El Videoclub: La muerte de Superman

La-muerte-de-SupermanCorría el año 1993 cuando la comunidad de fervientes fans de DC sufrió un golpe tan duro como inesperado: Superman, el personaje insignia de la compañía (y, por supuesto, de nuestra web) había fallecido. Obviamente, eso no gustó nada a las legiones de seguidores del hombre de acero, lo que obligó a la editorial a traerlo de vuelta (aunque no es de extrañar que fuera algo ya previsto). Sin embargo, aunque Kal-El siga sobrevolando Metrópolis veintidós años después de aquella fatídica historia, el suceso no quedó relegado al olvido ni fue tratado como una aventura sucedida en un universo alternativo. Fue por un tiempo determinado, pero Superman había muerto, hecho que nos demostraba que nadie es invulnerable.

La-muerte-de-SupermanEl tomo editado por ECC que recopila los cómics que recogían tan fatídico suceso fue ya reseñado por nuestro compañero Jairo Álvarez, como se puede comprobar en este enlace. No obstante, como sucede con todas las grandes historias de DC, ‘La muerte de Superman‘ también fue convertida en una película animada homónima, que paso a analizar a continuación:

Este film, de casi hora y cuarto de duración, fue dirigido por Bruce Timm (que también ejerce de productor), Brandon Vietti y Lauren Montgomery en 2007. Los guiones de Dan Jurgens, Jerry Ordway, Louise Simonson y Roger Stern, acompañados por los dibujos de Jon Bogdanove, Tom Grummett, Jackson Guice y el propio Dan, sirvieron de sólida base para la realización de este largometraje.

No obstante, es sabido por todos que las adaptaciones, ya sea de un libro a una película o viceversa, siempre sufren alteraciones, que resultan más o menos drásticas. Como demostraré a continuación, ‘La muerte de Superman‘ no es una excepción.

Es cierto que la película, al igual que el materia original, nos muestra una cruenta batalla entre el kryptoniano y el poderoso monstruo conocido como Juicio Final pero, mientras en el cómic Lex Luthor II es un simple espectador del suceso, en el film podemos comprobar que su padre, aunque de forma indirecta, es parcialmente responsable de la aparición del monstruoso Juicio Final.

Superman-y-Doomsday

Otro dato a resaltar es la ausencia de otros héroes en la película, ya que por la aventura original desfilan un gran número de superseres: Máxima, Booster Gold, Guy Gardner (que, en aquellos momentos, había abandonado su labor de Green Lantern), Blue Beetle, Hielo, BloodwyndGuardián y Supergirl. Quizás pensaron que ocho héroes más saturarían una película de menos de hora y media, aunque también es posible que quisieran aumentar el dramatismo de la colosal lucha centrándola en un combate de uno contra uno, lo que conlleva una muerte mucho más heroica para Superman.

El ámbito de las relaciones terrenales del hombre de acero también se ve alterado, ya que, en el cómic, Lois sabe desde hace tiempo que Clark y Superman son la misma persona, mientras que en la película podemos comprobar cómo lo descubre. Por otra parte, tanto Jonathan como Martha Kent son testigos de la muerte de su hijo por televisión en la historia original, mientras que en el film sólo aparece la madre (ya sabemos que en la mayoría de las versiones audiovisuales del hombre de acero, exceptuando las de series animadas y ‘Lois y Clark: Las nuevas aventuras de Superman‘, tienen la manía de poner bajo tierra a Jonathan Kent, como si de un tío Ben se tratara).

Por supuesto, resultaría muy injusto decir que la película no es nada fiel al material original, ya que hay situaciones muy similares en ambos formatos, como es el caso del asesinato del ciervo a manos de Juicio Final,  por poner un ejemplo.

Aunque el tomo recopilatorio sólo recoge la lucha, sin prestar atención a los acontecimientos posteriores, la película va más alllá, ya que la muerte del héroe se produce en la primera media hora del film. No obstante, todo fan del hombre de acero que se precie de serlo sabe que, durante el tiempo que el kryptoniano fue dado por muerto, cuatro extraños personajes (que más tarde serían conocidos como Superman Cyborg, el Erradicador, Steel y Superboy) aparecieron para reclamar el título del héroe. En la película, sin embargo, lo que podemos ver es una fábrica de clones del hombre de acero, creada por Lex Luthor, quien pretende utilizarlos para hacerse con el control. Sin embargo, además de hacer gala de un comportamiento brutal (como su propio creador y, sobre todo, el Juguetero comprueban en sus propias carnes), el primero de los clones demuestra que no resulta sencillo doblegarlo. Además, cuando Superman logra regresar al mundo de los vivos, no está contento con la idea de ser sustituido.

Como suele ocurrir con todas las películas animadas que adaptan cómics de DC, el argumento dista mucho de ser infantil. De hecho, todos los fans del hombre de acero disfrutarán de esta aventura, pese a sus licencias argumentales.

Para poner el broche de oro a este análisis, despediré el artículo con la frase que Lex Luthor pronuncia al final del filme, la cual hace gala sobradamente de su siniestro caracter:

La historia ha demostrado que los dioses pueden morir, pero también queda probado que pueden resucitar de entre los muertos. Al parecer no hay ninguna forma de destruirte, Superman. Pero la encontraré.

Reseña
Nota genérica
Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

4 Comentarios

¡No te vayas sin comentar!