‘Transmetropolitan’ #1

transmetropolitan 1Menuda hostia me acaba de dar Warren Ellis. No penséis mal, no tengo a un inglés barbado a mi derecha con el puño ensangrentado después de propinarme un golpe al estilo Pacquiao. Lo que realmente ocurre es que acabo de terminar el primer volumen de ‘Transmetropolitan‘, el titulado por ECC como ‘De nuevo en la calle‘. Como intento de periodista que pretendo ser, me interesaba sobremanera la lectura de un cómic como este, que trata el periodismo cara a cara y sin tapujos. Lo que no esperaba era encontrarme con una verdadera obra maestra, una historia tan ficticia que resulta alarmantemente real.

Como bien destaca el mismísimo Garth Ennis en el prólogo inicial (menudos dos se han juntado), Ellis se había caracterizado por ser un escritor que siempre ha tratado con superhéroes, sobre todo con los del Universo Marvel. Perdido entre capas rojas y mallas ajustadas, le costó dar el paso hacia algo menos mainstream, y aunque lo consiguió con ejemplares como ‘FreakAngels‘ o ‘Down‘, la que sin duda se convertiría en su “magnum opus” fue ‘Transmetropolitan‘, serie de 63 números publicada originalmente entre 1997 y 2008.

Casi da pena encender la televisión o abrir un periódico después de leer las páginas de este primer compendio de ‘Transmetropolitan’. Cuando alguien se pregunta qué es el periodismo, la respuesta llega de manera tan ambigua como simple: “Dar voz a quien no la tiene“. Pero, ¿se basan realmente los medios de comunicación actuales en este concepto? Solo hay que echar un vistazo a cualquier producto de este tipo para darse cuenta de que realmente no es así. Y ya no solo cuando hablamos de ‘Sálvame Deluxe’ o de vender el programa ’21 días fumando porros’ como periodismo gonzo, sino que es algo que va mucho más allá y que hace entender por qué es una de las profesiones menos valoradas del mundo.transmetropolitan 12Pero ¿puede  trasladarse la situación actual a un futuro distópico y de estilo postciberpunk? ‘Transmetropolitan’ nos enseña que prácticamente cualquier problema puede traducirse en forma de cómic de ciencia ficción con una historia completamente original y tan crítica o más como puede serlo un reportaje en las páginas del ‘Washington Post‘. La exageración de los problemas más esenciales de la sociedad, con la excusa de la evolución más extremista del capitalismo, sirve para evidenciar la sencillez (y, a su vez, complejidad) de la naturaleza humana. Se trata de la historia de cómo un rebelde puede hacer tambalear la estructura bajo la que se basa todo un país con una simple columna periodística como arma.

Warren Ellis mezcla su manera de contar historias, basada en un histrionismo exacerbado, con su forma más excesiva de ver el mundo. Así, traslada el nihilismo de Jacobi a un futuro ficticio donde hay alguien que no está de acuerdo con lo que pasa a su alrededor. De esta forma nace Spider Jerusalem, como un zumbado sociópata y desagradable al que no se le da nada mal comunicar. Ver, sentir y contar. Nunca antes había sido tan fácil transmitir la verdadera base del periodismo. Y manda narices que una obra de ficción tan intrínsicamente quimérica tenga que venir a dar lecciones de comunicación a quienes tanto han contaminado esta profesión.

Pese a que se trate de un cómic de ritmo frenético y jovial, no es hasta bien entrado el segundo número cuando comienza a tornarse interesante. Las primeras páginas sirven como profunda introducción a todo lo extraño que nos encontraremos a lo largo de la lectura. Para que no nos parezca raro ver a personas con medio rostro de extraterrestre, antes debemos observar el mundo en el que esto puede ocurrir. ¿Y qué mejor forma de presentar a Spider Jerusalem que viéndole reventar un bar con un bazooka?

