[MGCC] Crónica Metrópoli Comic Con (II)

Tras la primera parte de la crónica de la segunda edición de Metrópoli Comic Con que publicamos ayer, vamos ahora con la conclusión en la que hablamos del resto de actividades de las que se pudo disfrutar el pasado fin de semana en Gijón donde, por suerte, las condiciones atmosféricas no pudieron ser mejores.

Metrópoli Comic Con

Al igual que el año pasado, paseando entre los pabellones te podías encontrar un montón de cosplayers, tanto profesionales invitados como amateurs con muchas ganas y mucho ingenio. Los aficionados también pudieron disfrutar de un Cosplay Photoshop con los invitados, un concurso de cosplay y varias charlas y talleres como “Iniciación al cosplay con Clint & Jillian, Jilstyler y Nadyasonika”, “Armaduras y propmaking para cosplay con Nadyasonika y Shappi”, “Iniciación a la fotografía de cosplay con Clint & Cillian” o “Promocionarse en Twitch con Nadyasonika, Hekady y Kelly Jean”. Hay que mencionar la buena predisposición de todos estos cosplayers (tanto invitados como amateurs) para charlar y hacerse fotos con todo aquel que quisiera tener un recuerdo con su superhéroe favorito o con el protagonista de sus videojuegos.

Otras actividades que se pudieron disfrutar en el evento fueron la presentación del libro ‘Dragon Ball, el inicio de la aventura’ y de los cómics ‘Capitán eclipse: Rescate en la periferia’, ‘Cuentos impopulares’ y ‘1900: Orígenes’ con sus respectivos autores, las charlas “La gran historia de Power Rangers y el género Tokusatsu” y “Los Simpsons” con los actores de doblaje de la serie, el directo del programa ‘Fallo de sistema’ de Radio 3 o la realización de dibujos de Tom y Jerry por el dibujante Oscar Martín. Tiempo para aburrirse precisamente no hubo, más bien todo lo contrario…la gran “pega” de Metrópoli Comic Con ha sido no poder estar en varios sitios a la vez.

También ha habido lugar para la presentación de algunos cómics que no han tenido detrás a una gran editorial que les promociona, como pueda ser el caso del cómic asturiano ‘The Dead’, obra de Agustín Lobato, Jesús Remis y Julio Nieto, una historia de zombies con un estilo similar al famoso ‘The walking dead’ aunque más centrado en el trasfondo de los personajes protagonistas. Allí estuvieron sus autores para dar a conocer su obra.

Otra obra que se ha presentado es la interesantísima ‘Las catacumbas de Salem’, un libro de relatos contados a través de pequeños cómics en nueve episodios distintos ambientados en la misma época, un siglo XIX oscuro y perverso de calles adoquinadas, recovecos lóbregos y faroles de aceite, y cuya acción se desarrolla en la ciudad de Salem, hogar de brujas, demonios, vampiros, bichos, marineros, borrachos y demás. En él han colaborado un montón de artistas: Medellia Gray, Marco Fanjul, Jonathan Rivas, Rafael Mir, Judith Ballester, Nara Kass, Irene Calleja, Nacho Felechosa y Adela Quiles.

También hubo espacio para los amantes de las emociones fuertes, ya que este año el sábado día 4 de julio se celebró en Metrópoli Comic Con el día Zombie en el que los visitantes pudieron participar en la experiencia Survival Zombie, donde tenían que huir agónicamente de los muertos vivientes (en realidad eran personas maquilladas, que nadie se asuste, no consiguieron auténticos zombies) para sobrevivir hasta el final o acabar convirtiéndose en uno de ellos. Pero además los visitantes tuvieron la posibilidad de alquilar su propio zombie para deambular con él atado a una cadena por los pasillos del recinto ferial y de asistir a un taller de pintado de miniaturas zombies con Daniel Santigosa. Si eres fan de los muertos vivientes, estabas en tu salsa.

Como colofón, el domingo, al igual que ocurrió el año pasado, tuvo lugar el desfile de Star Wars en el que numerosas asociaciones españolas de Star Wars (con Orden 66 a la cabeza) desfilaron por las calles del recinto ferial Luis Adaro con sus correspondientes indumentarias de jedis, siths, soldados imperiales y demás, con Darth Vader y el mismísimo Jeremy Bulloch (actor que interpretó a Boba Fett en la trilogía original de Star Wars y al que pudimos realizar una entrevista que pronto podréis leer en La Casa de EL) a la cabeza. Hay que lamentar la ausencia de una asociación con tanto nombre como Legión 501 (de la que el propio Bulloch es miembro), ya que parece que no llegaron a un acuerdo satisfactorio con la organización del evento para asistir. Los fans de Star Wars también pudieron disfrutar de un taller de pintado de miniaturas a cargo de Daniel Santigosa, otro de iniciación a ‘X-Wing Miniatures Game’ y una exhibición de esgrima teatral con sables de luz, además de una charla de Jeremy Bulloch sobre su experiencia trabajando en las películas de la saga cinematográfica espacial más famosa de todos los tiempos.

Metrópoli Comic Con

¿Cómo ha sido esta edición de Metrópoli Comic Con comparada con la del año pasado? Pues, en pocas palabras, más grande, más larga y mejor. Bien es cierto que el año pasado los asistentes tuvimos el placer de asistir a una master class a cargo de Rafa Sandoval y Jordi Tarragona sobre la realización de una portada para Marvel y DC y este año, a pesar de contar con una charla de Rodney Ramos sobre cómo presentar tu carpeta a un editor americano, se ha perdido esa parte artística. También es cierto que el éxito de la anterior edición ha provocado que el evento esté más masificado y haya más colas y más aglomeraciones, así que sería deseable que para futuras ediciones se ampliarán los metros cuadrados disponibles para el evento. Por otra parte, los que hemos procurado asistir a todas las charlas de autores tuvimos que sufrir las sillas de la sala de conferencias del pabellón de videojuegos, que es donde se celebraron casi todas ellas, en algunos días durante más de cinco horas seguidas, y los riñones de algunos asistentes aún se resienten. Por otra parte, quizás el pabellón de videojuegos no sea el lugar más indicado para estas charlas, ya que el constante entrar y salir de los gamers despistados que no sabían muy bien qué ocurría allí y el ruido de las maquinitas que parecían funcionar con una elevada cantidad de decibelios resultaba en ocasiones un tanto molesto.

Hay que mencionar también que, a diferencia de otros eventos del mismo tipo que se celebran en nuestro país, en este caso el precio de la entrada está al alcance de todo el mundo (1,5€ cada día) y que las condiciones en las que se encuentran las instalaciones del recinto ferial y los servicios que ofrece (foodtrucks para comer algo de vez en cuando, bares con terrazas para descansar, áreas de reposo, cuartos de baño, etc.) son satisfactorias, cosa que se agradece para los que hemos pasado tantas horas allí metidos.

En resumen, creo que hay que felicitar a Pepe Caldelas, director del evento, y a su equipo por el trabajo realizado y por poner la ciudad de Gijón en el mapa de lugares de obligatoria visita anual para todos los aficionados al noveno arte, y animarles a que trabajen en la edición del próximo año (que, como ya os hemos contado, parece que tendrá lugar del 30 de junio al 3 de julio de 2016 si vuelve a comprender cuatro días como este año) con un espíritu crítico para corregir los puntos negativos de esta edición y seguir mejorando. Y a vosotros, ¿qué os ha parecido la Metrópoli Comic Con de este año? ¿Ha sido una experiencia satisfactoria?

¡No te vayas sin comentar!