Bucky Barnes, Soldado de Invierno: El hombre en la Muralla

Portada de Bucky Barnes
Las portadas son un auténtico lujo

Pues ya está en vuestra librería favorita el regreso del bueno de Bucky a una cabecera con su nombre en la portada. El atribulado camino de este particular héroe le ha llevado hasta el espacio exterior, tras los hechos ocurridos en el evento Pecado Original, y en esta nueva colección nos encontramos al Soldado de Invierno en un terreno desconocido. Con Ales Kot al frente de las aventuras de Barnes, esto sólo puede significar giros inesperados en la vida del otrora joven y pizpireto compañero del Capitán América.

La verdad es que el personaje vive un momento dulce en cuanto a popularidad, sobre todo por su papel en el Universo Cinematográfico Marvel como enemigo del Capi en la segunda entrega de sus aventuras en la pantalla. En la estupenda película de los hermanos Russo (lo mismo me tiro a la piscina, pero voy a decir que es la mejor peli de Marvel hasta la fecha en mi opinión), se trasladaba a los cines la saga perpetrada por Ed Brubaker y Steve Epting para la versión cómic del vengador de las barras y estrellas. Significó el regreso del Capi a cotas de calidad casi olvidadas y, además, presentaba un villano destinado a grandes cosas en el universo Marvel. Era carisma y misterio, y durante meses se discutió quién estaba tras la identidad del mortal Soldado de Invierno, una leyenda surgida de la Guerra Fría.

Por supuesto, la sorpresa fue generalizada al comprobar que Brubaker y Epting se las habían ingeniado para traer desde las brumas del pasado del Capitán América a Bucky, el compañero adolescente durante sus aventuras durante la Segunda Guerra Mundial. Dado por muerto , tras un proceso de lavado de cerebro y puesta a punto, se transformó en el ejecutor perfecto a manos de los servicios de espionaje soviéticos. Una variación sobre el mismo tema es lo que pudimos ver en las pantallas de cine, y el personaje promete dar más guerra después de lo que vimos en la escena post créditos de la divertidísima Ant-Man.

Página de Marco Rudy
Marco Rudy a un nivel espectacular

En el mundo de las viñetas, el camino de Bucky hacia el presente tampoco ha sido fácil El camino de la redención le ha llevado por derroteros inesperados, e incluso se reinventó como Capitán América de repuesto, tras limar asperezas con el Centinela de la Libertad. Aquella primera época de enfrentamiento con su antiguo amigo y mentor dio lugar a un personaje con matices muy diferentes a los presentados en origen y preparaba una vía para construir un personaje complejo y atractivo con infinidad de posibilidades. Y visto en qué ha derivado su rodaje personal, parece que en Marvel se tomaron eso de las posibilidades en serio.

La llegada de Miedo Encarnado, uno de esos mega eventos Marvel que ni fu ni fa, supuso un nuevo cambio en el estatus de Bucky, que recuperaba su identidad de Soldado de Invierno. Volvía a la clandestinidad y a las sombras, el lugar del que había surgido y donde el personaje se desenvolvía con más soltura (y los guionistas están más cómodos, todo hay que decirlo).

Por ahí ha estado hasta hace muy poco, pero ha sido otro evento de la Casa de las Ideas el que ha dejado a Barnes en una situación totalmente imprevisible. El asesinato de Uatu, el Vigilante que habitaba la Luna terrestre, produjo una convulsión importante en el universo Marvel, cuando todos los secretos ocultos por este mítico personaje fueron revelados. Todos los héroes presentes se vieron afectados de una manera u otra por este descubrimiento mientras intentaban descubrir la identidad del asesino. Mezcla de historia de espías a la vieja usanza con elementos de ciencia ficción, Pecado Original fue un evento bastante potente, que a día de hoy todavía quita el sueño a personajes indispensables de la editorial (preguntad a Thor por el tema, si eso… bueno, mejor no, que nos quedamos sin lectores). En el caso de Bucky Barnes, lo cierto es que el personaje estaba en su salsa en esta historia con aires de espionaje. Al final de la miniserie, Barnes heredaba el papel que hasta ese momento, y más o menos en la sombra, había recaído en las manos del espía definitivo de Marvel, Nick Furia. El Soldado de invierno aceptaba la responsabilidad de ser la última línea del planeta Tierra, el Hombre en la Muralla, dispuesto a hacer lo que sea, literalmente, para proteger el planeta de cualquier amenaza venida de la inmensidad del universo. La batalla de Bucky, de repente, se extiende a todos los puntos del cosmos. Alguien tiene que hacer el trabajo sucio, claro.

