Reseña de ‘La Torre Oscura – La Batalla de la Colina de Jericó’

‘La Torre Oscura’ es una saga de libros escrita por el autor estadounidense Stephen King que comenzó con ‘El Pistolero’ en el año 1982 y terminó con ‘La Torre Oscura’ en 2004, teniendo por medio ‘La llegada de los tres’ (1987), ‘Las Tierras Baldías’ (1991), ‘Mago y Cristal’ (1997), ‘Lobos del Calla’ (2003) y ‘Canción de Susannah’ (2004), amén de otras historias que transcurren en el mismo universo como pueda ser el caso más claro el de ‘El viento por la cerradura’ (2012).

La Torre Oscura - La Batalla de la Colina de Jericó

Con una frase inicial de la que King se enamoró (“El hombre de negro huía a través del desierto, y el pistolero iba en pos de él”), el escritor dio comienzo a una de las historias más ambiciosas y grandilocuentes de la historia de la literatura. Los seguidores acérrimos de esta obra se cuentan por millones, y solo es cuestión de tiempo que la historia dé el salto al cine y/o la televisión. Y sabiendo que King es también un fiel seguidor del noveno arte, era obvio que el universo de La Torre Oscura en algún momento tendría sus ramificaciones en el mundo del cómic. De esa forma, en 2007 Marvel Comics publicó el primero de muchos volúmenes relacionados con esta saga de fantasía y ciencia ficción. En ‘La Torre Oscura: El nacimiento del pistolero’, Robin Furth (asistente de Stephen King a lo largo de la saga literaria) se encarga del argumento, Peter David del guion y Jae Lee junto a Richard Isanove de la ilustración, todo con el apoyo y la supervisión del propio King. Y tras otros tres volúmenes posteriores, llegamos a ‘La Torre Oscura – La Batalla de la Colina de Jericó’.

La Torre Oscura - La Batalla de la Colina de Jericó

La historia de esta saga se centra en Roland Deschain, un pistolero que vive en un mundo post-apocalíptico cuyo único objetivo en la vida es llegar a encontrar la Torre Oscura, una misteriosa y mística construcción ubicada en el centro de toda realidad. Roland debe llegar allí para arreglar todo lo que ha ido mal en su vida, y para ello no hay precio demasiado alto a pagar. En su juventud, Roland vivía en una especie de rica y próspera sociedad medieval (y aún así en lugar de caballeros andantes tenemos pistoleros, sí) que se fue al traste tras una revolución que terminó con todo lo que él consideraba bueno y decente en la vida.

Para los seguidores de la saga literaria, la Batalla de la Colina de Jericó es un hecho de importancia capital en la juventud de Roland. Sabemos muy poco de lo que ocurrió aquel día, pero King nos deja ver a través de los recuerdos del pistolero (el único que queda ya de su estirpe) que fue algo que acabaría de una vez por todas de marcar a Roland de por vida y cambiarle definitivamente de aquel joven precoz enamoradizo que conocimos en los primeros cómics de la colección al hombre huraño, frío y despiadado que conocemos en ‘El Pistolero’. El reto al que se enfrentó el guionista Peter David al contar esta historia y tratar satisfacer a los lectores no ha sido ninguna tontería, y tras la lectura de este tomo se puede decir que sin duda lo ha superado.

La Torre Oscura - La Batalla de la Colina de Jericó

Aquí nos encontramos con todos los puntos claves que ya conocíamos a través de los recuerdos del viejo Roland, y son tan trágicos y grandiosos como nos podíamos imaginar. No es que a estas alturas el pasado del joven Roland pueda ser calificado precisamente de feliz y apacible. Ya hemos visto caer a su madre, muerta a sus manos tras el engaño al que se vio sometido, y a su gran amor, Susan Delgado, quemada en la hoguera. Ahora Roland, junto a un puñado de supervivientes entre los que se encuentran los antiguos miembros de su ka-tet, se prepara para el enfrentamiento definitivo contra las fuerzas de John Farson. Han sido nueve años de lucha en los que han conseguido retrasar los planes del Rey Carmesí, el enemigo máximo que está detrás de todo, pero este será el momento de la verdad, y todo ocurrirá en la Colina de Jericó. Aquí tendrá lugar la última contienda, y lamentablemente ya sabemos que tendrá un trágico resultado para Roland y sus compañeros.

Pero la forma en la que Peter David desarrolla la historia hace que esta nos emocione y nos conmueva, algo muy difícil de conseguir cuando se conoce de antemano la manera en la que acabará la lucha. Eso sí, como punto negativo que hace que el trabajo de David no llegue a la excelencia hay que destacar que quizás por parte de Marvel Comics han querido alargar esta historia más de lo debido, y tal vez cinco números sean demasiados para la historia que se nos cuenta en estas páginas, haciendo así que en ocasiones la narrativa resulta lenta. También es cierto que toda la grandiosidad de la historia se puede ver mermada para los lectores que no conozcan la saga literaria de King, hecho que seguramente sea la mayor desventaja con la que parte esta obra.

