Reseña de ‘Robocop vs. Terminator’, de Miller y Simonson

Si nos ponemos a pensar en algunos de los personajes que se encuentran a medio camino entre un hombre y una máquina del mundo de la ciencia ficción cinematográfica, hay dos que seguro que están en las listas de todo el mundo: Robocop y Terminator. Ambos vienen de mundos conceptualmente muy distintos, de obras que no tienen nada que ver la una con la otra ni en un sentido estilístico ni en uno formal. Aún así, hace muchos años alguien tuvo la idea de unirlos en un cómic mediante un crossover aprovechando que estaba en posesión de las licencias de ambos. Sin duda, no es la mejor de las ideas. Por suerte, Frank Miller y Walter Simonson pasaban por allí para transformar una mala idea en un buen cómic.

Robocop vs Terminator

Curiosamente estos dos autores, a pesar de trabajar prácticamente mesa con mesa, nunca habían colaborado en ningún cómic hasta el momento en el que les encargaron hacer ‘Robocop vs. Terminator’. Hablamos de un momento situado hace más de dos décadas. Frank Miller ya había revolucionado el mundo del cómic con Batman y Daredevil, mientras que Walter Simonson había hecho lo propio con Thor. Y en 1992 ambos estaban en su mejor momento profesional. Desde luego, es difícil pensar en un mejor equipo creativo para un cómic en aquel año.

Aún así, a mi como lector de cómics me cuesta fiarme de un producto que se presenta como la unión de dos personajes cinematográficos que no tienen nada que ver. La experiencia te dice que este tipo de historias suelen ser básicamente de carácter fanservice y su calidad suele estar muy por debajo de la media, pero como tenía el mismo problema con los cómics realizados a partir de un videojuego y con ‘Injustice: Gods Among Us’ se me quito esa idea, me armé de valor y me puse con ello…

Robocop vs Terminator

Que nadie se equivoque. No estamos ante una historia canónica que tiene perfecto sentido y se ensambla como un guante con toda la información que tenemos del futuro distópico de Terminator y del Detroit en crisis de Robocop. Aquí hemos venido a disfrutar, no a analizar los más que evidentes agujeros que tiene la excusa que nos dan para mezclar a Alex Murphy con los T-800.

¿Qué nexo de unión nos presentan Miller y Simonson para ver a un mitad hombre, mitad máquina y todo policía enfrentarse con un organismo cibernético programado para matar? Por lo visto, Robocop es el eslabón perdido en la cadena evolutiva que va desde la tostadora al Terminator. Por lo tanto, si la Resistencia en la guerra contra los Terminators consigue viajar al pasado para acabar con Alex Murphy, las máquinas nunca llegarán a causar el exterminio del hombre. No lo pienses, acéptalo.

Robocop vs Terminator

A partir de aquí el lector se encontrará con muchos de los aspectos más característicos de ambas franquicias: los viajes en el tiempo desde el futuro a nuestro presente (o mejor dicho, a un presente bastante distópico), los problemas psicológicos de Alex Murphy con respecto a su propia identidad y a lo que lo hace (o no) humano, las armas muy grandes, las explosiones, el exagerado belicismo del ciudadano medio… y todo ello aderezado además con el enfrentamiento que da título a este tomo.

Por supuesto, como en casi todas las obras que contienen viajes en el tiempo en su trama, hay que ejercer cierta suspensión de la incredulidad para poder disfrutar de esta obra. Pero esto no es nada nuevo, el mismo ejercicio debe hacerse también con las películas de la saga Terminator. Una vez superado este pequeño gap, lo que resta es gozar con lo mucho que se le va la olla a Miller a veces (en el buen sentido) y con la forma en la que Simonson traduce las ideas de este a viñetas.

