Crónica de Alicantardis III y charla con David Amoedo

AlicantardisCrónica escrita por Violeta Gómez y Saida Herrero

El sábado 24 de octubre los amantes de la ciencia ficción en general, y de ‘Doctor Who’ y ‘El Ministerio del Tiempo’ en particular, pudimos disfrutar de una gran jornada en el Centro Cultural Las Cigarreras, en Alicante.

La asociación Alicantardis celebraba la tercera edición de su evento en unas condiciones ideales: mejor ubicación, amplio espacio para todas las actividades del día y magníficos invitados. Todo ello en el año en que su presidente, David Amoedo, se despide de su cargo por todo lo alto. Tuvimos la oportunidad de charlar con él sobre el evento y sobre futuros proyectos, como podéis leer al final de esta crónica. También tuvimos la oportunidad de hablar con Doc Pastor y David Robles, cuyas entrevistas podréis leer próximamente.

Tardis-K9En cuanto al evento en sí, lo primero que nos llamó la atención fue lo intenso de la jornada, tan repleta de actividades que muchas se solapaban entre sí. Aun así, la organización intentó distribuirlas equitativamente con un buen resultado, y la variedad de las mismas permitía que tanto niños como adolescentes o adultos pudieran disfrutar del día.
El punto fuerte del evento fueron sin duda los invitados principales: David Robles, doblador de multitud de personajes, entre ellos el Décimo Doctor; Doc Pastor, autor de libros como ‘El loco de la cabina’ y Javier Olivares (al que no hace mucho hemos podido entrevistar en La Casa de EL), creador junto a Pablo Olivares de ‘El Ministerio del Tiempo’, la serie que nos ha devuelto la esperanza en un nuevo estilo de ficción serial española. Sin embargo, el evento no se limitó a las ponencias de estos invitados, sino que también ofreció diversas charlas y se complementó con talleres y actividades de todo tipo.

Las charlas del turno matutino se centraron en diferentes aspectos de ‘Doctor Who’, la primera de ellas en el aspecto científico. A partir de teorías científicas, Antonio Cremades argumentaba, entre otros temas, cuáles podrían ser las claves para que un ser humano pudiera regenerarse cual Señor del Tiempo. Por otra parte, hubo un acercamiento a la antimateria para tratar de explicar aquello de “más grande por dentro que por fuera” de la TARDIS. Esta fue quizás la charla más densa de todas, ya que se trataba de un tema complejo de tratar y sin una base científica, o sin al menos interés en ello, podría resultar complicado de entender para el público general. En cualquier caso, se fomentó el debate y se intentó que el público participara con sus propias teorías.

Por otra parte, David Amoedo estuvo hablando acerca de la situación de ‘Doctor Who’ en España, incluyendo las declaraciones que hizo Marcos Muñoz sobre su intento de publicar una ‘Doctor Who Magazine’ en versión española. La charla se terminó convirtiendo en debate con una gran participación del público, que barajó motivos del por qué la serie se encuentra en una situación tan precaria en nuestro país –actualmente sin emisión– a pesar de que el fenómeno fan, los eventos y las publicaciones se hayan incrementado. También se propusieron posibles soluciones y se habló del vídeo que están preparando para enviar a la BBC (David Amoedo nos cuenta más detalles sobre el mismo en la entrevista que incluimos al final de esta crónica).

Juego-Alicantarids

Mientras sucedía todo esto, en la sala contigua los asistentes disfrutaban y aprendían en los talleres de fieltro y de ilustración. Podéis ver algunas de sus creaciones en el álbum del evento (al final de la crónica os dejamos el enlace). Y para los más pequeños, o para aquellos que preferían un poco más de acción y diversión, en el exterior del centro cultural se organizó un duelo de destornilladores sónicos y juegos de rol.

No fue lo único interesante de la mañana, ya que en el escenario exterior de Las Cigarreras se estableció un debate entre representantes de tres grandes series de ficción: Antonio Vuarnet de ‘El despacho del Dr. Venkman‘ defendió a ‘Star Trek‘, Paco Villa de ‘Supervivientes de Endor‘ y ‘Star Wars Alicante‘ representó a ‘Star Wars‘ y el colaborador de Alicantardis Luis Llausas le dio voz a la serie anfitriona del evento, ‘Doctor Who’. El profesor de la Universidad de Alicante José Rovira hizo las veces de moderador y juez, planteando distintas preguntas sobre estas series y otorgando puntos según la respuesta, para darle al debate un toque divertido. El público disfrutó mucho e intervino en algunos momentos, llegando a la conclusión de que todos podemos disfrutar de estas obras maestras, ya que todas tienen su encanto.

