segundo Ocaso’: el amor trágico pero cargado de sexualidad explícita, las deidades de la vida y la muerte manipulando a los mortales, la traición y el liderazgo político y la magia de la mujeres antepuesta a la magia de los hombres, etc. Aunque la autora es capaz de sacarle mucho partido a esos temas, es cierto que pierde un poco del componente novedoso que la novela, con su ambientación diferente, podría aportar a la bibliografía de su autora.

Con todo, hay mucho disfrutable en el estilo de Virginia Pérez de la Puente: los diálogos rápidos e ingeniosos, la complejidad de las relaciones entre personajes, el lenguaje fresco y de oralidad trabajada, y el cuidado puesto en la documentación, ya que los escenarios y la vida diaria están cargado de detalles realistas que ayudan a transportar y hacer creíble la historia. Para los que os podáis sentir poco preparados para hacer frente a una novela con tanta carga cultural, no os preocupéis. La autora ha incluido dos apéndices para cerrar la novela: el primero lista las runas y su significado y el segundo con un listado de conceptos y dramatis personae.

La historia ambientada en Midgard interesa por ser la más original de las dos, pero es cierto que tiene sus altibajos a nivel de ritmo e interés (la acción y el sentido de la maravilla son pocos en comparación con la historia de Asgard). Sin embargo, como ya comentaba la semana pasada reseñando ‘Ody-c’, las reinterpretaciones de mitos y cuentos  son un arma de doble filo: aunque interesan porque estamos familiarizados con la historia, conocer su desenlace y ver como sigue el camino marcado empaña un poco la originalidad. Aunque ese camino se disfrute (en especial con los episodios “protagonizados” por Loki), no he podido evitar sentir que los capítulos de Asgard alargaban demasiado lo inevitable y que quizás recortar un poco hubiera beneficiado a la novela como conjunto.

Con todo, aunque el final de ambas tramas es previsible, la novela cierra de una manera un poco árida que me hizo correr a la web de la autora para asegurarme de que no se trataba de una primera parte.

Si en ‘En la otra orilla’ se apreciaba la evolución de la autora, en ‘Hijos del dios tuerto’ quizás se adivina demasiado que fue escrita con anterioridad y no está tan pulida. Como ya he dicho, para los que hemos leído otras obras de Virginia Pérez de la Puente antes, quizás ciertas ideas nos parezcan más gastadas. Con todo, sigue siendo una obra disfrutable y un ejemplo de lo mucho que puede hacer esta autora.

Quieres cambiar tu destino, Harek Haraldsson? Llegarán tras el deshielo. Llegarán sedientos de sangre, sedientos de vidas, sedientos de venganza. Y no puedes impedirlo.
¿Quieres cambiar tu destino, Loki? Tu camino está trazado. El camino hacia la traición, el camino hacia la muerte, el camino hacia la destrucción de los mundos. Y no puedes evitarlo.
El destino no se puede esquivar. El destino no se puede cambiar. El destino es.

Las nornas tejen en su tapiz el pasado, presente y futuro de los nueve mundos, entrelazando los hilos de las vidas de dioses, hombres y monstruos. Ocultas bajo las raíces de Yggdrasill, las tres hilanderas empiezan a hilvanar un hilo de oro: el hilo de un héroe, Harek Haraldsson, jarl de un clan de vikingar que se prepara para el ataque de otro fiordo con el que mantiene una deuda de sangre.

Mientras se debate entre la responsabilidad de proteger a su gente y la tentación de sucumbir a la sed de venganza, Harek ignora que su hilo está entretejido con los hilos de los dioses. De sus decisiones dependerá el destino de los æsir y su victoria o derrota en el Ragnarök, que llegará, como los enemigos de su clan, después del hielo.

Reseña
Buena
Traductora y asidua a bibliotecas. La ficción me entra mejor con sagas familiares, cabezología, juegos de palabras y relatos de venganza. Disfruto al leer fantasía épica, ver ciencia ficción, rolear fantasía urbana y escribir realismo mágico.

1 Comentario

  1. Hola Rocío, me interesaría contactar contigo por un tema de unos libros de fantasía epica y sus traducciones. Tienes algun correo, skype, facebook para localizarte o chatear contigo.

¡No te vayas sin comentar!