Bucky Barnes
Las cosas no empiezan bien para Bucky

Como decíamos, las posibilidades a partir de este punto son infinitas, así que estábamos deseando ver que da de sí esta nueva colección. Más que nada, porque el equipo al frente de esta vuelta de Barnes es de esos que hacen afición. Ales Kot en las tareas literarias y Marco Rudy en el trabajo visual forman una de las parejas más potentes del mundo del cómic, así que las expectativas son altas.

Kot se ha hecho en muy poco tiempo con un nombre dentro de la industria. Ha compaginado su trabajo independiente (con ejemplos como Niños Salvajes o Zero para Image) con sus aportaciones a las editoriales de más peso, como DC (donde participó en un breve paso por Escuadrón Suicida) y, especialmente en Marvel. Su paso por Vengadores Secretos le ha valido una buena base de fans que espera de sus obras una experiencia distinta, alejada de los clichés habituales pero sin perder la identidad de cómic mainstream.

Marco Rudy es un espectáculo visual, dotado de un estilo muy característico que deja atrás la idea tradicional de cómic. El rompedor diseño de página y su percepción pictórica de la narración convierten sus obras en una auténtica experiencia sensorial. Quizá sea un tanto confuso como narrador, puesto que la disposición de sus viñetas y las atrevidas transiciones entre ellas requieren cierto trabajo por parte del lector, pero una vez te acomodas a su percepción de cómo ha de funcionar un tebeo, es de los estilos más atractivos que hay en un tablero de dibujo. Lo cierto es que ha sido todo un descubrimiento, puesto que mi única experiencia anterior con este dibujante fue el anual de los Nuevos Vengadores protagonizado por Doctor Extraño, que me dejó con la boca abierta gracias al trabajo de este fenomenal artista.

Bucky Barnes mira hacia el espacio, acompañado por otra proscrita, la antigua directora de SHIELD, Daisy Johnson. Por supuesto, con Ales Kot como maestro de ceremonias, el viaje es una mezcla entre ciencia ficción de sabor clásico, pero contada desde un punto de vista bastante psicodélico. Kot, un maestro en el manejo del tiempo en el relato, controla su historia con mucho tiento a la hora de ofrecer información al lector, atrapado en su habitual juego de antes y después. Sueños premonitorios, civilizaciones alienígenas, distorsiones temporales y una historia de amor de la que depende el multiverso son las piezas de la propuesta de Kot. Por supuesto, el toque de humor marca de la casa adorna la acción, bastante comedida por otra parte.

Winter-Soldier-Página
Un toque de psicodelia

Quizá, Kot ha perdido cierta capacidad de sorpresa. Una vez familiarizados con su personal estilo, parece que el guionista se ha acomodado en el mundo propio que ha creado, con independencia del personaje que trate, y es posible que se esté volviendo autoreferencial en exceso. Eso no quita que este nuevo Soldado de Invierno sea una gran lectura, de esos cómics que piden algo más al lector, un paso más allá de las limitaciones que el trabajo para las editoriales más punteras conlleva. Soldado de Invierno tiene puntos de cómic de autor, con marca personal tanto en lo literario como en el espectáculo visual que ofrecen sus páginas. Vibrante comienzo de colección, ofrece muchas promesas y crea enormes expectativas respecto a los giros que nos esperan, con la colección abierta a un mundo infinito en potencia. Por mi parte, espero con impaciencia más entregas de esta colección, que es toda una sorpresa. Quizá, dentro de un tiempo, estemos hablando de un pelotazo de Marvel. Material hay. Además, está mi fe inquebrantable en el talento de Kot. Estad seguros de que escucharemos el nombre de este tipo muy a menudo.

La nueva colección de Bucky Barnes está editada por Panini dentro de su línea 100%. En el interior de este ibro con solapas encontraremos 120 páginas que corresponden a los números #1 a #5 de la edición original USA.

Contiene Bucky Barnes, Winter Soldier 1-5 USA (2014-2015)

Después de la tragedia de “Pecado original”, ¿qué ha sido de Bucky Barnes? Descubre la verdad cósmica en esta nueva serie, en la que El Soldado de Invierno ocupa su puesto como nuevo protector de la Tierra. Herido por una misteriosa bala, Bucky sigue el rastro de las pruebas hasta Asgard, donde los secretos se ocultan bajo las alfombras del reino. Alex Kot, el genial guionista de la última etapa de Vengadores Secretos, se une al fabuloso artista Marco Rudy para narrar el siguiente capítulo en la vida del que fuera compañero del Capitán América.

Ver en Whakoom

¡No te vayas sin comentar!