El Capitán Trueno nº 9

Capitán-Trueno-nº-9El noveno volumen de ‘El Capitán Trueno‘, (que, al igual que el tomo anterior, no muestra la imagen de ninguno de los protagonistas en la portada) contiene características muy similares a las entregas anteriores, ya que, después del habitual saludo de Víctor Mora, continúa con la recopilación de las historietas que recogía la revista ‘El Capitán Trueno Extra‘ (publicación de cadencia semanal, a 3,50 pesetas el ejemplar, cuyo precio se eleva a 5, a partir del número 334), encadenadas de tres en tres, con la intención de relatar aventuras enteras.  El tomo comienza con ‘¡El amigo Foebius!‘ y finaliza con ‘¡John, “Doble Hacha”!

Las andanzas del Capitán Trueno y sus dos inseparables amigos, en ocasiones acompañados por la bella y valerosa Sigrid, se mantienen al mismo  nivel que las de los tomos anteriores, ofreciendo al lector diversión y aventuras a partes iguales (en  ocasiones, con finales excesivamente infantiles o ingenuos), que no dejarán indiferente a ningún fan del personaje, aunque el protagonista se ausente en alguna de las tres partes de historietas concretas.

Como complementos, el volumen también cuenta con características similares a los anteriores: una sobrecubierta con doble solapa, un folleto suelto y, en esta ocasión, un solo artículo de seis páginas escrito por Antoni Giral, situado al inicio del tomo, que paso a analizar a continuación:

Bajo-el-bramido-del-trueno-‘Tras la disputa por la propiedad del personaje‘ nos explica, como indica su propio nombre, las diversas controversias por las que pasaron las historietas del Capitán Trueno para que Víctor Mora se alzara con los derechos de sus creaciones. Además, también se nos habla de ciertas parodias sobre el personaje, tales como las realizadas por Jan e Ibáñez (en una aventura de Mortadelo y Filemón) entre otras.

En este volumen se sigue respetando la fórmula original de una historia narrada en tres capítulos (a excepción de una aventura que sólo consta de dos), cuyas portadas se nos muestran juntas en la página anterior al inicio de la primera historieta, aunque con sus títulos individuales, por los motivos indicados en el primer párrafo. No obstante, merece la pena destacar que, junto al aumento del precio ya mencionado, también se produce otro cambio, ya que las portadas de la revista aquí reproducidas comienzan a variar y no muestran siempre imágenes de las aventuras del Capitán Trueno, sino que se intercalan con las de otras historietas integradas en la publicación original.

Las dimensiones del tomo siguen siendo el mayor lastre de la colección. Como ya expliqué con detalle en el análisis anterior, el salto de numeración no es un error de la editorial, sino algo deliberado.

El ejemplar está editado en formato de lujo, con tapa dura, a todo color, con un tamaño de 31×25 centímetros y con un total de 320 páginas. La colección al completo está a la venta por 1350 euros.

Víctor Mora, nacido en Barcelona, en 1931, logró la fama con exitosos cuadernos, tales como ‘El Capitán Trueno‘ (con los dibujos de Ambrós) y ‘El Jabato’ (con Francisco Darnís en la labor artística), ambas en 1956. También creó varios personajes para la Editorial Bruguera, entre los que podemos destacar ‘El sheriff King’ y ‘El Corsario de Hierro’. Es el autor literario de personajes que han traspasado nuestra frontera, como es el caso de ‘Sunday’ (junto a Víctor de la Fuente, en 1968) o ‘Dani Futuro’ (con Carlos Giménez, en 1969). Como novelista, tratando temas de reminiscencia social y política, ha escrito obras como ‘Els plàtans de Barcelona’ (en 1966), ‘Paris Flash-Back’ (en 1968) o ‘El tramvía blau’ (1984).
Francisco Fuentes Man, natural de Alicante (1929 – 1994), nos dejó muestra de su pasmosa versatilidad y de su maestría en la composición de viñetas en las historietas cortas que dibujó, entre 1961 y 1968, para la revista semanal ‘El Capitán Trueno Extra‘. Dentro de Bruguera, también ilustró otras colecciones como ‘Galax, el cosmonauta’ (también con guiones de Víctor Mora), además de algunos cuadernos de ‘Joyas literarias juveniles’. También trabajo para el mercado europeo, dejando grandes muestras de su trabajo en Francia y en los países escandinavos) y el norteamericano, donde DC le cedió la oportunidad de ilustrar a personajes tan icónicos como el propio Batman.

Juan José Úbeda, además de trabajar en los años setenta para la colección ‘Joyas literarias juveniles’, colaboró en revistas como ‘Pulgarcito’, ‘Tele color’ y ‘El Capitán Trueno Extra‘.

Félix Carrión (nacido en Madrid, en 1920) ilustró colecciones como ‘Historias selección’ y ‘Joyas literarias juveniles’, además de trabajar para diversas editoriales británicas. Por supuesto, también destacó como dibujante de algunas aventuras del Capitán Trueno y el Jabato.

Rodrigo Rodríguez Comos (nacido en el concejo asturiano de Llanes, en 1935) destacó sobre todo en países extranjeros, tales como Holanda, Alemania y Gran Bretaña, pero eso no le impidió colaborar en colecciones como ‘El Capitán Trueno Extra‘ o ‘Historias’, ambas pertenecientes a Bruguera.

El Capitán Trueno, adalid de la justicia, liberador del yugo de quienes profesan la esclavitud y desinteresado caballero andante, es uno de los personajes más populares de la historieta española. Concebido por Víctor Mora y Ambrós en 1956, sus aventuras fueron publicadas ininterrumpidamente hasta 1968, para ser retomadas posteriormente y continuadas hoy en día, cuando el personaje permanece vivo en manos de otros autores y se ha convertido en protagonista de /un largometraje.Esta exclusiva colección, recoge una selección de sus mejores historietas, publicadas  por vez primera en estricto orden cronológico de aparición. Escritas por Víctor Mora, aparecieron tanto en el cuaderno ‘El Capitán Trueno‘ como en la revista ‘El Capitán Trueno Extra’, así como en otros títulos. Entre ellas, destaca la presencia de todas las entregas dibujadas por Ambrós, su creador gráfico, así como diversas aventuras ilustradas por, entre otros, Ángel Pardo y Fuentes Man.

Ver en Whakoom

Reseña
Guión
Dibujo
Edición
Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

¡No te vayas sin comentar!