Sleeper #1: A su suerte

sleeper-a-su-suerte-num-1-analisis-critica-opinion-ed-brubaker-sean-phillips-ecc-edicionesDebido a la presencia de sectores cada vez más competitivos y en los que por tanto, resulta complejo sobrevivir con una nueva idea o, aplicado a los cómics, una nueva colección, un elemento muy usado para tratar de innovar o captar la atención del cliente o lector es la fusión o mezcla. De este modo, es muy habitual ver que las obras que leemos, vemos o jugamos no se engloban en un género concreto sino que suelen tener tintes de otros. Pensando un poco, lo primero que se me viene a la cabeza es la saga ‘Assassin’s Creed’, ambientada en varios periodos temporales a la vez en un mismo juego y donde se pueden realizar múltiples aspectos (tanto dedicados a la acción pura como a las plataformas, por ejemplo), es un buen ejemplo en el mundo de los videojuegos; mientras que en la pequeña pantalla la magnífica ‘House of Cards’, con tintes tanto políticos como de suspense.

En el mundo de las viñetas esto se ha llevado a cabo de manera más usual al ser más frecuentes o visibles dichas combinaciones. De hecho, mencionando tres títulos que reseñé en esta misma página podemos encontrar ‘Mara‘, donde los superhéroes se usan para reflexionar sobre múltiples aspectos de la sociedad moderna; ‘Quantum & Woody!‘, una serie de humor y superhéroes de la editorial Valiant; e ‘Inaudito‘, de temática muy similar a la obra que nos ocupa. Concretamente, al igual que sucede en ‘Inaudito’, en ‘Sleeper’ los superhéroes -o, mejor dicho, los poderes de los mismos- se introducen en los ambientes más sórdidos posibles con el fin de ofrecer una obra de suspense o propia del género negro más innovadora y atípica.

Pero mejor empecemos por el principio. Antes que nada, conviene especificar que ‘Sleeper’ proviene de ‘Point Blank’, una miniserie de cinco números publicada en el mismo sello de Dc, Wildstorm, que ejerce precuela a la obra que nos ocupa al presentar los fundamentos en los que se basará Ed Brubaker para constituir ‘Sleeper’, así como algunos de sus personajes. Pese a ello, ‘Sleeper’ puede leerse de manera independiente, pues yo mismo desconocía la existencia de ‘Point Blank’ y no me ha hecho falta leerla ni nada por el estilo.

1-sleeper-a-su-suerte-num-1-analisis-critica-opinion-ed-brubaker-sean-phillips-ecc-edicionesConcretado lo previo, pasemos a ahondar en el argumento y los pormenores de la obra. El agente Holden Carver de Operaciones Internacionales (O.I., para abreviar) se infiltra en la organización del maligno Tao, el criminal más peligroso del globo terráqueo. No obstante, con el fin de no despertar sospechas, renuncia a su estatus de agente estatal, pero sigue trabajando de manera encubierta con la agencia, aunque por precaución solo conocen este secreto las personas imprescindibles.

Lo verdaderamente singular de ‘Sleeper’, más allá de esta elaborada e interesante trama de espionaje, es la presencia de superpoderes. Es decir, en la obra encontramos a humamos con modificaciones y con habilidades fuera de lo común, que reciben el nombre de post-humanos. De hecho, casi la totalidad de los personajes importantes del volumen son post-humanos, empezando por el propio Agente Carver, quien gracias a un artefacto desconocido no siente el dolor y puede transferirlo a otros. Sin embargo, a lo largo de la historia aparecen varios poderes más, como he especificado con anterioridad.

Así pues, a lo largo de las distintas misiones que Carver lleva a cabo para Tao conoceremos el pasado del protagonista, que nos desvelará, entre otras cosas, por qué decidió renunciar a su estatus de agente de O.I.; e iremos profundizando en la organización de Tao y en las acciones del villano. Sin desvelar mucho, basta decir que a raíz de cierto incidente Carver consigue estar más cerca de su objetivo. Tao y Carver aparte, otros personajes serán Lynch, el jefe de Carver; Genocidio, su compañero de misiones en la banda de Tao; y Miss Misery, una Pródigo (uno de los tres miembros de confianza de Tao) de la organización. Tal como podremos apreciar, sus personalidades resultarán muy peculiares y no dejarán a nadie indiferente.

