Reseña de ‘Elektra Asesina’, de Frank Miller y Bill Sienkiewicz

Visto hoy en día, parece mentira que en 1986 Frank Miller y Bill Sienkiewicz crearan un cómic como ‘Elektra Asesina’ y que en Marvel se lo publicaran. ¿Por qué? Pues porque hablamos del que probablemente haya sido el cómic más transgresor desde un punto de vista narrativo y visual que en La Casa de las Ideas habían editado jamás.

Elektra Asesina

¿Fue un error desde el punto de vista de Marvel? Bueno, el cómic ‘Arkham Asylum’ de Grant Morrison y Dave McKean se publicó tres años más tarde en DC y muchos lo ven como la respuesta a ‘Elektra Asesina’ por parte de la distinguida competencia, así que no pudo ser tan mal negocio si nos fiamos de esta asociación de ideas. Otra cosa que se puede considerar en cuanto a la repercusión comercial de esta obra y es tan válida como cualquier otra es el hecho de que Panini haya decidido sacar una edición en su línea MGN de este clásico.

¿Y por qué es tan rompedora esta obra? Pues habría que empezar a hablar de su dibujo. Bill Sienkiewicz se aprovechó de los nuevos vientos de renovación en la industria del cómic a mediados de los años 80 para introducir sus técnicas de trabajo innovadoras que requerían algunas mejoras en el papel y en la reproducción, cambios sin los cuales no hubiera sido posible que sus acuarelas hubieran sido correctamente aplicadas en el producto final. Y no solo hay que hablar de los materiales empleados, sino del propio estilo del dibujante, muy influenciado aquí por el arte de la pintura y la caricatura más que por el del cómic tradicional.

Elektra Asesina

En cuanto al guion de Frank Miller (aunque quizás en esta obra separar guion y dibujo como dos labores independientes no sea demasiado acertado), habría que empezar diciendo que comienza de una forma tan surrealista que cualquiera pensaría que trata de repeler a los lectores que no estén dispuestos a llegar hasta el final y acompañar a Elektra en su viaje. Es inevitable recordar lo que decía Alan Moore sobre su primera novela, ‘La Voz del Fuego’, acerca de su estilo narrativo especialmente inaccesible en las primeras páginas, algo hecho a propósito según el autor para asustar y alejar a lectores indeseados.

El trasfondo político en el que se desarrolla esta historia también daría para hablar durante horas. Primero, no se puede pasar por alto lo extraño que resulta (al menos visto en retrospectiva) la colaboración entre estos dos autores desde un punto de vista ideológico, con un Sienkiewicz bastante convencido en las posturas izquierdistas y un Frank Miller que siempre ha sido sospechoso de ser un conservador radical encubierto, y que tras su trabajo en ‘Holy Terror’ quizás lo de “encubierto” se pueda incluso eliminar sin que nadie se sobresalte.

Elektra Asesina

Por otra parte, la situación en la política americana en el momento en el que ‘Elektra Asesina’ fue concebido tuvo sin lugar a dudas una importancia capital. Ronald Reagan se presentaba a la reelección por el lado republicano en contraposición al joven (al menos más joven que Reagan) demócrata Walter Mondale, y ambos personajes están reflejados en el cómic, aunque sus versiones tal vez podrían identificarse más con los míticos Richard NixonJohn Fitzgerald Kennedy.

En cuanto a la narrativa, ya decíamos que inicialmente parece deliberadamente inaccesible para lectores nóveles o no demasiado experimentados fuera del circuito mainstream, pero poco a poco esta se va transformando en algo más amigable y convencional, aunque siempre sin llegar a lo que los lectores habituales de Marvel estaban acostumbrados ni muchísimo menos. Podríamos tomarnos el trabajo de Miller aquí como una especie de campo de pruebas (aunque hablemos ya de un guionista consagrado en el momento que escribió este cómic) en el que probar diferentes técnicas, algunas de las cuales permanecerían con él en el resto de su obra mientras que de otras se desharía rápidamente.

Elektra Asesina Frank Miller

Como recursos narrativos de la marca Frank Miller nos podemos fijar en los cuadros de pensamiento confusos y no lineales, más cerca de buscar la forma correcta y realista de expresar lo que le pasa por la cabeza a un determinado personaje que de transmitir información al lector de forma comprensible. Algunas composiciones de página, buscando las viñetas deliberadamente diminutas, recuerdan mucho a alguna otra de sus obras, por no hablar de esas viñetas en negro que solo contienen texto o esos momentos en los que viñetas y cuadro de diálogo van por separado en páginas que parecen más un formulario de índole burocrática que parte de un cómic.

En lo que se refiere a la trama en si, no es algo que se caracterice por su profunda complejidad. En pocas palabras, se podría describir como una misión más en la vida de la ninja conocida como Elektra. Un asesinato político con toques sobrenaturales sí, pero una misión al fin y al cabo. Lo curioso es que en la mayor parte de la obra no vemos la acción a través de los ojos de Elektra sino de los de Garrett, un supuesto actor secundario de esta obra que casi podría definirse como el protagonista al llegar al final del tomo. Garrett es un agente de SHIELD que se ve seducido por la ninja del pañuelo rojo en la cabeza y se une a ella de forma inevitable en una relación maldita que recuerda mucho a la que mantuvo el matón de Marv con la femme fatale Goldie en la asquerosa ciudad de Sin City

Elektra Asesina Frank Miller

Entre el resto de actores de esta obra habría que destacar a algunos ilustres de SHIELD como el coronel Nick Fury, cuando aún era caucásico, y a la agente Castidad McBryde, un estereotipo de lo que es una creación de Miller, rico en excesos al igual que lo son el resto de secundarios, como el llamado Perry, todo un delirio de personaje.

Por lo demás, tenemos sangre, violencia, obsesiones sexuales, momentos oníricos y reflexivos, crítica política y social, más violencia y un sinfín de lecturas con las que te podrás deleitar en cada revisión a este cómic que es de importancia capital dentro de la bibliografía de Miller para entender correctamente al autor y a su obra. En resumen, se trata de un tomo recomendado para lectores experimentados y fanáticos de Miller y de lo que se sale de lo habitual en lo que a cómic mainstream se refiere. Los que solo disfruten con el cómic superheroico tradicional, manténganse alejados de este tomo a una distancia de seguridad prudente.

El tomo ‘MGN Elektra Asesina’ publicado por Panini Cómics en tapa dura contiene 272 páginas a color e incluye los 8 números de la miniserie de la edición americana de ‘Elektra Assassin’. El tomo también incluye dos artículos escritos por Santiago García y titulados ‘Elektra: Siempre joven‘ y ‘Frank Miller y Bill Sienkiewicz: Mil señales distintas a la vez’, además de las portadas originales de los números contenidos en el recopilatorio así como otras creadas para las ediciones TPB. El precio de venta recomendado es de 25 € y se puso a la venta en marzo de 2012.

Elektra

‘MGN Elektra Asesina’

¡La obra maestra de Frank Miller y Bill Sienkiewicz que revolucionó el cómic mundial! Dos de los mejores creadores del Noveno Arte unen fuerzas en un relato que se sumerge en la mente de Elektra, la más mortífera asesina del Universo Marvel, cuya vida está llena de amor, muerte y pasión. Un sofisticado juego del gato y el ratón con el destino del mundo libre como premio al final del camino. Un ejercicio de cómic experimental y de acción sin límites que no puede faltar en ninguna tebeoteca.

Guion: Frank Miller

Dibujo: Bill Sienkiewicz

Elektra Asesina

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

1 Comentario

¡No te vayas sin comentar!