‘Deathstroke: Dioses de la Guerra’

deathstroke_dioses_de_la_guerraAcabábamos de entrar en los años 80 cuando Marv Wolfman y George Pérez dieron un vuelco a los Jóvenes Titanes en la colección ‘The New Teen Titans’. Pese a haberse consolidado como un grupo atrayente para un amplio sector del público de DC Comics, les faltaba un enemigo acérrimo al que enfrentarse, una verdadera amenaza que pusiera al grupo en más de un aprieto. Así fue como nació Slade WilsonDeathstroke.

A lo largo de los años, el personaje ha evolucionado de manera continuada, llegando incluso a parodiarse con versiones alternativas en otras editoriales (véase Deadpool) y alternando entre ser un villano y un antihéroe dependiendo del autor que escribiera cada número. Junto a los cambios que ha sufrido el antagonista, también ha conformado una familia que nada tiene que envidiar a las más grandes del mundo del cómic superheroico. Con Rose y Jericó como hijos renegados, su lado más humano salió a la luz pese a continuar siendo el mercenario más peligroso del Universo DC.

Y este es justamente el ardid del paradigma de Deathstroke en el Nuevo Universo DC que se ha ido constituyendo desde 2011. Los lazos familiares son más inestables que nunca para Slade. Su padre, Odiseo, ha vuelto para hacerse con todo el poder que esté en su mano, y es su hijo Jericó el único capaz de pararle los pies. Para salvar a su familia, el emblemático personaje tendrá que perpetrar sus más oscuros recuerdos y reinventarse a la vez que se hace cada vez más fuerte.

deathstroke tony s daniel

Tony S. Daniel es el encargado de escribir y dibujar una colección que lleva siendo un éxito desde su primer número publicado originalmente en 2014. El riesgo que corría al retomar una serie que fuera un fracaso en 2011 era alto, pero el buen hacer del autor le ha puesto en la vanguardia de la editorial.

El tomo recién publicado por ECC Ediciones comienza con lo que parece ser una misión usual del mercenario. Un viaje a Rusia, asesinatos varios y una amiga muy especial llamada Angélica parecen establecer un clima que evolucionará a lo largo de los primeros capítulos; pero una serie inusual de circunstancias provoca un cambio enorme en Slade Wilson: vuelve a la juventud. Recuperando su ojo perdido y con no más de 30 años de apariencia, el vetusto personaje retoma su cuerpo y espíritu joven para enfrentarse a una de las mayores amenazas a las que nunca haya hecho frente.

Con Odiseo como villano ansioso de poder, Deathstroke debe viajar por todo el mundo para salvar a sus hijos. Así es como llega a Gotham, donde se aliará con la más contemporánea Harley Quinn y se enfrentará en un combate del más alto nivel contra Batman. Es en la ciudad del crimen donde evoluciona la historia de Slade a la vez que se va descubriendo una trama con forma de thriller regulero pero que integra un estilo sangriento que poco tiene que envidiar al Punisher de Garth Ennis.

deathstroke harley quinn

El hecho de incorporar a tantos personajes conocidos por los seguidores más asiduos de cómics es todo un acierto de Daniel. El recurso de utilizar el propio conocimiento previo del lector en una aventura de este tipo hace ganar mucho en la historia, y más si uno de ellos es Harleen Quinzel, personaje que aporta un carisma propio irrepetible a una amalgama de protagonistas que, pese a no ser planos, no tienen su frescura característica. Aun así, el hecho de que salga en tantas colecciones (‘Escuadrón Suicida’, ‘Harley Quinn y Power Girl’, ‘Batman’, su colección propia…) puede provocar que repercuta en un abuso que desgaste al personaje. Esperemos que esto no ocurra.

Y, aunque se trate de una historia autoconclusiva, hecho que se agradece muchísimo ya que puede servir como compra puntual, el final del cómic deja abiertas muchas puertas con un Deathstroke más feroz que nunca y con una trama todavía sin resolver. De este modo, si Tony S. Daniel continúa por el camino que ha trazado con una facilidad casi sorprendente en ‘Dioses de la Guerra’, conseguirá conformar una de las mejores etapas de la vida de Slade Wilson.