Robocop vs Terminator

La historia está llena de grandes momentos a destacar, como por ejemplo la exterminación de un perro por una unidad ED-209 después de que el primero orinara sobre el segundo. Impagable. Y eso por no mencionar todas esas ocasiones en las que Robocop suda masculinidad por los cuatro costados y no podría ser más macho aunque se afeitara con su propia pistola, y todo ante la mirada estupefacta de los hombres que le rodean y el pánico de las mujeres que le observan con cierto deseo. Puro Miller, lo cual está muy bien…

Y es que Frank Miller en el guion no renuncia a su estilo de siempre a pesar de estar trabajando con personajes de franquicias que no le pertenecen. La violencia explicita y mayúscula con un toque claramente sexual que podemos encontrar en mayor cantidad en otras obras del autor como ‘Sin City’ se reconocen en ‘Robocop vs. Terminator’ desde las primeras páginas. El resultado final puede que no pertenezca a ese grupo selecto de obras de Miller que cuentan con una narrativa perfectamente cuidada (grupo en el que él mismo ha actuado como autor completo casi siempre), pero cualquier fan de este autor va a disfrutar enormemente con su trabajo en este cómic sin lugar a dudas.

Robocop vs Terminator

En cuanto al dibujo, hay que decir que aunque tal vez el trabajo de Walter Simonson no sea del gusto de todos, está claro que el artista lo dio todo en este trabajo para que Frank Miller estuviera contento con su labor, ya que la mano de este se puede apreciar en muchos momentos, pero sin llegar a tapar el estilo de Simonson. Por ejemplo, el uso omnipresente de las onomatopeyas (quizás a veces excesivo) como hilo conductor de la constante acción que corre por las viñetas de este cómic es buena muestra de ello. No se puede dejar de mencionar también el trabajo con el color de Steve Oliff, muy efectista en la labor de causar impacto en el lector.

En lo referente a la edición, hay que decir que este volumen publicado por Aleta Ediciones se presenta con un formato de tapa blanda. El tomo contiene 144 páginas a color e incluye el volumen de la edición americana de ‘Robocop vs. Terminator’. El precio de venta recomendado es de 15,95 €.

Robocop vs Terminator

Walter Simonson (EEUU, 1942), es un dibujante y guionista estadounidense conocido sobre todo por su trabajo con el personaje Thor para la editorial Marvel. Desde sus inicios en DC Comics con las colecciones ‘Weird War Tales’ y ‘Detective Comics’, comenzó a trabajar en 1977 de forma regular con la serie ‘Rampaging Hulk’ de Marvel Comics. Destacó principalmente por su trabajo dentro de la serie Thor, que comenzó en el número 260, aunque la etapa más reconocida es la que se dio entre los números 337 al 382, donde creó a personajes como Bill Rayo Beta.

Robocop vs Terminator

‘Robocop vs. Terminator’

“Connor tenía razón… fue una mente humana la que lo hizo. La que te convirtió de una herramienta a un ejército de asesinos… Fue un hombre… Un policía llamado Alex Murphy.”

Cuando la resistencia humana llega a saber que la tecnología que reconstruyó a Alex Murphy llevó a  Skynet a obtener conciencia, su soldado más letal es enviada a través del tiempo para detenerlo. Su misión: eliminar a RoboCop antes de que su mente pueda ayudar a crear la red asesina. Pero buscando su autopreservación, Skynet envía sus propios agentes al pasado. Un escuadrón de Terminators con la tarea de proteger a RoboCop a cualquier coste. Decidido a prevenir el apocalipsis que él ha precipitado, mientras rehuye la amenaza de la soldado rebelde contra su vida, Murphy deberá luchar una batalla a través del tiempo, que le llevará a Skynet y a él a un futuro distante.

Hace 20 años dos de los más grandes autores de cómic unieron sus fuerzas para crear el mayor cross-over de todos los tiempos, nunca publicado en España. Frank Miller y Walter Simonson, Robocop y Terminator. Una obra imprescindible.

Autores: Frank Miller, Walter Simonson

Robocop versus Terminator

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

1 Comentario

¡No te vayas sin comentar!