EL Videoclub: Star Wars (I – VI)

Star Wars

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…

Son sólo nueve palabras. No obstante, no hacen falta más para que los fans de ‘Star Wars‘ (o ‘La guerra de las galaxias‘, según los gustos de cada uno), la mayor historia interplanetaria del mundo del cine (con el permiso de ‘Star Trek’), se froten las manos de placer al ver cómo sus más grandes héroes libran una interminable lucha por el control de la galaxia. Y ahora, aprovechando el estreno en cines de ‘El despertar de la fuerza‘, el séptimo capitulo de la saga (con la recuperación de varios actores de las películas clásicas), es un buen momento para hacer un análisis de los seis anteriores en el orden lógico en el que deberían haber sido realizados:

Episodio 1: La amenaza fantasma:

la-amenaza-fantasma

La República Galáctica está sumida en el caos. Los impuestos de las rutas comerciales a los sistemas estelares exteriores están en disputa. Esperando resolver el asunto con un bloqueo de poderosas naves de guerra, la codiciosa Federación de Comercio ha detenido todos los envíos al pequeño planeta de Naboo. Mientras el Congreso de la República debate interminablemente esta alarmante cadena de acontecimientos, el Canciller Supremo ha enviado en secreto a dos Caballeros Jedi, guardianes de la paz y la justicia en la galaxia, para resolver el conflicto…

Tras este prólogo aclaratorio, comienza el primer capítulo de la saga, rodado en 1999, de ciento treinta y un minutos de duración. La película está dirigida por George Lucas y protagonizada por Liam Neeson (como Qui-Gon Jinn), Ewan McGregor (en el papel de Obi-Wan Kenobi), Natalie Portman (que encarna a la senadora Padmé Amidala), Jake Lloyd (que se mete en la piel de un jovencísimo Anakin Skywalker), Ian McDiarmid (como Palpatine) y Ray Park (que intrepeta a Darth Maul).

El inicio de la saga. En el cumplimiento de su deber, los Jedis Qui-Gon y Obi-Wan, que están sirviendo de escolta a la reina Amidala, conocen a Anakin Skywalker, un pequeño esclavo que no duda en salvar a los protagonistas de un grave apuro económico. En agradecimiento y, sintiendo que la fuerza es intensa en el niño, Qui-Gon lo libera y decide entrenarlo en las artes Jedis, ya que está convencido de que la profecía de aquel que traerá el equilibrio versa sobre el pequeño. Sin embargo, cuando Darth Maul (bajo las órdenes del Canciller Palpatine) mata al que iba a ser el maestro de Anakin, Obi-Wan decide ocuparse del entrenamiento del niño.

La película está considerada la peor de la saga, en parte debido a los excesivos debates políticos, que ralentizan la trama. No obstante, la aparición del patoso Jar Jar Binks en la película, que no aporta nada y resulta bastante patético, tampoco ayuda demasiado.

No obstante, el largometraje obtuvo múltiples nominaciones, alzándose con dos galardones en los Premios Saturn (Mejor Vestimenta y Mejores Efectos Especiales), en la MTV (por las Mejores Escenas de Acción) y en el premio especial Young Artist (para Jake Lloyd), además de ganar un Grammy  por la Mejor Banda Sonora. Sin embargo, también obtuvo el Premio Golden Raspeberry por la Peor Actuación de Ahmed Best como Jar Jar Binks.

Episodio 2: El ataque de los clones:

el-ataque-de-los-clones

En el Senado Galáctico reina la inquietud. Varios miles de sistemas solares han declarado su intención de abandonar la República. Este movimiento separatista, liderado por el misterioso conde Dooku, ha provocado que al limitado número de Caballeros Jedi les resulte muy difícil mantener la paz y el orden en la galaxia. La senadora Amidala, la antigua reina de Naboo, regresa al Senado Galáctico para dar su voto en la crítica cuestión de crear un EJÉRCITO DE LA REPÚBLICA que ayude a los desbordados Jedi

Segundo capítulo de la historia, de ciento cuarenta y dos minutos de duración, también dirigido por George Lucas. Aunque Ewan McGregor, Natalie Portman e Ian McDiarmid repiten en sus papeles de Obi-Wan, Padmé y Palpatine respesctivamente, Anakin Skywalker está encarnado en esta ocasión por Hayden Christensen. También debuta aquí Christopher Lee (como el conde Dooku).

