Muerdeuñas vol.1: Habrá sangre

4-muerdeuñas-tomo-volumen-1-norma-editorial-critica-reseña-analisis-opinion-joshua-williamson-mike-hendersonAunque las temáticas del cómic no suelen diferir con las de otros medios, sí existen particularidades en cuanto a abundancia o escasez de determinados géneros. Sin duda, el caso más paradigmático son los famosos superhéroes que, para bien o para mal, aún son la base del cómic norteamericano o cómic USA. Fuera de las viñetas, en cambio, ya sea debido a restricciones presupuestarias o a eludir masificar el mercado, no existe una gran presencia de los superhéroes en el mundo del cine o la televisión.

Debo matizar la anterior afirmación. Es cierto que en los últimos años esto ha cambiado y los poderes e individuos con mallas tienen más presencia en campos ajenos a los tomos y las grapas. Pero al lado de, por ejemplo, los filmes de acción o las series policíacas, dos de las temáticas más predominantes en, respectivamente, la gran y pequeña pantalla, todavía no tienen ni punto de comparación. Otro de los aspectos que llama la atención es que, aunque el cómic de intriga está siempre presente, ya sea como género propio o en colecciones de superhéroes como ‘Batman’; un elemento clave del mismo no tiene demasiada presencia en el cómic: los asesinos en serie.

Nuevamente, es necesario poner en contexto lo previo: aunque un asesino en serie es alguien que mata a tres o más personas y, en ese sentido, sí hay una presencia importante en las viñetas, con buena parte de los villanos o antagonistas de los cómics que encajarían en esta descripción; si nos referimos a los verdugos de filmes como “Se7en” la situación se altera.

2-muerdeuñas-tomo-volumen-1-norma-editorial-critica-reseña-analisis-opinion-joshua-williamson-mike-hendersonY es que un individuo que mate a tres o más personas con un ritual especial, ya sea antes, durante o después del asesinato no es ni mucho menos tan común en las viñetas como en la pequeña o gran pantalla. Quizá uno de los ejemplos más claros a lo que me refiero sea el villano Zsasz, de la colección ‘Batman’, famoso por hacerse una muesca en su cuerpo por cada humano al que arrebata la vida.

No es de extrañar, por tanto que, dada la poca cobertura que el mundo del cómic ha dado a esta clase tan específica de sujetos, ‘Muerdeuñas’, un cómic dedicado a los mismos, me llamase tanto la atención. Y es que, además de tener una premisa y temática atractiva, la desarrolla más que adecuadamente. Más en detalle, ‘Muerdeuñas’ nos sitúa en el pueblo de Buckaroo, ubicado en el estado de Oregón, en Estados Unidos. Inexplicablemente, dicha localidad ha visto nacer y criarse allí a nada más y nada menos que dieciséis asesinos en serie en un periodo de unas pocas décadas.  En palabras más simples, dieciséis asesinos en serie que han asolado Estados Unidos proceden de este pueblo.

Obviamente, dicho suceso es probabilísticamente casi imposible y debe haber una razón oculta para que eso suceda. Con la finalidad de investigarla y poner fin a toda esta locura, el agente del FBI Elliot Carroll se dirige al pueblo. Sin embargo, tras llamar a su amigo, el agente especial Nicholas Finch, informándole de que requería sus singulares habilidades y de que, sorprendentemente, había descubierto el secreto de los ‘Carniceros de Buckaroo’, como se conoce a los diversos asesinos en serie de la localidad, desaparece misteriosamente.

3-muerdeuñas-tomo-volumen-1-norma-editorial-critica-reseña-analisis-opinion-joshua-williamson-mike-hendersonA raíz de este suceso, Finch opta por investigar la desaparición de su amigo, pero pronto se percatará de que está frente a algo mucho mayor y que el enigma de los ‘Carniceros de Buckaroo’ y la desaparición de Carroll están íntimamente relacionados. Sin embargo, Finch no se encontrará solo, puesto que dispondrá de la inestimable ayuda de la sheriff Crane del pueblo de Buckaroo y del asesino en serie más ilustre del pueblo: Edward ‘Muerdeuñas’ Warren. Esta es, en esencia, la trama fundamental de ‘Muerdeuñas’.

Ciertamente, existen múltiples aspectos del guión a comentar muy positivamente de este primer tomo. En primer lugar, el buen uso del entorno, es decir, el pueblo de Buckaroo. Y es que a lo largo de las páginas de esta primera entrega iremos sabiendo numerosos detalles acerca de esta localidad y de sus famosos dieciséis carniceros. Sin desvelar mucho, basta decir que Buckaroo ha quedado estigmatizado, lo que ha transformado al pueblo hasta convertirlo en una especie de lugar de culto o atracción turística relativa a los asesinos en serie. Hay quien incluso se ha percatado de esto y ha abierto una tienda dedicada única y exclusivamente a los, hasta el momento, dieciséis célebres homicidas del enclave.

