Reseña de ‘Incognito 1’

Hay cómics que, sin que sepas nada de ellos ni hayas oído ninguna opinión cercana al respecto, te llaman la atención fuertemente por detalles tan relativamente insignificantes como el diseño conceptual de la portada o el equipo creativo al cargo del proyecto. ‘Incognito 1’ se metió en mi estantería directamente por ambas cosas.

Incognito

¿De qué va ‘Incognito’? Pues en este tomo se nos cuenta la historia de Zack, un currante de oficina que lleva una vida anodina en una ciudad anodina. Lo más aburrido (y anodino) que te puedas imaginar. O eso es lo que podría pensar erróneamente un observador externo, porque en realidad Zack era en una vida anterior conocido como Zack Aniquilante, un tipo con superpoderes que estaba del lado de los malos, uno de los criminales más temidos de toda la nación. Sin embargo, tras la muerte de su compañero y hermano gemelo Xander, Zack colaboró con las fuerzas de la ley para capturar a su jefe. Después de un acto como ese sus minutos estaban contados, y por esa razón entró en algo parecido a un programa de protección de testigos que le proporcionó su nueva (y anodina) identidad.

Incognito

Pero su vida actual es tan miserable que, a pesar de los riesgos evidentes, Zack decide volver a usar sus poderes ataviado con un antifaz, esta vez en el lado del bien cual justiciero de los inocentes. Evidentemente esta decisión acabará propiciando que su existencia llegue al conocimiento de la peor gente a la que podía llegar, y esto terminará por complicar mucho la vida de Zack.

La situación de Zack recuerda vagamente a ese personaje llamado Cole Burns de la serie ‘100 balas’ de Brian Azzarello y Eduardo Risso, no desde el punto de vista del propio personaje, claro está, sino desde el del lector. En este caso, a diferencia de Burns, Zack es consciente de su propia naturaleza en todo momento. Pero el lector verá la transformación de un tipo de lo más corriente en todo un matón peligroso y mortal. Y esto es algo que el guionista utiliza como herramienta para causar un impacto inicial en el lector que le sirve como punto de arranque para engancharse a la historia.

Incognito

Cuando pensamos en el guionista Ed Brubaker, lo que a la mayoría de los amantes de su trabajo nos viene a la cabeza es el género noir. Sí, bien es cierto que este señor cuenta entre sus obras más destacadas títulos de corte aparentemente superheroico como ‘Gotham Central’, ‘Daredevil’ o ‘Capitán América’, pero al echar un vistazo con mayor detalle nos daremos cuenta de que todos estos títulos están más cerca de una historia de espías o de gangsters que de lo que tradicionalmente suelen vender Marvel y DC. Esta mezcla de conceptos siempre ha sido llevado excelentemente bien por este autor (tal vez sus números en ‘Patrulla-X’ serían la excepción que confirma la regla), hasta el punto de que sus etapas en las colecciones antes citadas se encuentran entre las más destacables de la historia de estas. ‘Incognito’ se encuentra exactamente en esa misma línea.

Incognito

Cuando a Brubaker se le ocurrió la idea para desarrollar ‘Incognito’ estaba inmerso en mitad de la publicación de ‘Criminal’, otra de sus series de género negro que también está dibujada por el artista de esta, Sean Phillips. Probablemente algunas de las cosas que vemos en ‘Incognito’ sean consecuencia de ideas que el guionista no pudo desarrollar en ‘Criminal’, pero seguramente el trabajo que mayor influencia ha tenido en este proyecto sea ‘Sleeper’ (de nuevo, otra colaboración con Sean Phillips), obra que desde cierto punto de vista sería la imagen especular de ‘Incognito’, ya que en este caso se nos presentaba a un agente infiltrado que hace el papel de malvado.

También, según palabras del propio Brubaker, ha tenido en cuenta muchos aspectos de su etapa en ‘Capitán América’, especialmente en cuanto a toda la mitología en torno al personaje, a la hora de crear el mundo de ‘Incognito’. Tanto personajes arquetípicos como organizaciones del mundo del Centinela de la Libertad tienen su eco en este cómic. Y por supuesto está el pulp, o al menos ese aspecto del pulp que nos mostraba en sus inicios a personajes violentos que se movían en un mundo lleno de grises que contrasta mucho con lo que fueron los cómics mainstream posteriormente, mucho más luminosos, infantiles y moralmente aceptables. La influencia de personajes como La Sombra o Doc Savage está presente tanto en la estética como en la narración de la obra, algo que se evidencia desde el primer momento en la propia portada del tomo, en la que vemos a un personaje que porta una máscara similar a la de Kato, el compañero del Avispón Verde.

