Alan Moore responde a preguntas de sus fans

Alan Moore es posiblemente el guionista de cómics más laureado de la historia, con un gran número de obras maestras entre su bibliografía. Pero también es uno de los más polémicos en cuanto a su persona se refiere. Su fama de arisco y malhumorado le ha seguido durante años, pero en algunas ocasiones este autor ha salido de su intimidad para dar buena cuenta de lo agradable, humilde y conversador que puede llegar a ser, y ahora estamos ante una de esas ocasiones: el de Northampton se ha prestado a responder a 75 preguntas realizadas por sus lectores, y no ha sido parco en palabras…

Alan Moore
Alan Moore

Entre las interesantes respuestas que nos ha dejado el señor Alan Moore, vamos a comentar algunas de las más interesantes. En cuanto a los cómics que está leyendo en estos momentos…

Las siempre poderosas historias de la serie ‘War Stories’ de Garth Ennis así como cualquier cosa que a este autor le dé por publicar; las excelentes y revigorizadas series ‘Crossed + 100’ y ‘Cry Havoc’ de Si Spurrier para Image; las espectaculares ‘Mercury Heat’, ‘Phonogram’, ‘The Wicked + The Divine’ de Kieron Gillen y, cuando mueva su culo vago, su próximo número de ‘Über’, un trabajo cuidado y meticuloso; y la increíble serie de Brian Vaughan ‘Saga’.

Una de las creaciones que más impacto ha tenido en el universo de DC Comics ha sido el personaje de John Constantine, cuyo desarrollo en otros medios en los últimos años parece no agradar demasiado al guionista…

¿Me estás hablando de la película estadounidense y, supongo, la serie de televisión que nos presenta a un personaje americano que no tiene nada que ver con el personaje que yo cree y simplemente tiene un nombre que se deletrea de la misma manera, pero a pesar de ello los productores de dicha serie aparentemente no saben pronunciar correctamente?

Muchos esperan con ansias el nuevo trabajo de Moore, que llevará por título ‘Jerusalem’, en el que lleva trabajando alrededor de una década y que tiene la característica de ser una novela compuesta por un millón de palabras…

Durante el último año he estado trabajando con Donna Bond, una editora muy capaz a la que dejé el enorme manuscrito tras la muerte del editor que había escogido inicialmente, Steve Moore. Donna ha estado haciendo sugerencias sobre ciertos cambios y modificaciones a lo largo de los 35 capítulos… Dios la bendiga, incluso señaló algunos puntos útiles acerca del francamente ininteligible capítulo de Lucia Joyce… y yo puedo decir que he acabado integrando las modificaciones en el último capítulo hace tan solo unos días, el 22 de octubre. El que ahora es un borrador casi completo está en manos de la editorial, y creo que algunas de las ediciones extranjeras están ya en marcha, habiendo empezado con la tarea de la traducción. También ha pasado por las manos de mis dos macro-managers de confianza (para ver si había algún tipo de gran error estructural o fallos en la trama, debido al gran tamaño de esta obra con todos estos personajes), el autor Ali Fruish, y el historiador de la contra-cultura John Higgs. Espero que salga a la venta durante el próximo año.

Y si hay un final de un cómic de Alan Moore sobre el que han corrido ríos de tinta es el de ‘The killing joke’. ¿Qué tiene que decir el autor sobre ello?

Mi intención al final de ese cómic era tener a los dos personajes simplemente experimentando un breve momento de lucidez en su siempre muy extraña y probablemente fatal relación, alcanzando un momento donde ambos percibieran el infierno en el que se encuentran los dos, y que ante eso solo se pudieran reír de su absurda situación. Una risa similar es compartida por la pareja maldita en el final de la destacable novela original de Jim Thompson, ‘The Getaway’.

Por último, es muy interesante también conocer la opinión de Moore al respecto del movimiento Anonymous y su relación con su obra ‘V de Vendetta’

Sobre el tema de ‘V de Vendetta’ no tengo muchos pensamientos, pero sin embargo le tengo una gran admiración y respeto al trabajo realizado por Occupy y Anonymous. Desde mi posición, si me hubieran robado una de mis ideas y la hubieran convertido en otro generador de dinero para algún tipo de corporación subhumana, entonces si al menos hubiera escapado lo suficiente como para convertirse en algo de uso simbólico para los movimientos de protesta de hoy en día, eso me haría sentir mucho mejor en lo que respecta a haber escrito la idea en primer lugar. Me hace sentir que el trabajo puede haber tenido algún uso más allá de su agenda puramente comercial, un uso más en la línea de mis intenciones allá por 1981 cuando por primera vez puse esta idea en una obra.

Recordad que para saber más sobre la obra del señor Alan Moore podéis escuchar el programa que le dedicamos en nuestro podcast.

Fuente: Bleeding Cool

3 Comentarios

¡No te vayas sin comentar!