Ligado a lo previo, se refleja notablemente el sentir del pueblo ante este estigma. Más concretamente, al ser una localidad pequeña y haber tantos criminales, todo el mundo tiene relación con alguno de los carniceros; ya sea sanguínea o de otra índole. Dichos vínculos se desarrollarán extensamente en estos cinco primeros números, y más de uno resultará sorprendente. Tampoco ayuda a superar esto el tratamiento informativo por parte de los medios, ya que prácticamente la totalidad de turistas o gente de fuera de la localidad son, tal como remarca la sheriff, periodistas o policías.

1-muerdeuñas-tomo-volumen-1-norma-editorial-critica-reseña-analisis-opinion-joshua-williamson-mike-henderson

Por otro lado, el guionista de la historia, Joshua Williamson, no peca ni mucho menos de falta de imaginación y crea un elenco de homicidas de lo más variopinto. Poniendo un par de ejemplos, encontramos al pintoresco ‘Asesino del cine’, que únicamente arrebataba la vida a los individuos que hablaban en el cine; así como a ‘Los dos terribles’, unos gemelos homicidas que solamente mataban gemelos. Pero sin duda el carnicero de Buckaroo más famoso, y aquel con el que empezó toda esta historia, es el último: Edward “Muerdeuñas” Warren, un prolífico asesino en serie que mató a más de sesenta personas que se mordían las uñas a través de un macabro método.

Como es lógico, por encima de todo lo exhibido con anterioridad debo resaltar el buen hacer de Williamson a la hora de plantear y desarrollar un thriller de estas características, puesto que el interés no decae en ningún momento y logra concebir una historia muy atrayente y prometedora.

Así pues, en este sentido, es decir, desde un prisma meramente argumental no hay casi nada que achacar: un gran primer tomo sin paliativos. Ese ‘casi’, no obstante, está formado por la única pega o pero que le podemos poner al guión: hay excesivos clichés o tópicos. De esta forma, el amigo perdido, el protagonista con pasado oscuro, como es el caso del agente Finch; o la buena y prematura sintonía entre los dos protagonistas, la sheriff y el agente, entre otros, resultan algo inverosímiles. Sea como sea, no desmerecen el resultado final, es decir, hay un guión notable en estos primeros capítulos.

En el terreno gráfico, por su parte, Mike Henderson, dibujante de la cabecera, esgrime con maestría el lápiz en la totalidad de las páginas que conforman este primer volumen. Específicamente, pese a lo que podría parecer en un principio por las portadas, el llamado gore o excesiva brutalidad o sangre no está apenas presente en la obra. Solamente en los momentos imprescindibles. Por ello, se opta por un estilo realista que casa muy bien con la temática de la colección, ya que tanto los rostros como las acciones de los personajes están plasmadas de forma notable. Cuando la coyuntura lo requiere, además, Henderson prueba ser capaz de dibujar toda clase de ambientes macabros, ocasionalmente presentes en una serie de esta clase.

muerdeuñas-tomo-volumen-1-norma-editorial-critica-reseña-analisis-opinion-joshua-williamson-mike-henderson

En cuanto a la edición, Norma Editorial recopila los cinco primeros episodios de la colección en un tomo de 132 páginas a color en formato rústica por 15€. Se incluyen como material adicional las diversas portadas alternativas. En suma, nos encontramos ante un primer tomo notable especialmente recomendado para los amantes de la intriga y los asesinos en serie. Apunta maneras.

Joshua Williamson

Nacido el 23 de diciembre de 1981 y residente en Portland, Oregón, su carrera empezó en 2007 y desde entonces ha trabajado para diversas editoriales, entre las que se incluyen Image, Dark Horse o DC. De Image, destacan sus trabajos más actuales y que escribe todavía en la actualidad: ‘Muerdeuñas’, ‘Ghosted’, que será publicado por Planeta Cómics en septiembre; y ‘Birdright’. Para Dark Horse ha escrito ‘Captain Midnight’; y escribirá para Marvel la serie ‘Illuminati’ tras las Secrets Wars.

4-muerdeuñas-tomo-volumen-1-norma-editorial-critica-reseña-analisis-opinion-joshua-williamson-mike-hendersonMuerdeuñas vol.1 – Habrá sangre

El pueblo de Buckaroo, Oregón, es la cuna de ni más ni menos que dieciséis asesinos en serie hasta la fecha y el agente Carroll del FBI está decidido a descubrir por qué. Pero cuando desaparece de pronto, una extraña alianza se forma para encontrarlo: la sheriff de Buckaroo, un agente de la NSA con un turbio pasado y el último y más notorio de los carniceros de Buckaroo, Edward “Muerdeuñas” Warren. Joshua Williamson y Mike Henderson presentan una intrigante historia con los mejores elementos de referentes como TWIN PEAKS, EL SILENCIO DE LOS CORDEROS o SE7EN.

Muerdeuñas vol.1 – Habrá sangre

Reseña
Guión
Dibujo
Edición
Amante de los cómics, pese a ser nuevo en ellos. Prefiero a DC gracias al reinicio y a Batman; pero las independientes le dan varias vueltas a las majors. También disfruto de las series de TV y, cuando puedo, de mi 360. Ah, y casi siempre prefiero a los villanos. @AdderEG

¡No te vayas sin comentar!