[MGCC] Bob Layton, el auténtico Tony Stark

Hace ya unas semanas que se celebró la Metrópoli Comic Con de Gijón, concretamente entre el 2 y el 5 de julio, y aunque ya pudisteis en su momento leer la crónica del evento en si, vamos a comentar algunas de las interesantes charlas a las que pudimos asistir en la convención, empezando por la que dio el señor Bob Layton, con Miguel G. Saavedra como conductor.

Bob Layton

Bob Layton es conocido por ser uno de los más importantes artistas que han pasado por la colección de Iron Man. Junto con el guionista David Michelinie, Bob Layton fue responsable de algunas de sus mejores sagas como ‘El demonio en la botella’ o ‘La guerra de las armaduras’, e introdujo algunos de los personajes mas importantes de la serie como su mejor amigo Jim Rhodes (que luego sería más conocido por el nombre de Máquina de Guerra) o su rival Justin Hammer (uno de los villanos en la película ‘Iron Man 2′). Ademas, Bob Layton relanzó a los mutantes clásicos de Marvel en la colección ‘X-Factor’ y ha estado vinculado a series como ‘Capitán América’, ‘Hulk’, ‘Power Man y Puño de hierro’, ‘Hércules’, ‘Secret Wars’ o ‘Hombre Hormiga’, y es unos de los arquitectos de la editorial Valiant.

Lo primero que hizo Bob Layton tras entrar a la sala en la que tuvo lugar la charla fue conectar su teléfono móvil al sistema de sonido para hacer de DJ y ganarse el favor de los asistentes con música bailable, cosa que consiguió sin ningún problema.

Y es que se habla mucho de que Robert Downey Jr. ha nacido para interpretar a Iron Man, pero tras conocer al señor Layton muchos se preguntan si él es la versión Ultimate de Tony Stark. Y él mismo es el primero que comenta este parecido…

Tengo una anécdota muy divertida que me ocurrió durante el rodaje de ‘Iron Man 2’. Yo estaba bromeando con uno de los responsables de los efectos especiales de la película, y Robert Downey Jr., que estaba sentado allí cerca, se acercó y me dijo: “Eh, tú eres mejor Tony Stark que yo”. Y yo le contesté: “Sí, lo sé, soy un gilipollas, pero un gilipollas divertido”.

Posteriormente, Layton habló de varios temas como la historia inédita en la que había trabajado sobre Spiderman con adulterio de por medio, su etapa en la colección de Hércules y sus problemas en la de X-Factor, algunas anécdotas de las historias de Tony Stark que él había escrito, la posible continuidad de Robert Downey Jr. en el universo cinematográfico de Marvel más allá de lo que ya tiene firmado y algunas de sus experiencias en el rodaje de las dos primeras películas de Iron Man.

Bob Layton Iron Man
Robert Downey Jr., Bob Layton y Jon Favreau

El autor también le dedicó unas palabras de afecto a sus fans, con los que siempre está dispuesto a conversar y a los que siempre ha agradecido el apoyo que le prestan.

Por eso no cobro los autógrafos, porque todos los cómics que se compran ya son una forma de apoyar mi trabajo. Cuando sea tan viejo que no pueda hacer nada más, entonces empezaré a cobrar por autógrafo, como Stan Lee.

Layton también habló sobre la gran influencia que tuvo el personaje de James Bond en los cómics de Iron Man antes de que llegara la saga de ‘El demonio en la botella’, ya que por aquella época trataban de darle más importancia a Tony Stark que a Iron Man para dar la impresión al lector que lo que importaba era el hombre y no la armadura. También comentó lo desaprovechado que estuvo el personaje de Justin Hammer (la némesis perfecta de Tony Stark en su opinión) en el universo cinematográfico Marvel, a pesar de que Sam Rockwell es un grandísimo actor “al que le gusta demasiado dar abrazos”. En cuanto al compañero de este en ‘Iron Man 2’, Mickey Rourke, Layton contó alguna anécdota sobre él:

Mickey es un actor del método, y se mantuvo dentro del papel de Ivan durante toda la película. Estaba apartado del resto del reparto, vestido como su personaje, y nadie podía hablar con él sin permiso del director. Eso ya era raro, pero se vuelve más raro aún. Un día, en mitad del rodaje, yo me encuentro situado detrás de Jon Favreau mientras se está preparando la siguiente escena y me pregunta si quiero conocer a Mickey, a lo que yo contesté que no estaba seguro. Favreau se acerca a él y le susurra algo al oído. Mickey se levanta y me hace un gesto para que me acerque. Voy hacia allí con un poco de miedo, ya que tiene los látigos con él, y me dice: “Así que tú eres el tipo que escribe los cómics de Iron Man…siéntate aquí, Ivan va a hacer un gran espectáculo para ti”. Aquello fue lo más raro que me pasó en mi vida.

Por otra parte, Layton dejó muy clara su opinión sobre la tercera entrega de las aventuras de Iron Man en solitario (esa en la que él no estuvo involucrado)…

Es la peor película que Marvel ha hecho jamás. Odio esa película.

Además, cada vez que alguno de los asistentes le hacía alguna pregunta relacionada con esta película, Layton estallaba con la misma frase (siempre con mucho humor, por supuesto):

¿Qué parte de mi odio a esta película no habéis entendido? ¡Es horrible! ¡España, escúchame! ¡Odio ‘Iron Man 3’!

También tuvo tiempo para hablar sobre ‘Ant-Man’, la última película de Marvel Studios, que calificó como la segunda mejor película de Disney después de ‘Iron Man’. Destacó especialmente su sentido del humor y su impresionante escena final que aseguró que iba a dejar a los asistentes totalmente asombrados cuando pudieran ir a verla al cine.

Layton también hizo hincapié en su filosofía de trabajar solo en aquello con lo que estuviera disfrutando, tanto en lo referente a escribir cómics como a su labor en la dirección de Valiant, lugar del que afirma haberse ido cuando dejó de ser divertido para él.

Tuve que pagar 1,7 millones de dolares para irme de allí, pero eso es solo dinero y estamos hablando de mi vida. Si Bob Layton no lo pasa bien en su trabajo, vosotros tampoco lo vais a hacer leyendo sus cómics. Y pido perdón por haber hablado de mí mismo en tercera persona, es la primera vez que lo hago en mi vida.

Sin embargo, dejó claro que no se arrepiente para nada de su experiencia en Valiant, ya que asegura que su etapa en la editorial fue la mejor de su vida (además de haber recibido mucho dinero por el tiempo que pasó allí) y que mantiene una muy buena relación con su equipo actual. Y sobre todo, tiene a Valiant como una de las dos mejores cosas que va a dejar al mundo como legado (junto a Iron Man, evidentemente). Como anécdota sobre la editorial, Layton reveló el motivo por el cual Jim Lee en su momento (cuando trabajaba para la competencia) dibujó una portada para Valiant: unas entradas para un concierto de U2 (del cual Lee es gran fan) sirvieron como soborno para convencer al artista.

Antes de finalizar, Pepe Caldelas (director de Metrópoli Comic Con) hizo entrega a Bob Layton del premio Herb Trimpe “Héroes de los Comic Books” por su carrera durante más de 40 años en el mundo de los cómics.

Bob Layton

De esta manera concluyó la que fue sin duda la charla más divertida de todas las que tuvieron lugar en Metrópoli Comic Con este año, en la que el público disfrutó muchísimo gracias al gran sentido del humor y el espectáculo de Bob Layton, todo un showman.

¡No te vayas sin comentar!