Fans recrean la habitación de Andy de ‘Toy Story 3’

‘Toy Story’ es para muchos la película de su infancia, ‘Toy Story 2’ es el comienzo de la adolescencia y ‘Toy Story 3’ el retorno a la tierna infancia. Teniendo eso en cuenta, The Pixarist decidió recrear la habitación de Andy del último filme de la trilogía de Pixar objeto a objeto. Os dejamos a continuación las declaraciones del creador de tamaña réplica junto a las imágenes (tanto de la habitación original de la película como de la recreación) para que podáis juzgar vosotros mismos:

Cuando mis amigos y yo empezamos a recrear ‘Toy Story 3’ a finales del año 2011, sabíamos que tendríamos que crear a escala 1:1 la habitación de Andy. Afrontémoslo, no puedes recrear en su totalidad ‘Toy Story 3’ sin una habitación de Andy realista. Nos tomó dos años de trabajo, pero valió la pena. Es la habitación que la mayoría de nosotros hubiéramos deseado tener. Desde el suelo de madera a las puertas blancas, está todo ahí. Puede sonar un poco obsesivo nos hemos esforzado muchísimo para estar seguros que cada pequeño detalle era representado. Por ejemplo, hay un tablón blanco al lado del escritorio de Andy que hemos recreado perfectamente. Una de mis cosas favoritas en la habitación es su puerta. Amo el tablero de dardos, las pegatinas y los pósters ya que le da ese toque adolescente y lo que aún no puedo creer es que hayamos conseguido el mismo tablero de dardos por sólo 5 dólares en una tienda de segunda mano, ¡fue increíble!. Una de las cosas que más trabajo nos dió fue el escritorio de Andy, ya que antes de que la renováramos era un escritorio marrón antiguo y roto pero fue genial arreglarlo para nuestra recreación ya que pertenecía a mi abuela.

¿Qué os parece la recreación, parece la habitación de Andy?

Ávido lector de cómics por influencia paterna, el anillo de voluntad me eligió haciéndome de DC de por vida. Caníbal seriófilo por influencia propia sin ningún rumbo en particular, pasando por Six Feet Under, Breaking Bad, Lost, The Strain, Sons of Anarchy,...

¡No te vayas sin comentar!