Crítica de ‘Spectre’

Los entresijos iniciados en 'Casino Royale' se cierran de manera formidable

spectre 1James Bond vuelve a nuestras pantallas después de 3 años. La última ocasión en la que vimos al Agente 007 en acción fue en ‘Skyfall‘. Aunque su predecesora ‘Quantum of Solace‘ fue paupérrima, el director Sam Mendes consiguió traer de vuelta al mejor Daniel Craig en un film que se cataloga como de los mejores del espía británico hasta la actualidad.

Es por ello que las esperanzas estaban puestas en ‘Spectre‘. ¿Conseguiría el director mantener el ritmo de su última cinta? La respuesta breve es sí. Mendes consigue una gran consistencia en la cuarta entrega de Craig como Bond, y pese a que presente múltiples trabas, nos retrae al 007 más clásico y auténtico.

El inicio de la película se sitúa en el Halloween de México D.F. —algo muy acertado teniendo en cuenta las fechas en las que estamos—, y con una lección sobre cómo realizar un buen plano secuencia, se presenta al personaje en medio de una escena de acción multitudinaria y festiva.

Ya desde el comienzo vemos a una Chica Bond, pero no será más que un aperitivo para las dos grandes que nos presentan en esta película: Léa Seydoux y Monica Bellucci. De esta última prácticamente es mejor ni hablar, pues en sus pocos minutos en la pantalla no hace nada más que lo que una Chica Bond hace… a cada cual su imaginación.

spectre 2Pero Seydoux es la verdadera protagonista femenina de esta película. Y mejor que no lo hubiera sido. Sí, es preciosa y hace que muramos de envidia por Bond… pero nada tiene que ver con la carismática Eva Green a la que tanto referencian como Vesper Lynd en ‘Spectre’. De cualquier forma, más que un problema de la propia actriz parece ser del guion, que solo roza la superficialidad de su personalidad y apenas explota su relación con el agente. Una lástima, ya que podría haber dado mucho más de sí.

Aunque el prototipo de “chica dura que acaba siendo una víctima” no haya funcionado demasiado bien, el resto de tipicismos que utiliza Sam Mendes en su película se desempeñan como la seda. El director tiene claro que la esencia de James Bond debe estar por encima de todo, y en esta ocasión lo consigue apuntándose un gran tanto.

Para ello, recurre a una historia en la que busca cerrar absolutamente todas las tramas abiertas desde ‘Casino Royale‘. Esto provoca que se alargue demasiado la película y se dé poca importancia a algunos elementos que parecían muy importantes. Aun así, también ocasiona que el argumento te capte desde el principio y continúe aumentando el estímulo a lo largo del film. En ningún momento te aburres delante de la pantalla, pues las tramas se solapan y derivan unas en otras de manera fantástica. Y, al fin y al cabo, eso es lo que se busca de una película de 007.

spectre 3En esta aventura vemos a un Bond mucho más experimentado que en cintas anteriores. Actúa de manera anárquica y traza su propia aventura sin necesidad de contar con un gran equipo detrás. Sí, como el Capitán América en ‘El Soldado de Invierno‘. Esta comparación que ya ha sonado con fuerza por la red es acertadísima, pues vemos a un agente acompañado por una mujer en su cruzada contra una trama corrupta de dominio mundial.

spectre 4Esta trama corrupta tiene nombre y no es HYDRA. Es Spectre. La organización está actuando en todos los ricones del globo de manera activa, y aunque eso ya lo sabíamos por las entregas anteriores, la forma de presentarlo en este film es encomiable. James Bond se enfrenta a una amenaza poderosísima, pero no le tiembla el pulso en ningún momento.

La caballerosidad inglesa se palpa en cada plano. Quizás no llegue al nivel de ‘Kingsman‘ en ese sentido, pero no hay duda de que Craig ha conseguido integrar la elegancia del personaje a la perfección. Eso sí, existe un gran problema de guion con el protagonista de la película que disminuye bastante su personalidad. James Bond se toma absolutamente todo a broma. Sí, dentro de su estilo chulesco existe cierta ironía y sarcasmo que, bien empleado, es genial. Pero en ‘Spectre’, este espíritu se amplifica demasiado e incluso le hace perder enteros.