La Torre Oscura - La Batalla de la Colina de Jericó

En cuanto a la labor visual, el trabajo del coreano Jae Lee es fantástico en este cómic. Consigue dotar a cada viñeta de un aura de irrealidad y épica (y decadencia cuando es necesario) que le sienta como un guante a esta historia. Pero no hay que olvidar que este resultado no sería el mismo si no fuera por la aportación al color que hace el artista Richard Isanove, con su estilo inconfundible que ya le hizo tener tantos defensores como detractores en la mítica serie de Marvel Comics ‘1602’ junto a Neil Gaiman y Andy Kubert. Y es que la dupla formada por Isanove y Lee es estupenda, ya que son como dos piezas fabricadas para funcionar de forma conjunta. Después de ver su trabajo juntos, al verles por separado en otras obras parece que a ambos les falta algo…

La Torre Oscura - La Batalla de la Colina de Jericó

En el lado negativo del dibujo, hay que decir que Lee es más un ilustrador que un dibujante de cómics, ya que la narrativa visual no sigue precisamente las directrices marcadas por Will Eisner según las cuales un cómic debe ser casi comprensible sin el apoyo de los textos, sino que estamos ante una secuencia de ilustraciones que nos muestran los distintos momentos de la historia que el guionista nos va contando. Habrá lectores a los que esto les dé igual y otros a los que les parezca un aspecto de importancia capital. En mi opinión, este juicio debe ser emitido según la obra de la que hablamos, y en el caso de ‘La Torre Oscura – La Batalla de la Colina de Jericó’ creo que la forma de trabajar de Lee es la apropiada.

En lo referente a la edición, hay que decir que este volumen presentado por DeBolsillo mantiene las mismas características que los anteriores volúmenes de la colección, siendo así de formato de tapa blanda con un tamaño de página de 15 x 21 cm. El tomo contiene 144 páginas a color e incluye los cinco números de la edición americana de ‘The Dark Tower: The Battle of Jericho Hill’. Contiene una página dedicada a una breve nota de los autores (Stephen King, Robin Furth, Peter David, Jae Lee y Richard Isanove) además de las portadas originales así como varias maravillosas portadas alternativas realizadas por los una gran cantidad de artistas de primera línea como Brandon Peterson, Leonardo Manco, Jay David Ramos, Patrick Zircher, June Chung, Steve Kurth, Kai Spannuth, Olivier Coipel, Justin Ponsor, Joe Quesada, David Finch, Danny Miki, Paul Monts, Stuart Immonem, Leinil Francis Yu, Dave McCaig, John Romita Jr., Klaus Janson, Jason Keith, Steve McNiven, Morry Hollowell, Billy Tan, Dean White y por supuesto Jae Lee y Richard Isanove. El precio de venta recomendado es de 14,95 €.

La Torre Oscura - La Batalla de la Colina de Jericó

Stephen King

King nació en Portland, Estados Unidos, en 1947. Ya desde niño, manifestó una gran tendencia a la escritura, tendencia que aumentó cuando a los trece años descubrió las novelas de terror y ciencia ficción de su tía. Tras licenciarse en Inglés en 1971, comenzó a escribir un gran número de novelas y a enviarlas a diferentes editoriales. En 1974 se publicó su primera obra: Carrie, de la que se hizo una película en 1976.

Durante una década, Stephen King tuvo problemas con las drogas, de las cuales se desenganchó a finales de los 80. Pese a que sus géneros predilectos son el terror y la ciencia ficción, los mismos géneros de las novelas de su tía, su obra ha estado marcada por experiencias personales, tales como los apuros financieros de su familia en los 70; y el accidente de coche que padeció en 1999.

Centrándonos en American Vampire, aunque en el cómic se explica de forma detallada la colaboración del novelista, conviene decir que es su primer trabajo en un cómic, y que lo aceptó porque lo consideraba interesante al estar protagonizado por “vampiros de verdad”.

Obviamente, la obra de King ha recibido múltiples premios y ha sido adaptada a la gran y pequeña pantalla en numerosas ocasiones, además de a cómics. Por mencionar algunas, tenemos su primera obra Carrie, Cadena Perpetua (The Shawshank Redemption) o los cómics de la Torre Oscura.

La Torre Oscura - La Batalla de la Colina de Jericó

‘La Torre Oscura – La Batalla de la Colina de Jericó’

Han pasado nueve años desde que los pistoleros protegían el país, desde la caída de Gilead. Tras el fin de la Afiliación, Roland y lo que queda de su ka-tet se vieron obligados a esconderse, a huir de los mutantes y de los mercenarios de Farson. Pero las cosas podrían ser peores si se rompiera alguno de los Haces que sustentan la Torre Oscura. Primero fue el hogar de Roland, ahora podría haber llegado la destrucción del Mundo Medio.

Guion: Peter David, Stephen King, Robin Furth

Dibujo: Jae Lee, Richard Isanove

La Torre Oscura – La Batalla de la Colina de Jericó

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!