Debate-Alicantardis

Después, la jornada siguió con el evento que reunía a los tres invitados en un debate/podcast centrado en el fenómeno fan, concretamente en el que generan las series. Participaron los tres grandes invitados que ya hemos mencionado: Javier Olivares, David Robles y Doc Pastor, contando con Marco de Canal Osera como moderador. El coloquio fue muy interesante y estuvo salpicado de anécdotas, si os interesa y os lo perdistéis no os preocupéis, ya que podéis escucharlo en este enlace que nos ofrece Canal Osera.

Por la tarde le tocó el turno al plato fuerte del evento, con la charla y la ‘Masterclass’ del doblador David Robles y el panel entre David Amoedo, Doc Pastor y Javier Olivares centrado en ‘El Ministerio del Tiempo’. Ambas actividades tenían aforo limitado y agotaron las entradas, formándose una cola de gente a la puerta de la sala, lo que demuestra el interés que despertaban estas dos charlas.

Charla-Alicantardis

La charla de David Robles comenzó justo después del descanso para comer con una sala completamente llena de gente. El doblador cautivó al público hablando de los entresijos de su trabajo, de los aspectos positivos y los más estresantes, y de los diferentes papeles que le ha tocado hacer. Comentó también la situación del doblaje en nuestro país y cuestiones como la moda de utilizar famosos para doblar películas populares, particularmente las de animación. La voz del Décimo Doctor nos demostró que es mucho más que una voz e hizo que el tiempo se pasara volando, finalizando su charla con una ‘masterclass’ en la que aquellos afortunados que reservaron plaza a tiempo, pudieron hacer ejercicios prácticos de doblaje aconsejados por el propio David Robles.

Charla invitados Alicantardis

En cuanto al panel de ‘El Ministerio del Tiempo’, el hecho de contar con el creador y ‘showrunner’ de la serie permitió conocer detalles que de otra forma no habrían sido posibles. Javier Olivares acudió al evento a pesar de estar enfermo, pero quiso hacer ese esfuerzo para encontrarse con un público que lo esperaba con los brazos abiertos, y además afirmó estar encantado con la organización del evento.

Entre otras cosas nos comentó su idea de emitir un especial de Navidad, acercándose un poco más al estilo que sigue la BBC con ‘Doctor Who’ y otras series, sin embargo TVE no ha aceptado la idea, ya que no pensaba que algo así pudiera funcionar en nuestro país. Quizá algún día podamos tener este tipo de especiales como alternativa a las típicas galas navideñas en la programación televisiva.

También comentó, en respuesta a preguntas del público, la dura tarea del guionista, que ante las revisiones y las correcciones que le piden los productores, puede acabar rodeado de versiones del mismo proyecto. No es algo que le esté ocurriendo en ‘El Ministerio del Tiempo’, pero nos dijo que ha llegado a ver la ‘versión 82’ de un capítulo piloto, y que en ese caso, es casi mejor dejarlo y hacer otra serie.

Por otra parte, quiso recordar que hay momentos en los que no es necesario dar una explicación acerca de todo, la fantasía permite esas licencias para centrarse en disfrutar sin más de las historias. En el caso del Ministerio, no va a explicar como funcionan las puertas, sino que hay que ir directamente a la acción y quedarse con la trama y lo que le ocurre a los personajes. Además, ha recordado que jamás se viajará al futuro, antes de que se le vuelva a preguntar por el mismo tema.

Nos especificó también un tipo de capítulo que le gustaría hacer, ambientado en la época romana pero haciéndola totalmente en latín con subtítulos. Sin embargo, eso es algo planteable solamente si tuviera muchas temporadas, no se lo puede permitir en una segunda temporada. Nos recordó que en la serie están siendo muy fieles al tema del idioma, según la trama lo requiere, usando los subtítulos como elemento cómico, como en el capítulo de los soldados nazis que hablaban alemán.

En cuanto a la estupenda acogida de público que ha tenido la primera temporada de ‘El Ministerio del Tiempo’, comentó que está encantado pero que no le sorprende que sea un público tan heterogéneo, ya que “está pensada para un público con curiosidad y ganas de aprender, y eso es algo que no tiene edad”. Según el guionista:

“La clave es hacer una serie que te  guste a ti, eres un espectador más”.

Por otro lado, explicó un aspecto sobre la escena extra que se había incluido en la serie para que los fans pudieran participar. Se trataba de una iniciativa para que los ‘ministéricos’ pudieran vivir la serie desde dentro, algo que en ciertos sectores no fue bien visto, pues culparon a Olivares de querer aprovecharse de su éxito para no contar con actores reales, y hubo algunas quejas. El guionista quiso matizar que nada más lejos de la realidad, sino que le habían pedido que añadiera esa escena para simpatizar todavía más con seguidores más fieles.