2-sleeper-a-su-suerte-num-1-analisis-critica-opinion-ed-brubaker-sean-phillips-ecc-edicionesEn este sentido, a lo largo del tomo podemos ver los rasgos esenciales que caracterizan el aspecto argumental de las obras de intriga de Brubaker: una trama extremadamente bien hilada y con fundamentos extremadamente sólidos con los que puede tocar múltiples coyunturas, unos personajes que se suelen mover en los bajos fondos y están bastante alejados de la realidad cotidiana de la mayoría de la población y un guión que no decae en ningún momento y siempre suscita interés. Ciertamente, podría extenderme notablemente más, pero nada hay que achacar al guión de este primer volumen: todo muy bien por parte del guionista.

En lo relativo al dibujo, por su parte, su calidad también resulta notable, como nos tiene acostumbrado Sean Phillips. En esencia, su estilo casa muy bien con los guiones del de Maryland al estar muy habituado a plasmar toda clase de ambientes sombríos e incluso sórdidos con gran maestría, así como entornos mucho más lujosos o propios de la vida urbana. A su vez, en todo lo referente al dinamismo o campo vinculado a la acción también realiza un gran trabajo. Quizá el único punto que ensombrece esta sección sea el color que, pese a estar bien aplicado en buena parte de las ocasiones, en los entornos de mayor oscuridad complica el distinguir los personajes.

En cuanto a la edición, ECC Ediciones recopila los séis primeros números, que conforman el primer arco argumental de la cabecera, en un tomo de 160 páginas a color en formato rústica por 14,95€. En suma, ‘Sleeper’ constituye una obra muy recomendable para aficionados del género negro y de Brubaker. A mi entender, ‘Velvet‘ y ‘Fatale‘ son mejores, pero ‘Sleeper’ no deja de ser una gran obra por ello.

Ed Brubaker

Nacido en Maryland, Estados Unidos, en 1966, empezó su carrera escribiendo para editoriales independientes obras como ‘Lowlife’ o ‘Purgatory U.S.A.’. Su primer contacto con el temática relativa al crimen se produjo en Dark Horse con ‘Una muerte accidental’, que le valió una nominación a los Eisner en 1993. Después de pasar dos años trabajando para la firma independiente Alternative Comics, comenzó a escribir para DC. Entre otras obras, de esta etapa destacan ‘Gotham Central’, ‘La escena del crimen’, ‘Sleeper’ o varios números de múltiples cabeceras de Batman.

Tras DC, llegó Marvel, para la que realizó los guiones de, por mencionar algunos títulos, ‘Daredevil’, ‘Capitán América’ o ‘Criminal’. Actualmente publica bajo la editorial Image, para la que ha llevado a cabo ‘Fatale’, ‘Velvet’ o ‘The Fade Out’. Ha sido galardonado con cuatro premios Eisners.

Sean Phillips

Nacido el 27 de enero de 1965, Sean Phillips es un dibujante y entintador de cómics británico. Comenzó a dibujar a finales de los años 80 en obras como ‘New Statesmen’ o ‘Tercera Guerra Mundial’. Más tarde, continuó con trabajos como ‘Straitgate’, ‘Danzig’s Inferno’ o Strange Cases’, pero pronto fue contratado por la editorial DC Comics para trabajar en ‘Hellblazer’, etapa en la que más se dio a conocer.

Junto a estas obras, también ha tenido la oportunidad de dibujar otras como ‘Batman’ o ‘WildC.A.T.S.’, aunque una de las que se consideran sus mejores épocas es en la que estuvo a cargo de ‘Sleeper’. Para Marvel también ha trabajado con ‘Marvel Zombies’ y, posteriormente, con ‘Black Widow’, aunque en la actualidad se dedica únicamente a la publicación de ‘Criminal’ junto a Ed Brubaker.

[review]

sleeper-a-su-suerte-num-1-analisis-critica-opinion-ed-brubaker-sean-phillips-ecc-edicionesSleeper #1: A su suerte

El agente doble Holden Carver se ha infiltrado en una organización secreta dirigida por la mayor mente criminal del planeta: el maquiavélico Tao. Para ganarse la confianza de su nuevo patrón, Carver deserta de la agencia gubernamental a la que pertenece, convirtiéndose en un traidor a ojos de todo el mundo. Ahora, a las órdenes de Tao, se ocupa de misiones sucias y arriesgadas para las que está especialmente dotado por su capacidad de canalizar hacia otras personas todo el dolor que se le inflija. En algunas ocasiones, esto es una bendición. En otras, una auténtica pesadilla.

En marzo de 2003, el guionista Ed Brubaker (Gotham Central) y el dibujante Sean Phillips (Gotham Noir) combinaron espionaje y superhéroes en una serie extraordinaria. ¿El resultado? Una obra maestra del suspense.

Sleeper #1: A su suerte

¡No te vayas sin comentar!