‘Fearless Dawn #1’ de Steve Mannion

Fearless Dawn Portada¿Qué mejor que enfrentar a chicas pin-up contra monstruosos nazis hormonados de más para tener un cómic de lo más entretenido? Esto, bien mezclado con viajes al espacio y ranas gigantes son los ingredientes que usa Steve Mannion para crear ‘Fearless Dawn’, el spin-off que lleva el nombre de la heroína a la que conocimos en ‘The Bomb’.

‘Fearless Dawn’ es el primer volumen recopilatorio de las aventuras de esta heroína retro que publica Tyrannosaurus Books, y en él encontramos la miniserie original del personaje junto al número ‘Fearles Dawn in Outer Space’. Todo comienza con Fearless Dawn esperando a que Pops, un mecánico, termine de poner a punto su vehículo para viajar hasta Manitoba, donde la ha enviado el Sindicato para investigar una droga que han desarrollado los nazis con el fin de convertir a sus soldados en peligrosas masas de músculos.

No tardaremos mucho en conocer al General Fritz, que se lo pondrá peliagudo a Fearless Dawn, así como a la que se va a convertir en la némesis de la protagonista, Helga Von Krause, la exhuberante jefa de Fritz. También conoceremos, a principio del segundo capítulo, a Número Siete, compañero de Fearless que ha de ayudarla cuando se ve en apuros. Pero los héroes de esta historia no son invencibles y, para desenvolverse en el territorio enemigo, deberán echar mano de la droga diseñada por los nazis, volviéndose infalibles contra estos en unas páginas que resultan muy divertidas. Aunque vuelven a verse en apuros cuando los efectos se les han pasado.

Fearless Dawn 2Una vez más, el Sindicato debe enviar a alguien a ayudar a nuestros protagonistas, y no es otra que la Agente Betty, una atractiva militar que acude inmediatamente a salvar el trasero de Fearless Dawn y Número Siete. Una vez puestos a salvo, Fearless y Betty rememorarán la vez que salvaron Newburg del ataque de una rana gigante, historia que nos recuerda a los Estados Unidos de los años cuarenta y cincuenta, con la bomba atómica muy reciente y los efectos de su radiación aún por explorar. A esto se le añaden algunos elementos de King Kong para dar con una breve historia que acaba de una forma más inocente de la que empezó.

El cuarto capítulo nos lleva a Hollywood, donde Helga y el General Fritz harán de las suyas al invadir la casa de un ‘reality show’, momento en el que Mannion deja escapar su crítica imaginación para representar a los concursantes del programa. Fearless, Betty y Número Siete se encargarán de darle su merecido a sus enemigos, mientras tanto, una de las concursantes del ‘reality-show’ tendrá una trama paralela con los mejores chistes del volumen.

Fearless Dawn 1El número con el que cierra este primer tomo se titula, como ya he comentado antes, ‘Fearless Dawn in Outer Space’. En él, Fearless se entera de que Helga y Fritz se encuentran en el espacio y, tras unas páginas oníricas por parte de la protagonista, veremos que los planes no siempre salen bien, viéndose obligados los nazis a volver a la Tierra, con un desenlace que deja las expectativas muy altas para el segundo volumen. A lo largo de la lectura de este último capítulo queda patente de dónde ha sacado la inspiración Steve Mannion, y es que ‘Iron Sky’ ya llevó a los nazis al espacio, y el cierre del capítulo recuerda mucho al tráiler que hemos podido ver de la secuela cinematográfica.

El apartado visual de ‘Fearless Dawn’ queda claro desde la primera página, desde la que comprendemos que Fearless es una chica tan expresiva como su propio cuerpo le deja. Mannion dibuja con mucha soltura estas poses sugerentes de los personajes femeninos, al igual que dota al os personajes masculinos de un exceso de teatralidad que, en lugar de sacarte de la trama, consigue que sea más creíble gracias al concepto retro en el que se basa. No puedo dejar pasar los momentos más caricaturescos de la obra, siendo uno de mis preferidos el de Fearless asomada tras un tanque bajo los efectos de la droga de los nazis. Lo que llama la atención es el contrate de técnica que hay entre los cuatro números de la miniserie y el capítulo espacial final. Mientras que en la miniserie Mannion escoge utilizar tintas para dar el dibujo y los volúmenes y rellenar el resto del cómic en tonos de gris, en ‘Fearless Dawn in Outer Space’ el lápiz cobra más protagonismo y el dibujo está mucho más elaborado.

Fearless Dawn 3

Para cerrar el volumen, Tyrannosaurus Books añade al final las portadas originales a color de la obra, que publicó Asylum Press en Estados Unidos, en mejor papel. Una obra imprescindible que hará disfrutar a los más clásicos, ‘Fearless Dawn’ está editado en formato rústico con 132 páginas en blanco y negro. Podéis haceros con este volumen en vuestra librería habitual por 16,95 euros.

Steve MannionSteve Mannion (New Jersey, 1965) es un dibujante y guionista de cómic que empezó su carrera en este mundillo en 1994, trabajando para DC, donde hacía labor de oficina durante el día mientras que, por la noche, hacía sus trabajos freelance. Ha trabajado también para otras editoriales como Marvel, Image, Fantagraphic/Eros, Asylum Press y Heavy Metal, entre otras, además de dibujar portadas para algunas de estas y otras como IDW y Legendary Comics.

En 1998 dejó su trabajo en DC para dedicarse por completo a dibujar cómics, centrándose en ‘Fearless Dawn’, cuyos últimos números ha conseguido publicar gracias a campañas de crowdfunding a través de Kickstarter.

Fearless Dawn, la heroína retro de Steve Mannion, salta desde las páginas de ‘The Bomb’ a su propia cabecera con este primer volumen recopilatorio de sus aventuras en solitario que recoge su miniserie original de 4 números más el one-shot ‘Fearless Dawn in Outer Space’.

Cohetes vintage, nenas con ametralladoras, nazis zombies, monstruos super hormonados y hasta ranas gigantes campan a sus anchas por estas fantásticas páginas llenas de acción y comedia como solo Steve Mannion es capaz de ofrecer.

Diversión, locura, chicas sexy, heroínas… Te va a encantar.

Fearless Dawn #1

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Me gusta vivir entre manjares dornienses y montañas de libros. Picoteo comics de oriente a occidente. Unos días los paso luchando contra supervillanos y otros me gusta colarme en la Universidad Invisible a charlar entre ‘oooks’ con el Bibliotecario con el fin de que me preste de algo nuevo de Neil Gaiman. Si algún día tengo descendencia se llamarán Fantasía y Ciencia Ficción. Pasé cuatro años en Gandía estudiando Comunicación Audiovisual. De mayor quiero ser como Glen Keane, por lo que poco a poco me voy haciendo un hueco en el mundo de la animación, aunque entre codazos hago mis pinitos en el dibujo y la escritura.

¡No te vayas sin comentar!