Finalmente, nos explicó que la segunda temporada constará de 13 episodios y se estructurará en una trama de seis capítulos, uno doble y cinco episodios finales, como si se tratara de dos series distintas.

Tras este panel, solo quedaba la conferencia sobre la atracción de la BBC ‘Doctor Who Experience‘, que cerraba la programación del día. Nadie mejor para contar sus entresijos que Eli López, que ha trabajado en esa instalación en Cardiff (Reino Unido) y nos hizo sentir como si estuviéramos allí.

A pesar de las increíbles charlas de por la tarde, en el recinto del centro cultural también tuvo lugar un taller de estampación, otro de caracterización y maquillaje (con impresionantes resultados), actividades de ‘papercraft’ para los niños, un concierto de rock, un trivial gigante… como decíamos al principio, multitud de posibilidades para que pequeños y grandes disfrutaran del día.

Desde La Casa de EL queremos dar la enhorabuena a la organización por el evento y esperar un magnífico Alicantardis IV, que sin duda superará nuestras expectativas.

No olvidéis ver en Facebook nuestro álbum de fotos del evento. Nos despedimos con la entrevista al organizador David Amoedo.

Taller-Alicantardis

Entrevista a David Amoedo

¿Cómo surgió la idea de la jornada y de la asociación Alicantardis en sí?

Lo de crear la asociación fue por necesidad, por tema burocrático y demás nos convenía legalizarnos. Decidimos que si queríamos hacer lo que teníamos pensado, tal y como lo habíamos concebido, era lo más conveniente. Hablamos con Planeta Gallifrey, porque empezamos como un apéndice de ellos y para facilitar nuestra labor decidimos hacerlo de un modo independiente, aunque seguimos hermanados y para lo que necesiten, aquí estamos.

El primer Alicantardis fue un poco experimento: estábamos en una cafetería, con dos proyecciones y un stand, nada más. Aun así, vinieron 80 personas y entonces pensamos “igual la gente tiene ganas”. Hicimos una segunda edición en Novelda, que es un pueblo apartado con mala conexión, y vinieron 150, así que decidimos que era hora de probar a hacer algo más decente y en la ciudad. Y para hacer todo eso, lo tramitamos y nos convertimos en asociación independiente.

¿Cuántos sois ahora mismo en la asociación?

Es difícil de definir un número exacto, porque hay diferentes estamentos. En la junta somos cinco, los organizadores somos ocho, pero si luego sumamos colaboradores y demás, llegamos a la veintena.

¿Hay una buena base de fans en la zona, en Alicante?

Uno piensa esto que se dice siempre de “pegas una patada al suelo y sale un ‘whovian’” [Risas]. La verdad es que es la sensación que nos ha dado, también es cierto que, sin comerlo ni beberlo, un día alguien dijo que éramos un referente nacional, y entonces la gente empezó a asociarlo a eso. Nos encontramos con que, aunque en las otras ediciones vino gente de fuera, este año es más evidente que ha venido gente de Madrid, de Granada, de Málaga… Ha habido más recepción, no solamente de gente de la provincia, que era nuestro público principal, sino que ha venido gente de toda la península.

¿Qué tal es la experiencia organizando las tres ediciones? ¿Qué habéis podido aprender de una a otra?

De todos los que estamos, el único que ha estado en las tres ediciones soy yo. Empezamos James Mars y yo en el foro de Planeta Gallifrey, en plan “y si probamos a…” y éramos dos, y así lo hicimos. En el segundo tuvo que irse por temas laborales, así que lo hicimos entre mi pareja, dos amigas y yo. Y cuando me di cuenta de que no iba a poder estar más tiempo en Alicantardis, pensé que quería que se pudiera mantener y que la gente siguiera disfrutando, así que amplié el cupo para participar en la organización, y así fuimos ocho. La evolución se nota muchísimo, para empezar en los números, como el público que comentábamos antes.

¿Habéis hecho un cálculo estimado de la gente de esta edición?

Esta vez es difícil. Antes teníamos entadas, pero esta vez es entrada libre así que no lo sabemos con certeza.  Sí que sabemos que el aforo de Robles y Olivares se completó con 70 personas. Pero es difícil porque unos vienen, otros se van. Además, tenemos que reunirnos todos y sopesarlo porque cada uno tiene una información. A ojo, creo que 200-250 personas.

Además de estas jornadas, ¿organizáis desde la asociación más actividades?

Sí, de hecho para hacer Alicantardis nos desplegamos en otros eventos. Colaboramos con el Salón del Cómic de Alicante, también estuvimos un año en el del Manga. Nos vamos a la Summer Freak de Murcia, etc. Siempre intentamos poner un stand para que la gente nos conozca y después de este evento grande, sé que la intención de los que se quedan es hacer pequeños eventos como por ejemplo en Navidad, con el especial de Navidad. También otros más reducidos, siempre contando con el evento referente.