Incognito

¿Es una historia de justicieros disfrazados? Sí. ¿Es una historia con un claro toque noir que profundiza en las raíces del pulp? Sí. ¿Ed Brubaker ha vuelto a hacer de las suyas una vez más? Sí, sin duda. Alguno lo puede interpretar como una forma para dorar la píldora al lector, vender algo que parece una historia de superhéroes y que en realidad es puro cine negro en viñetas. Yo prefiero pensar que esa fórmula es precisamente la que Brubaker sabe preparar mejor y de la que más disfruta.

¿Y qué decir del trabajo en este tomo de Sean Phillips? Este artista, que se dio a conocer con ‘Hellblazer’, es uno de los colaboradores habituales de Brubaker (como por ejemplo en obras como las ya mencionadas ‘Sleeper’ o ‘Criminal’) junto a Michael Lark y Steve Epting, y los motivos de que sigan realizando cómics juntos están clarísimos: se complementan perfectamente, hasta el punto de dar la impresión de que ‘Incognito’ es obra de un único autor completo. El sobrio trabajo de Phillips en esta historia le da el toque necesario de realismo y frialdad que necesita, ayudado de forma magnífica por el color de Val Staples, que realiza una labor que le hace merecedor de que su nombre figure en la portada junto al del guionista y el del dibujante. Lo único que falta por decir es que, tras terminar de leer este tomo, desearás que estos tres nos vuelvan a traer cosas parecidas a nuestra tienda de cómics, cuanto antes mejor.

El tomo ‘Incognito 1’ publicado por Panini Comics en formato de tapa dura contiene 160 páginas a color e incluye los números del 1 al 6 de la colección de la edición americana de ‘Incognito’. El tomo también incluye una introducción realizada por Raúl López y un artículo titulado ‘Los vengadores de la literatura pulp’ escrito por Javier Jiménez Barco y José Miguel Pallarés, además de las portadas originales de los números contenidos en el recopilatorio. La traducción ha corrido a cargo de Uriel López. El precio de venta recomendado es de 17,50 € y se puso a la venta en noviembre de 2009.

Incognito

Ed Brubaker

Nacido en Maryland, Estados Unidos, en 1966, empezó su carrera escribiendo para editoriales independientes obras como ‘Lowlife’ o ‘Purgatory U.S.A.’. Su primer contacto con el temática relativa al crimen se produjo en Dark Horse con ‘Una muerte accidental’, que le valió una nominación a los Eisner en 1993.  Después de pasar dos años trabajando para la firma independiente Alternative Comics, comenzó a escribir para DC. Entre otras obras, de esta etapa destacan ‘Gotham Central’, ‘La escena del crimen’, ‘Sleeper’ o varios números de múltiples cabeceras de Batman.

Tras DC, llegó Marvel, para la que realizó los guiones de, por mencionar algunos títulos, ‘Daredevil’, ‘Capitán América’ o ‘Criminal’. Actualmente publica bajo la editorial Image, para la que ha llevado a cabo ‘Fatale’, ‘Velvet’ o ‘The Fade Out’. Ha sido galardonado con cuatro premios Eisner.

Sean Phillips

Nacido el 27 de enero de 1965, Sean Phillips es un dibujante y entintador de cómics británico. Comenzó a dibujar a finales de los años 80 en obras como ‘New Statesmen’ o ‘Tercera Guerra Mundial’. Más tarde, continuó con trabajos como ‘Straitgate’, ‘Danzig’s Inferno’ o Strange Cases’, pero pronto fue contratado por la editorial DC Comics para trabajar en ‘Hellblazer’, etapa en la que más se dio a conocer.

Junto a estas obras, también ha tenido la oportunidad de dibujar otras como ‘Batman’ o ‘WildC.A.T.S.’, aunque una de las que se consideran sus mejores épocas es en la que estuvo a cargo de ‘Sleeper’. Para Marvel también ha trabajado con ‘Marvel Zombies’ y, posteriormente, con ‘Black Widow’, aunque en la actualidad se dedica únicamente a la publicación de ‘Criminal’ junto a Ed Brubaker.

Incognito

‘Incognito 1’

Los creadores de Criminal y Sleeper te ofrecen la más alocada y diabólica visión que jamás hayas leído de los supervillanos de cómic. Imagina que eres uno de ellos. Imagina que te has acogido al programa de protección de testigos. Imagina que eres incapaz de olvidar los días en los que no tenías que seguir las leyes que acatan todos los demás.

¿Podrías llevar una vida aburrida después de años y años de diversión y destrucción? Ed Brubaker y Sean Phillips vuelven al tajo con una obra imprescindible.

Guion: Ed Brubaker
Dibujo: Sean Phillips

Incognito 1

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.