Gracias a la labor de Obi-Wan, Anakin se está convirtiendo en un gran Jedi. No obstante, los sentimientos que alberga por Padmé Amidala desde que era un niño no han hecho más que crecer. Por desgracia, este amor correspondido (que culmina en boda) tiene lugar a la vez que el fallecimiento de la madre de Anakin, que muere en brazos de su hijo, y las maquinaciones del conde Dooku (siempre bajo las órdenes del siniestro Canciller Palpatine), lo que va a acercando peligrosamente a Skywalker al lado oscuro. Cabe la pena resaltar, que aquí vemos,  por primera vez, a un joven Boba Fett, mucho antes de que se convirtiera en cazarecompensas, pero muy dispuesto a ello, tras presenciar a muerte de Jango, su padre.

Aunque esta película recibió una mejor respuesta por parte de la crítica, quizás por tener menos intriga política y reducir al mínimo la participación de Jar Jar Binks, hubo muchos fans que aún no quedaron contentos y siguieron sin considerar que este largometraje se encontrara a la altura de la saga original.

Pese a todo, la película estuvo nominada a un Premio Óscar, a siete Premios Saturn (volviendo a ganar el del los Mejores Efectos Especiales y el del Mejor Vestuario) y a tres Premios MTV (logrando el galardón en el de Mejor Lucha).

Episodio 3: La venganza de los Sith:

La-venganza-de-los-sith

¡Guerra! La República se desmorona bajo los ataques del despiadado Lord Sith, el conde Dooku. Hay héroes en ambos bandos. El mal está por doquier. En una contudente jugada, el diabólico líder droide, el General Grievous, ha irrumpido en la capital de la República y ha secuestrado al Canciller Palpatine, líder del Senado Galáctico. Mientras el ejército droide separatista trata de huir de la capital sitiada con su valiosos rehén, dos Caballeros Jedi lideran una misión desesperada para rescatar al Canciller cautivo…

Esta película, de ciento treinta y nueve minutos de duración, rodada en 2005, da carpetazo final a esta trilogía que, siempre bajo la dirección de George Lucas, trae de vuelta a todos los actores mencionados en el film anterior y nos ofrece la entrega más oscura de toda la saga.

Anakin Skywalker, cada vez más cerca del lado oscuro, termina por convertirse en Darth Vader, siempre influenciado por el Canciller Palpatine que, después de lograr la caída de los Jedi, se autoproclama como Emperador. Además de asistir al origen del villano más famoso de la saga, también podemos observar otros dos nacimientos: los de los mellizos Luke y Leia, a los que Padmé da a luz poco antes de morir. Los bebés son separados para que Anakin, ahora conocido como Darth Vader, no sepa jamás de su existencia.

Al tratarse de la película más seria de toda la saga, la presencia de Jar Jar Binks es puramente anecdótica, ya que apenas se le ve y no habla en ningún momento. Así mismo, el androide C3PO no resulta nada bufonesco en todo el film, sobre todo para el papel al que nos tiene acostumbrados.

Episodio 4: Una nueva esperanza:

Una-nueva-esperanza

Nos encontramos en un periodo de guerra civil. Las naves espaciales rebeldes, atacando desde una base oculta, han logrado su primera victoria contra el malvado Imperio Galáctico. Durante la batalla, los espías rebeldes han conseguido apoderarse de los planos secretos del arma total y definitiva el Imperio, la ESTRELLA DE LA MUERTE, una estación espacial acorazada, llevando en sí potencia suficiente para destruir a un planeta entero. Perseguida por los siniestros agentes del Imperio, la Princesa Leia vuela hacia su patria, a bordo de su nave espacial, llevando consigo los planos robados, que podrían salvar a su pueblo y devolver la libertad a la galaxia…

El cuarto capítulo de la saga, que fue el primero en rodarse, en 1977, también es conocido por el nombre de ‘La guerra de las galaxias‘, ya que fue el título con el que se estrenó en nuestro país. Esta película, dirigida por George Lucas, contaba en su reparto con Mark Hamill (como Luke Skywalker), Harrison Ford (en el papel de Han Solo), Carrie Fisher (que encarna a la Princesa Leia), Alec Guinness (que interpreta a un veterano Obi-Wan Kenobi), Peter Mayhew (que da vida a Chewbacca) y David Prowse (como el malvado Darth Vader, a quien James Earl Jones doblaba en el film original, mientras que aquí disfrutábamos de la estupenda locución del tristemente fallecido Constantino Romero).

Luke Skywalker es un granjero que sueña con una vida de aventuras. Cuando los androides C3PO y R2D2 se cruzan en su camino, su rutinaria existencia termina para siempre. Al enterarse de que una joven, conocida como la Princesa Leia, está secuestrada por el Imperio, el joven Luke se embarca en una alucinante aventura de rescate en la que hará diversos aliados, tales como Obi-Wan Kenobi (que se convertirá en su mentor), Han Solo o Chewbacca. También tendrá lugar su primer enfrentamiento con Darth Vader, al que someterá a una humillante derrota, pese a la angustia que siente por perder a su añorado mentor a manos del siniestro villano.

