El corto animado ‘Sleigh Bells’ de Disney reaparece tras 87 años perdido

Sleigh Bells de DisneyEl primer personaje animado de Disney no fue el ratón Mickey, sino Oswald the Lucky Rabbit (Oswald el Conejo Afortunado). Este personaje, creado en los años 20, apareció en un total de 26 cortos de animación mientras perteneció a Disney, y uno de ellos ha aparecido tras 87 años sin saberse de él, el corto se titula ‘Sleigh Bells’.

‘Sleigh Bells’ es un cortometraje de seis minutos de duración que no se ha visto desde 1928. Un investigador lo ha descubierto en el British Film Institute’s National Archive, en el catálogo online. Según The Guardian, ‘Sleigh Bells’ entró en los archivos hace 34 años, siendo la única copia conocida de esta obra. Robin Baker, conservador jefe del BFI, declaró:

¡Qué alegre delicia descubrir una película de Disney perdida hace tiempo en el BFI National Archive, y ser capaces de mostrar ‘Sleigh Bells’ a toda una nueva audiencia 87 años después de ser realizado!. La restauración de esta película introducirá el trabajo de Disney en la época muda a muchos espectadores, esto demuestra claramente la vitalidad e imaginación de su animación en un punto clave del principio de su carrera.

Oswald the Lucky Rabbit fue creado por Ub Iwerks y Walt Disney en 1927, sin embargo, Oswald no cobró tanta popularidad como el ratón que fue su sucesor porque perdieron los derechos del personaje frente a Universal Studios, y no los recuperó hasta 2006, apareciendo tras esto en los videojuegos de Epic Mickey.

The Walt Disney Company está trabajando en la restauración de ‘Sleigh Bells’, que nos muestra a Oswald y otros animales patinando y jugando sobre el hielo. La primera proyección de este corto se realizará el 12 de diciembre de 2015 en Londres, en un especial navideño que prepara el British Film Institute llamado ‘It’s a Disney Christmas: Seasonal Shorts’. Esperemos que no tengamos que esperar mucho para que lo publiquen en el resto del mundo.

Fuente: Comic Book Resources

Me gusta vivir entre manjares dornienses y montañas de libros. Picoteo comics de oriente a occidente. Unos días los paso luchando contra supervillanos y otros me gusta colarme en la Universidad Invisible a charlar entre ‘oooks’ con el Bibliotecario con el fin de que me preste de algo nuevo de Neil Gaiman. Si algún día tengo descendencia se llamarán Fantasía y Ciencia Ficción. Pasé cuatro años en Gandía estudiando Comunicación Audiovisual. De mayor quiero ser como Glen Keane, por lo que poco a poco me voy haciendo un hueco en el mundo de la animación, aunque entre codazos hago mis pinitos en el dibujo y la escritura.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.