Este año, aparte del espacio más grande, otra novedad es la de contar con ‘El Ministerio del Tiempo’, ¿a qué se debe? ¿Crees que hay una base de fans compartida?

Fue un poco accidentado. Cuando llegó el Ministerio crearon el grupo de Facebook de los funcionarios y me invitó un ‘whovian’ que creó el grupo… a mí, y a otros tantos. Y conforme entrabas en el grupo veías que los conocías a todos, y se empezó a hablar de que estaría bien quedar y tal. Y pensé que ya que teníamos planeado Alicantardis III, ¿por qué no abrirnos? En el pasado habíamos pensado un crossover con Sherlock, por ejemplo. Así que como era algo que teníamos pensado, aprovechamos.

En general ha sido una jornada abierta, ¿no? Porque también se ha tocado ‘Star Wars’, ‘Star Trek’…

Lo de ‘Star Wars’ y ‘Star Trek’ fue una propuesta que surgió porque el año pasado en el Salón del Manga de Alicante nació hacer un debate de estos tres pilares, y yo defendí al Doctor. Y quien la organizó me propuso repetirla en Alicantardis, y me pareció muy buena idea, porque así nos abrimos a otros campos. De hecho me  gustaría que la asociación se planteara hacer algo con las de ‘Star Wars’ o ‘Star Trek’. Estaría bien.

David Amoedo¿Cómo ves la evolución de ‘Doctor Who’ en nuestro país con respecto a los fans? ¿Crees que sigue siendo minoritario o ha aumentado el número de gente?

Depende de con que época lo comparemos. Creo que lo que provocó el personaje de Tennant (Décimo Doctor) fue diferente. Con la llegada de Moffat nos abrimos a Estados Unidos, así que creo que esas cosas se notan también en nuestro propio país, porque Estados Unidos sabe cómo moverse y cómo hacer que la gente se haga más fan. Sin embargo, noto como si la semilla se hubiera plantado hace muchos años y ahora de repente empezara a eclosionar. Yo por ejemplo era del Cuarto Doctor, pero no lo recordaba, porque lo vi muy pequeño y recordaba el sonido de la Tardis, y que desaparecía… pero no me acordaba de la serie como tal. Cundo llegó la época moderna, recordé el sonido y que me daba pánico de pequeño. Hablando con otra gente, me ha dicho que le pasó parecido. Ya lo habían visto pero no lo recordaban, y el auge con Tennant y la apertura de Moffat de la serie ayudaron a que surgieran esos recuerdos reprimidos [Risas].

Es algo bonito porque te da la sensación de que siempre ha estado ahí aunque durante un tiempo lo hubieras olvidado. Es algo como muy poético.

Tenéis pensado enviar un vídeo para la BBC, ¿cómo habéis pensado hacerlo?

La clave es escuchar mucho, por eso me gusta asistir a otros eventos,  y controlo yo las redes y los correos, porque creo importante que la persona que encabeza el movimiento esté en contacto con la gente. Al final son ellos los que te dicen lo que quieren y te expresan sus inquietudes. Lo de hacer este vídeo vino por ahí. Había escuchado en redes que estaría bien aprovechar el evento para algo así. Un chico me pasó su correo para utilizar el evento para recoger firmas, pero creo que eso está muy usado y que no iba a tener mucho efecto. Pero pensé que ya que teníamos cámara, y teníamos la gente y el evento, sería buena oportunidad de enseñar a la BBC lo que hacemos en España. Y de paso la gente que quiera pedir que ‘Doctor Who’ vuelva a España lo podrá hacer.

Es un vídeo que, más allá de que lo vea la BBC, se puede utilizar en las redes sociales para compartirlo y hacerlo viral, ¿no?

Sí, de hecho con la llegada de Netflix a España también hemos pensado enviárselo a ellos a ver si se replantean que venga el Doctor. Al final es aprovechar los recursos que tenemos y a ver qué sale.

Para terminar, tenemos una pregunta clásica que hacemos a nuestros entrevistados: ¿Batman o Superman?

Superman. Muchos podrían decir que lo tiene más fácil pero me gusta más el carisma de Superman, y eso que soy de personajes oscuros, pero a veces veo a Batman un poco distorsionado. Además, ese argumento de que Batman solo es superhéroe porque es rico… no es exactamente así pero algo ahí [Risas]. Por otra parte, Superman tiene más capacidad para sorprenderme y me gustan sus conflictos. Lo que me parece genial es el ‘crossover’, y en los cómics funcionaba muy bien.

¡No te vayas sin comentar!