La recepción de la película fue tan calurosa que, de sus treinta y cuatro nominaciones, se llevó veintitrés galardones entre Premios Óscar, Globos de Oro, Saturn, BAFTA, Grammy y MTV.

Episodio 5: El imperio contraataca:

el-imperio-contraataca

Son tiempos adversos para la rebelión. Aunque la Estrella de la Muerte ha sido destruida, las tropas imperiales han hecho salir a las fuerzas rebeldes de sus bases ocultas y las persiguen a través de la galaxia. Tras escapar de la terrible Flota Imperial, un grupo de guerreros de la libertad, encabezados por Luke Skywalker, ha establecido una nueva base secreta en el remoto mundo helado de Hoth. El malvado Lord Darth Vader, obsesionado por encontrar al joven Skywalker, ha enviado miles de sondas espaciales hacia las infinitas distancias del espacio…

Dado el éxito obtenido con la película anterior, sólo hubo que esperar tres años más para que se estrenara el siguiente capítulo de la saga, esta vez bajo la dirección de Irvin Kershner, con la repetición de los mismos actores de la entrega anterior y la integración de algunos nuevos, tales como Clive Revill (como un veterano Emperador Palpatine), Frank Oz (en el papel de Yoda, que también apareció en los tres primeros capítulos de la saga) y Billy Dee Williams (como el sinvergüenza Lando Carlissian).

Como dice el título del filme, el Imperio pretende vengarse de la derrota infligida por la rebelión. Gracias a la ayuda del maestro Yoda, antiguo mentor de Obi-Wan, Luke empieza a controlar los poderes de la Fuerza, el mayor arma de un Jedi. Sin embargo, debe interrumpir su entrenamiento para ir a enfrentarse contra Darth Vader, con el fin de salvar la vida de sus amigos. En 1980 el público se quedó atónito al descubrir que el villano era el padre del protagonista. No obstante, a día de hoy, debido a los tres primeros capítulos, la noticia no coge a nadie desprevenido. La película no acaba nada bien, ya que Han Solo ha sido petrificado en carbonita para ser entregadado a Jabba el Hutt, grotesco monstruo que tenía cuentas pendientes con el piloto.

Para la gran mayoría, esta película, en la que vemos la primera aparición de un maduro Boba Fett, es la mejor de toda la saga.

Episodio 6: El retorno del Jedi:

el-retorno-del-jedi

Luke Skywalker ha regresado a Tatooine, su planeta de origen, para  intentar rescatar a su amigo Han Solo de las garras del malvado Jabba, el Hutt. Pero Luke ignora que el IMPERIO GALÁCTICO ha comenzado la construcción de una nueva estación espacial armada, más poderosa que la temida Estrella de la Muerte. Una vez terminada, esta arma suprema significará la aniquilación del pequeño grupo de rebeldes que lucha para restaurar la libertad en la galaxia…

Cuando, en 1983, se estrenó esta película, que Richard Marquand se encargó de dirigir, los seguidores de la trilogía supusieron que aquello era el punto final para la saga galáctica. Por ello, no es de extrañar que todos los actores mencionados en la película anterior repitieran en sus papeles. Para acabar de completar el reparto, los espectadores pudieron disfrutar de la primera aparición de los simpáticos Ewoks.

Como el carpetazo final que parecía ser este film, el argumento cierra todas las tramas abiertas: Han es liberado, Luke descubre que Leia es su hermana, Yoda muere de viejo y la rebelión logra alcanzar la victoria, tras la redención de Darth Vader, que, antes de morir, asesina al Emperador Palpatine para salvar la vida de su hijo.

Sin duda, este largometraje de 128 minutos de duración (135 en su edición especial) ha sido para todos los espectadores, un magnífico colofón para la saga. No obstante, queda por comprobar si ‘El despertar de la fuerza‘ y sus dos secuelas lograrán estar a la altura de la trilogía clásica. Parece improbable, pero nada es imposible.

Como para gustos se hicieron los colores, cada cual tendrá su preferencia a la hora de elegir una u otra película como su favorita. No obstante, una cosa está muy clara: por muchos años que pasen, esta saga no dejará indiferente a ningún espectador que se acerque a ella por primera vez.

Reseña
La amenaza fantasma
El ataque de los clones
La venganza de los Sith
Una nueva espseranza
El Imperio contraataca
El retorno del Jedi
Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

¡No te vayas sin comentar!