Queen and Country #2, de Greg Rucka

El pasado mes de junio reseñamos el primer volumen de ‘Queen and Country’, la personal serie de espionaje internacional del gran novelista y guionista de cómics Greg Rucka galardonada con el premio Eisner. El segundo volumen de reciente aparición en las tiendas de nuestro país confirma que la línea trazada en el inicio de la serie continúa con buen paso y que estamos ante una de las mejores historias de este género tan marginal dentro del mundo del cómic…
Queen and countryDe nuevo nos encontramos con tres arcos argumentales que llevan cada uno por título el nombre de la operación de espionaje en torno a la cual gira la trama de cada una de las historias: ‘Operación: Blackwall’, ‘ Operación: Frente tormentoso’ y ‘Operación: Diente de león’.

Y, de nuevo, tenemos a los mismos protagonistas principales del anterior tomo, todos ellos parte de la plantilla del SIS (Servicio de Inteligencia Secreto): Donald Weldon, subdirector del SIS, Paul Crocker, director de operaciones, y los tres agentes de campo (aquí conocidos como “escoltas”), Tara Chace, Tom Wallace y Edward Kittering.

Si bien la estructura, como ya hemos dicho, es la misma que se nos presentó en el primer tomo, el tono de la serie varía ligeramente con lo anterior. Las relaciones personales entre nuestros protagonistas tienen un peso un poco mayor, hasta el punto de ser parte fundamental del hilo conductor por el que transcurren los tres arcos argumentales, y es que los líos en el trabajo nunca pueden traer nada bueno. No cagues donde comes y todo eso. Es curioso como en un cómic tan aparentemente centrado en los hechos más que en los personajes, el guionista consigue que el lector llegue a empatizar con estos hasta tal punto que se preocupa por lo que les ocurre, sufre por ellos y les entiende. Punto para Rucka.

Queen and country

Pero también la naturaleza de las propias operaciones en las que se ve metido el SIS en esta ocasión tienen una mayor variedad. De esta forma asistimos a un intento de chantaje y extorsión (a través de la amenaza de la publicación de unas fotos supuestamente humillantes) por parte del gobierno francés a un importante hombre de negocios, a un secuestro exprés a un notable ciudadano ruso o al cambio de régimen en un país africano.

El cómic suda realismo por todas las páginas, ya que a pesar de las situaciones de acción en las que de vez en cuando caen nuestros escoltas, Rucka nunca cae en la tentación de convertirlos en superespías o en ejercitos-de-un-solo-hombre. Pero ojo, que eso no quiere decir que no haya lugar para que Tara Chace demuestre en alguna ocasión que ha sido entrenada por los mejores y es muy difícil pillarla con la guardia baja y acabar con ella. Pero no nos olvidemos de que la mayor parte de la acción de ‘Queen and Country’ ocurre en los despachos y de que, aquí más que en ninguna otra parte, se confirma que los actos de violencia no son más que una extensión de los procesos políticos.

Queen and country

Si hablamos del dibujo, aquí quizás es donde podemos darle un tirón de orejas a la obra. No por la falta de calidad de los responsables del apartado gráfico, sino por el baile de nombres y de estilos que ya sufrimos en el primer volumen y que aquí se repite de nuevo. Tres arcos argumentales, tres dibujantes, tres estilos completamente distintos. A pesar de que todas las páginas son en blanco y negro, nada tiene que ver el trazo sucio y abocetado de Jason Shawn Alexander con las líneas claras, la obsesión con el rayado y el relleno a carboncillo de Carla Speed McNeil o con el estilo underground de Mike Hawthorne. El problema de esto, que para algunos puede parecer muy superficial, es que a veces cuesta identificar a un personaje principal cuando un nuevo dibujante coge las riendas de la obra, y tienes que esperar a deducirlo por el contexto de la trama. Nada de especial gravedad, pero sería de agradecer evitarlo.

En el lado positivo, los tres dibujantes presentes en este tomo hacen un gran trabajo por separado, destacando especialmente el sentido narrativo de todos ellos (especialmente de Carla Speed McNeil, brillante en muchas ocasiones), algo que parece ser el requisito indispensable de la serie para acoger a sus artistas.

El segundo tomo de ‘Queen and Country’ publicado por Planeta Cómic se presenta en formato rústica con solapas. Contiene 344 páginas, con un tamaño de página de 15 x 23 cm, y presenta los números contenidos en la edición americana bajo el título ‘Queen and Country Definitive Collection 2’. Este volumen incluye además todas las portadas de los números de la edición americana de la colección así como un apéndice final con bocetos de los personajes y de alguna de las portadas de cada uno de los artistas involucrados en el tomo, además de una pequeña biografía de todos ellos. El precio de venta recomendado es de 20€ y se puso a la venta en julio de 2015.

Queen and country

‘Queen and Country #2’

Sigue las peripecias de Tara Chace, agente de campo del S.I.S., mientras se adentra en el emocionante, y a veces devastador, mundo del espionaje internacional.

‘Queen and Country’, la serie de espías del aclamado novelista y guionista de cómics Greg Rucka, laureada por la crítica y ganadora del Premio Eisner, regresa en una colección de integrales masivos.  Con dibujos de ilustradores tan emocionantes como Jason Shawn Alexander, Carla Speed McNeil y Mike Hawthorne.

Queen and Country #2

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!