Por otro lado, se nota el cansancio que Daniel Craig tiene del personaje. Ha perdido gran parte de la frescura que le caracterizaba al ser su cuarta película, y aunque salva el papel de manera formidable, se nota que el actor tiene ganas de salir de la saga. De hecho, se le ve mejor en escenas poco típicas de 007, sobre todo interactuando con Q, lo que da pistas de que quiere un cambio pronto.

El punto más fuerte de ‘Spectre’, no obstante, es su villano. Christoph Waltz ha demostrado en más de una ocasión que es un dios de la actuación. Y como Franz Oberhauser no iba a ser menos. El némesis de James Bond se antoja un enemigo shakespeariano, alguien con motivaciones reales para odiar al espía y con una personalidad inquebrantable. Imita bastante al prototipo de Hans Landa en ‘Malditos Bastardos‘, aunque le da un toque de blockbuster que funciona a la perfección con el film.

spectre 5

También sorprende gratamente Dave Bautista, el antiguo luchador de la WWE que se ha hecho un hueco en Hollywood gracias a ‘Guardianes de la Galaxia‘. Bautista consigue cumplir con su función de secundario matón, siendo una amenaza más para James Bond y protagonizando con él una persecución magnífica en Londres. Aunque, también hay que remarcarlo, habla más bien poco. No es que le hayan dado mucho texto, quizás para que no la pifiara demasiado, pero con su sola presencia llena la pantalla.

El desequilibrio entre las escenas es algo de lo que más peca este film. Las escenas de acción son increíbles, pero las de diálogo no consiguen mantenerle el ritmo. A sabiendas de ello, el sabio director ha aumentado muchísimo el ritmo de la película, haciendo que sea un detalle casi a no tener en cuenta. Pero se le puede seguir demandando mucha más profundidad en el guion.

En definitiva, ‘Spectre’ es una película más que recomendable que sigue la estela de ‘Skyfall’ y rompe moldes gracias a su ritmo. La mejor interpretación va para el doble oscarizado Chritoph Waltz y a Daniel Craig se le notan las ganas que tiene de salir de la franquicia. Tiene puntos débiles, por supuesto, pero pasan con la suficiente rapidez como para que no te des cuenta de ellos. El argumento es sólido y consigue cerrar la saga que comenzó con ‘Casino Royale’, por lo que sin duda merece la pena.

Spectre James Bond

Un críptico mensaje del pasado envía a James Bond (Daniel Craig) en una misión encubierta a Ciudad de México y más tarde a Roma, donde conoce a Lucia Sciarra (Monica Bellucci), la hermosa y prohibida viuda de un despiadado criminal. Bond tendrá que infiltrarse en una reunión secreta y descubrir la existencia de la siniestra organización conocida como SPECTRE.

Mientras tanto en Londres, Max Denbigh (Andrew Scott), el nuevo jefe del Centro para la Seguridad Nacional, se cuestiona las acciones de Bond y desafía la relevancia del MI6, comandado por M (Ralph Fiennes). Bond recluta de forma encubierta a Moneypenny (Naomie Harris) y Q (Ben Whishaw) para ayudarle a encontrar a Madeleine Swann (Léa Seydoux), la hija de su antigua némesis Mr. White (Jesper Christensen), quien puede tener la clave para desmantelar la web de SPECTRE. Siendo la hija de un asesino, ella comprende a Bond de formas que otros no entienden.

Mientras Bond se aventura al corazón de SPECTRE, descubrirá una sorprendente conexión entre él mismo y el enemigo al que persigue, interpretado por Christoph Waltz.

Reseña
James Bond vuelve con fuerza
Cinéfilo, literato y con mil pájaros en la cabeza. Algún día trabajaré en el Daily Planet.

3 Comentarios

  1. El punto más fuerte de ‘Spectre’, no obstante, es su villano. Christoph Waltz ha demostrado en más de una ocasión que es un dios de la actuación. Y como Franz Oberhauser no iba a ser menos. El pariente de James Bond se antoja un enemigo shakespeariano, alguien con motivaciones reales para odiar al espía y con una personalidad inquebrantable. —–> El pariente de James Bond??? Como ponéis eso en una crítica de una película que aún no se ha estrenado???

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.