No es que el argumento que se desarrolla sea de una originalidad pasmosa. Al contrario, más bien tira de unas bases típicas que funcionan con facilidad. Sin embargo, cuenta con todos los elementos que funcionan en el cómic americano. Un tipo duro sin un rumbo fijo como protagonista, una increíble amenaza a la que hacer frentes, personajes secundarios de gran envergadura y un ritmo continuado con batallas de alto nivel.

deathstroke vs batman

Todo esto está acompañado por un dibujo del propio Daniel que nada tiene que envidiar al mismísimo Jim Lee. La relación con la estructura de la viñeta es magistral, y el color y entintado consiguen complementar perfectamente el gran trabajo del dibujante. El autor consigue dar en el clavo con el estilo impreso para el protagonista, añadiendo a la trama varias dobles páginas que bien podrían servir como póster para cualquier habitación de friki adolescente (especialmente, una en la que Deathstroke se enfrenta, cara a cara, con Batman).

Es extraño ver, hoy día, obras dentro del mainstream que sean tanto dibujadas como guionizadas por la misma persona. Podemos ver algún caso relacionado como el de David Finch, que ilustra la serie regular de ‘Wonder Woman’ mientras su mujer Meredith la escribe, pero normalmente la confianza no suele deparar en una sola persona. De este modo, da gusto ver cómo alguien como Tony S. Daniel se enfrenta sin tapujos a una historia magnánima como la de Deathstroke, y si encima le sale tan bien como esta etapa, no queda más que quitarse el sombrero.

Deathtroke: Dioses de la Guerra’ puede conseguirse editado por ECC Cómics por un precio de 13’95€. Cuenta con un total de 144 páginas a todo color y una edición en rústica muy práctica. También se incluyen las portadas de cada uno de los números de este compendio. No obstante, se echa en falta el artículo inicial que suele tener cada ejemplar de la editorial y un mejor cuidado de la maquetación.

deathstroke

Tony S. Daniel

Nacido el 28 de diciembre de 1982 en Nueva York, Estados Unidos, Anthony S. Daniel es tanto un dibujante como un guionista del más alto nivel del cómic americano. Comenzando con Image Comics, Daniel tuvo una gran oportunidad de mostrar su estilo en distintas colecciones que lo pusieron en la vanguardia de una nueva generación de ilustradores. Más tarde, fue fichado para Marvel Comics, donde ilustró obras como ‘El décimo’ y ‘X-Force’.

Sin embargo, ha sido en DC Comics donde más ha mostrado tener talento tanto como guionista como en lo que al dibujo se refiere. En concreto, sus obras más relevantes han sido ‘Jóvenes Titanes’, ‘Flash’ y ‘Batman’. En la actualidad, es el encargado de desarrollar la colección propia de ‘Deathstroke’, donde ha reinventado al personaje para acoplarlo al estilo del Nuevo Universo de DC Comics.

DEATHSTROKE: DIOSES DE LA GUERRA

¡Nueva colección! Tony S. Daniel (Batman R.I.P., Superman: Condenado) ejerce como autor completo de un título protagonizado por Slade Wilson: el asesino más letal del Universo DC, que ahora se enfrenta a un misterio oculto en su memoria… y a un nuevo enemigo.

Deathstroke: Dioses de la Guerra

Reseña
GUION
DIBUJO
EDICIÓN
Cinéfilo, literato y con mil pájaros en la cabeza. Algún día trabajaré en el Daily Planet.

1 Comentario

  1. A mi este comic me gustó mucho. Una historia autoconclusiva que deja la puerta abierta a nuevas historias o cameos. Deathstroke en el nuevo Escuadrón Suicida, enfrentándose de nuevo a Batman en Gotham… Además que la historoa de Jericó tiene una base solida desde la que desarrollarse gracias a este tomo.

    Ya tengo ganas de que publiquen el siguiente tomo.

¡No te vayas sin comentar!