Un poco de madera y acero, de Chabouté

Un poco de madera y acero, de Chabouté

Una imagen vale más que mil palabras, hecho que Christophe Chabouté tiene muy claro, como demuestra en su obra ‘Un poco de madera y acero’. Las más de 300 páginas de este volumen que carece de diálogos son una demostración de que Chabouté es un brillante autor, capaz de narrar una historia compleja, cargada de detalles y emociones sin la necesidad de tener que plasmar en sus viñetas ni un solo diálogo (aunque he de decir que sí que hace uso en dos o tres momentos puntuales de varios textos a modo de juego narrativo).

‘Un poco de madera y acero’ es la historia de un banco en un parque. Algo cotidiano y en principio carente de interés, se convierte en esta novela gráfica en un recurso narrativo utilizado para unir a numerosas personas, cada una de ellas con sus problemas y preocupaciones.

Un poco de madera y acero, de Chabouté

Desde un hombre que sale a trabajar todos los días a la misma hora hasta un vagabundo que intenta, cuando consigue evitar al policía, utilizar el banco como colchón para dormir. Pero lo entrañable de ‘Un poco de madera y acero’ no es solo conocer la vida de estas personas, unidas por un banco, sino ver cómo sus vidas evolucionan, maduran y en algunos casos, hasta se marchitan.

‘Un poco de madera y acero’ es una historia de amor, es una historia de tristeza, es una historia de superación, es una historia de perdón, en definitiva, es una historia de la vida en sí, contada a través de un banco.

Chabouté demuestra con esta obra que además de estar versado en varias técnicas estilísticas que beben claramente de la influencia del belga Didier Comés, sabe cómo contar una historia. Su trazo claro y en ocasiones descuidado, aunado a la imaginación a la hora de contar cada suceso, convierten el trabajo de este artista francés en una obra maestra. Las 336 páginas que dan forma a la novela están dibujadas utilizando mayormente la técnica del claro oscuro, muy habitual en Chabouté.

Un poco de madera y acero, de Chabouté

‘Un poco de madera y acero’ fue publicado originalmente bajo el título ‘Un peu de bois et d’acier’ por la editorial Vents d’Ouest en 2012, llegando ahora a España en un solo tomo que publica la editorial Planeta Cómic. Su precio, 22 euros, es un “regalo” una vez se tiene en cuenta la grandiosidad de esta obra.

Christophe Chabouté (Alsacia, 1967) es un autor francés que estudió Bellas Artes en Angulema y Estrasburgo, publicando su primera obra en 1993 en un libro colectivo sobre Arthur Rimbaud. Cinco años después se da a conocer con su obra ‘Sorcières, Le Téméraire’, mediante la que fue galardonado en el Festival de Illzach. Desde entonces ha publicado obras como ‘Purgatoire’, ‘Henri Désiré Landru’, ‘Un peu de bois et d’acier’ y ‘Moby Dick’, adaptación original de la obra de Herman Melville.

Un poco de madera y acero, de ChaboutéUn respiro. Un instante. Una pausa. Un cobijo. Un remanso de paz.  Un refugio. Un escenario. Un cruce de caminos. Solo un poco de madera y acero.

Esta es la deliciosa historia sobre el banco de un parque, el paso del tiempo, las relaciones humanas, los vínculos, las tradiciones y el romper la rutina.

Chabouté es uno de los autores de cómic europeo más importantes de la actualidad, sobre todo gracias a Purgatorio.

Título original: Un peu de bois et d’acier

Un poco de madera y acero

¡No te vayas sin comentar!