‘Convergencia’ #2

convergencia 2El primer número de ‘Convergencia dejó bastante claro que no resultó ser el macroevento de características legendarias que planeaba DC Comics con la mudanza de sus oficinas a Burbank. El homenaje que querían dar a prácticamente todo el pasado de la editorial no iba a funcionar como merecía, pues se antojaba un simple recurso para ordenar todo lo que habían dejado a medias en el pasado.

El hecho de que quisieran abarcar tantísimo provocaba que la historia base no estuviera tan desarrollada como debería. O peor, que su desarrollo mezclara tantas realidades que ninguna terminaba de tener la profundidad adecuada. Podríamos pensar, no obstante, que esto solo se debía a que era la introducción de una segunda parte de características antológicas. Pero no. Mejora algunas cosas, pero en su mayoría peca de los mismos errores que las primeras 160 páginas editadas por ECC Comics.

Retomamos ‘Convergencia’ con la invocación del ser supremo encargado de poner todo patas arriba: Brainiac. El enemigo por antonomasia de Superman llega al campo de batalla invocado por Deimos. ¿Pero cuál de los dos es el verdadero enemigo al que los héroes de Tierra-2 —y otros— deben hacer frente?

convergencia 2 1

En un giro argumental no demasiado justificado, Deimos aparece de la nada —los lectores menos asiduos de la editorial ni siquiera lo conocerían— para antagonizar la historia que podría haber acabado con absolutamente todo el Multiverso. Pese a la poca profundidad que se le da, no sería justo negar las virtudes de este villano. Shakesperiano, obcecado y con un poder sin igual, Deimos consigue manipular a todos y cada uno de los habitantes del planeta en el que se desarrolla el evento.

Brainiac, por su parte, cumple con su cometido como es debido. Con una moralidad dudosa y un sinfín de ases en la manga, el villano también tiene su parte de protagonismo, aunque no el que acostumbra a tener en ‘Superman‘. Su contraparte pasa a ser Telos, de quien nada más entrar en el cómic nos explican sus orígenes y el proceso que le llevó a convertirse en un siervo de Brainiac. Este es el personaje que más gana en esta segunda parte. Gracias a su relación con el Dick Grayson de Tierra-2, el protagonista más conseguido de los que conforman esta obra, Telos se encuentra a sí mismo y, de paso, encamina levemente al lector hacia lo que está ocurriendo. Que no siempre queda claro.

Ya se había avisado de que ‘Convergencia’ es un evento para los lectores más veteranos de DC Comics. Que no cualquiera podía ponerse al frente de esta historia; antes se necesitaba una gran trayectoria leyendo cómics. Pero la sencillez del argumento principal, que busca no complicar exageradamente las cosas, se mezcla con la complejidad de años y años de historias. De este modo, ‘Convergencia’ no consigue ni ser un buen homenaje ni una buena historia. Podrían haber intentado que fuera una obra solo apta para los más melancólicos, como pudo serlo ‘Dragon Ball Z: La Batalla de los Dioses‘, pero ni eso. Se queda corto para el potencial que tenía.

convergencia 2 2

De hecho, ‘Convergencia’ recuerda muchísimo a las primeras historias de Grant Morrison a bordo de ‘La Liga de la Justicia’, donde el supergrupo se enfrentaba a amenazas alienígenas de todo tipo para salvar La Tierra, el universo o incluso el tiempo y el espacio. Pero en estas se profundizaba mucho más sobre los peligros que corrían y los personajes tenían un mayor desarrollo. En el evento, sin embargo, es esto lo que más pesa. El concepto que se introduce tiene un gran potencial, pero quienes están en el ajo no dan todo de sí mismos.

En la segunda parte del cómic vemos también la aparición de Parallax. El Hal Jordan más oscuro de todas las cronologías se muestra firme y vigoroso, aunque hace servir el caos universal provocado por Brainiac para redimir sus fechorías preceentes. Contar con Parallax es un gran acierto por parte de los guionistas. No obstante, y a riesgo de parecer pesado, le ocurre como a absolutamente todos los personajes de ‘Convergencia’: su desarrollo es nimio.

Pero lo más soporífero de esta historia es su final. Se concluye el cómic como si acabaras de ver una película de Disney, cuando diez páginas atrás parecía que todo iba a concluir en una catástrofe apocalíptica. Todo vuelve a su curso sin más, y ‘Convergencia’ pasa como cuando Batman encierra al Joker en Arkham al final de cada arco argumental.

convergencia 2 3

Hay consecuencias, por supuesto, y DC You es la principal de todas ellas. Pero no vemos nada de eso en ‘Convergencia’. Solo son idas y venidas de ideas sueltas con un nexo común pero sin una profundidad suficiente. Durante los próximos meses se estipulará si finalmente fue un acierto o no contar con este evento. Pero, por el momento, parece que ha sido uno de los errores más grandes de la época contemporánea de DC Comics.

No todo podía ser malo. El dibujo —de artistas del nivel de Andy Kubert o Ed Benes— es increíble. Cada plana es digna de enmarcar y la caracterización de los personajes, sobre todo la de Brainiac, se antoja insuperable. También es de agradecer los guiños a los antiguos trajes de los personajes y a las características de los más antiguos, como el Superman de 1938.

En ese sentido, la manera en cómo han enfocado el evento ha sido la precisa. Realmente, durante la etapa de Los Nuevo 52 este ha sido el punto más fuerte de la editorial. El hecho de poder contar con artistas del mayor nivel y los avances tecnológicos más importantes ha hecho que DC se haya puesto a la vanguardia en este aspecto, superando por mucho a Marvel aunque cuenten con portentosos talentos como el de David Ajá.

convergencia 2 4

En definitiva, ‘Convergencia’ se postula como un error de DC Comics que no es más que una piedra en un camino ya de por sí truncado por los problemas editoriales que estaban teniendo. Como punto positivo quedan personajes como el Dick Grayson de Tierra-2 o Telos y el retorno de grandes leyendas como el Superman casado con Lois Lane y padre de un bebé prácticamente recién nacido.

Pero si realmente la editorial quiere remontar, deberá hacer mucho más que lo prometido hasta el momento y explotar sus grandes bazas como el ‘Batman’ de Scott Snyder y Greg Capullo. Con el lanzamiento de las películas que se unirán durante los próximos años, DC tendrá una gran baza para recuperarse. Pero depender de la taquilla del cine, tal y como están las cosas por Marvel, es una estrategia demasiado débil como para basar todo en ella.

‘Convergencia’ #2 puede conseguirse por 12,95€ en una cuidada edición en rústica de ECC Comics. Cuenta con 136 páginas a todo color además de con las portadas de cada uno de los números y un par de artículos finales —en esta ocasión, uno interesantísimo sobre Green Lantern y una pequeña biografía de Andrew Kreisberg—. Una oportunidad de oro para hacerse con una historia más que olvidable… pero que puede ser indispensable para seguir la trayectoria de la editorial.

convergencia brainiac

CONVERGENCIA NÚM. 02 (DE 2)

¿Cómo terminará esta gran saga? ¿Quién es Deimos de Skartaris,? Averiguadlo en este tomo, donde se relata el enfrentamiento entre los héroes de la desaparecida Tierra 2 y la personificación del planeta Telos.

Convergencia #2

¡No te vayas sin comentar!