Crítica de ‘La Visita’

Shyamalan aúna drama, terror y comedia en una de sus mejores producciones

Mla visita peliculaanoj Nelliyattu Shyamalan, más conocido por su segundo apellido, es uno de los directores que más se han ido reinventando a lo largo de los años. Para bien o, en más de una ocasión, para mal, el artista indio ha ido incorporando a sus películas elementos altamente originales que le han llevado a declararse como uno de los directores contemporáneos más innovadores. Sin embargo, cuando se aleja de su estilo más terrorífico y se pone en manos de proyectos como ‘After Earth‘, acabamos teniendo a Will Smith y a su hijo enchufado dando tumbos sin una dirección clara.

Es por ello que muchos esperaban ‘La Visita‘. Volver a ver una cinta del Shyamalan más íntimo y puro, guion incluido, podía derivar en algo verdaderamente bueno. Y vaya si ha cumplido las expectativas. Aunque la resolución de la cinta es muy distinta a lo que pudimos ver en ‘El Sexto Sentido‘ o en ‘La Trampa del Mal‘, el resultado es díficilmente mejorable.

La historia se basa en la visita de Becca (Olivia DeJonge) y Tyler (Ed Oxenbould) a unos abuelos que nunca han conocido, ya que su madre (Kathryn Hahn) se marchó de casa antes de que estos nacieran. Para darle un respiro a su progenitora y que pueda marcharse de crucero junto a su actual pareja, los dos hermanos deciden hospedarse una semana en casa de sus abuelos, quienes ocultan mucho más de lo que les hubiera gustado. El humor y el terror se solapan de forma tan natural como absurda, y aunque queda lejos de tener un argumento original, el cómo se cuentan los hechos hacen verdaderamente única a esta película.

Al igual que en ‘Holocausto Caníbal‘, ‘Chronicle‘ o ‘Rec‘, se utiliza el “found footage” para aportar un ambiente tétrico al film y justificar así la instrospección que se lleva a cabo hacia los jóvenes protagonistas. Con una edad más cercana a protagonizar series de Disney Channel que de ganar un premio Oscar, los dos actores consiguen hacerse con el público desde el minuto uno y hasta el último. Especial atención a Ed Oxenbould, quien tiene una soberbia presencia ante la cámara y lo demuestra dando al espectador grandes suspiros humorísticos después de tanta tensión acumulada a lo largo del metraje. Humor que, si bien es cierto que en ocasiones roza la exageración, aparece de forma tan natural y campechana que deja sin argumentos a cualquiera que tilde a Shyamalan de forzarlo.

la visita pelicula 2

Pero no todo son risas en la película, pues debe recordarse que se trata de una cinta de terror. Es quizás en este aspecto en el que más flojea la película. Aunque en el tráiler se venda como una verdadera película de miedo que te pondrá los cabellos de punta, pesa más el drama familiar que se desarrolla a lo largo de los 94 minutos que tardan en salir los títulos de crédito. Al fin y al cabo, el verdadero terror que se imprime en este film se basa en comentarios extravagantes de los abuelos o en simples detalles que, en una situación normal, pasarían completamente desapercibidos. Esto, sin duda alguna, habla verdaderamente bien del director, quien una vez más consigue que el público coma de su mano haciéndole sentir lo que desea en cada momento.

‘La Visita’ es una película que se ríe de sí misma. Se ríe del recurso del “found footage” dirigiendo, además, una cierta sorna hacia el fenómeno youtuber; se ríe de los tópicos más ácidos del cine de terror (con momentos escatológicos y sótano perturbador incluidos); y se ríe de los dramas más típicos del mundo de la cinematografía presentando una poco original historia pero dotando a los protagonistas de carismas únicos que hacen conectar con ellos desde el principio.

Aunque realmente cuenta con un elenco bastante corto, los otros dos actores que llaman la atención son, por supuesto, los que encarnan a los “entrañables” abuelos de los protagonistas. Peter McRobbie y, por encima del resto, Deanna Dunagan, aportan sus vetustos conocimientos interpretando a una de las parejas más terroríficas del cine de terror moderno. La expresión de Dunagan consigue hacer estremecer al más valiente que se haya atrevido a asistir a la sala de cine aunque sea en contadas ocasiones, pero esta reducción de las escenas puramente de terror no hace más que aumentar la intriga e indagar en la historia familiar que hay detrás de tanta parafernalia.


la visita pelicula 4

Pese a que el “found footage” no dura toda la película (más bien es un recurso utilizado a conveniencia de la escena) existen un varios planos dignos de estar en la galería de mejores escenas grabadas con esta técnica. El más llamativo de ellos, indudablemente, es el juego del pilla-pilla entre los dos hermanos. Por no hablar, por supuesto, de la banda sonora. El ambiente que produce cada sonido independiente provoca una amalgama de sensaciones imposibles de controlar por parte del espectador. Un acto tan sencillo como limpiar un horno puede tornarse lo más terrorífico con tan solo la música adecuada acompañándolo.

Por lo tanto, en cuanto a la técnica se trata de una película prácticamente perfecta. Incluso cuando la cámara cae al suelo el encuadro resultante es atractivo, y ni que decir tiene que el juego de sombras y oscuros es inmejorable. Toda una serie de elementos que demuestran el cariño que Shyamaland ha puesto en este film. Después de los desastres anteriores, bien falta le hacía recuperar el cariño tanto del público de la crítica, pero volver por una puerta tan grande es algo que muy pocos esperaban.

Si bien no es la mejor película ni del director ni de terror ni de “found footage”, consigue engranar cada elemento con una precisión de relojero haciendo que surja un resultado fantástico. Y, teniendo cuidado de no desvelar ningún spoiler, sí que pediré que todo aquel que vaya a verla esté muy atento al final, porque pone la guinda a un pastel que gustará a cualquier amante del cine. ‘La Visita’ es toda una sorpresa que reivindica a Shyamalan como director y que funciona como drama con tintes cómicos aunque posiblemente no tanto como película de terror.

Reseña
Grata sorpresa
Cinéfilo, literato y con mil pájaros en la cabeza. Algún día trabajaré en el Daily Planet.

1 Comentario

  1. Recuerdo verla sin muchas pretensiones después de la deriva del director y tengo que decir que me sorprendió gratamente. Shyamaland debe quedarse en la liga de las películas de poco presupuesto.

¡No te vayas sin comentar!