Justo después de esta insólita introducción, nos trasladamos de golpe a una extensa aventura donde el periodista que se fue hace cinco años para mudarse a la soledad de las montañas vuelve con más fuerza que nunca. Con la amenaza de la Bestia (el presidente de Estados Unidos de América) acechando, los barrios bajos están peor que nunca y el fanatismo se ha vuelto indispensable para sobrevivir. A través de nuevas religiones, de racismos varios y de un libertinaje que no casa demasiado con los ideales de los personajes de la trama, Jersualem perpetrará en los rincones más oscuros de la polis para sacar a la luz la enfermedad mediática que se está viviendo.

transmetropolitan 13

No tarda demasiado en ejemplificarse que el protagonista es alguien reconocido y con multitud de contactos. Pero menos tarda en demostrar que no importa quien caiga, sea amigo íntimo o acérrimo enemigo, pues la verdad está por encima de todo ello. Políticos, policías, figuras públicas o “dones nadie”, todos tienen su hueco en ‘Transmetropolitan’.

El ambiente con el que se representa la historia es uno de los elementos que hacen únicos a esta obra. Esto es, sin duda alguna, gracias al magnífico trabajo de Darick Robertson, el dibujante de ‘Transmetropolitan’. Pese a que se denota muchísimo el estilo noventero en el que no se terminaba de perfilar el estilo por el que iba evolucionar el cómic americano durante el siglo XXI, se observan rasgos de genialidad en forma de escenas y atmósferas que te trasladan al lugar con una facilidad pasmosa.

Aun así, debe recalcarse que no se trata de un dibujo espectacular, aunque se debe más al hecho de que se utilice un entintado y un color demasiado estándar para una obra de tal magnitud. No estaría de más una revisión a este nivel de una obra tan contemporánea como la de Ellis y Robertson, pero tampoco sería justo decir que ha envejecido mal, pues se trata de uno de los cómics de referencia de los últimos años.

Este ejemplar es el primero de un total de 10 que actualmente está editando ECC Cómics. Cuenta con un total de 144 páginas a todo color y está encuadernado en un formato rústico. Quizás la reedición de un producto como este merecería más la pena en cartoné, pero ECC se caracteriza mayoritariamente por editar sus cómics de forma que sean lo más asequible posibles para los lectores, y de esta forma, por un precio de 13’95€, cualquiera puede tenerlo en sus manos.

transmetropolitan 14

Warren Ellis

Nacido el 16 de febrero de 1968 en Essex, Inglaterra, Warren Ellis es un guionista de cómics y escritor de novelas que se ha convertido en todo un referente de la cultura popular americana del siglo XXI. Su especialidad es la mezcla de crítica sociocultural, tecnología y ciencia ficción, y muchos comparan su estilo con el gore de Garth Ennis.

Pese a haber pasado por la mayoría de las más famosas editoriales americanas (DC Comics, Avatar, Image o Wildstorm), su trabajo más reconocido en la temática superheroica está en Marvel, donde ha guionizado colecciones como ‘El motorista fantasma’ (‘Ghost Rider’), ‘Thor’ o ‘Iron Man’. Además de sus cómics de superhéroes, se hizo muy famoso gracias a ‘Transmetropolitan’ y otras series propias como ‘Global Frequency’, ‘Planetary’ o ‘Nextwave’.

TRANSMETROPOLITAN NÚM. 01 (DE 10): DE NUEVO EN LA CALLE

El periodista Spider Jerusalem ha pasado los últimos cinco años de su vida aislado en un refugio en la montaña. Ahora regresa a la ciudad trayendo consigo la verdad y el caos. Armado con un computador portátil y un lenguaje vitriólico, se convierte en el azote de los poderosos denunciando los abusos y las mentiras caiga quien caiga, sea líder religioso, presentador televisivo o presidente de la nación (a quien Spider llama, cariñosamente, “la bestia”).

Con este volumen, ECC inicia la reedición en diez tomos de una obra demoledora. El guionista Warren Ellis (Planetary) y el dibujante Darick Robertson firman una sátira feroz que carga contra el conformismo y la pasividad de una sociedad enferma.

Transmetropolitan #1

Reseña
GUION
DIBUJO
EDICIÓN
Cinéfilo, literato y con mil pájaros en la cabeza. Algún día trabajaré en el Daily Planet.

¡No te vayas sin comentar!