Tokyo Ghoul #4

tokyo-ghoul-reseña-analisis-critica-norma-editorialUno de los rasgos que, afortunadamente, más incorporados están en las obras que contienen elementos de índole sobrenatural es la heterogeneidad dentro de criaturas de la misma especie. De este modo, el hecho de ser un vampiro no determina de forma crucial la personalidad del personaje, sino que simplemente le otorga unos rasgos físicos concretos, como el tener que alimentarse de sangre humana para sobrevivir. Los vampiros, por tanto, no son ni mucho menos todos iguales, al igual que muchos otras clases de criaturas en otras obras.

En lo que a ‘Tokyo Ghoul’ se refiere, lo anterior está más claro todavía si cabe, puesto que en los tres volúmenes que llevamos hemos visto una gran variedad tanto de ghouls como de humanos. Sin embargo, Sui Ishida, el autor del manga, a pesar de haber ilustrado escenas y conductas notablemente oscuras, aún nos tiene reservado un grado mayor de depravación y maldad.

1-tokyo-ghoul-reseña-analisis-critica-norma-editorialPero antes de entrar en detalle acerca del nuevo personaje, el ghoul gourmet, conviene repasar brevemente todo lo acaecido hasta ahora con el fin de contextualizar la trama de esta entrega. En el primer tomo, Ishida nos relataba cómo Ken Kaneki, protagonista de la historia, se convertía en ghoul a raíz de un incidente desafortunado; y las vivencias de este al lidiar con su nueva forma. De este modo, el autor nos da unas breves pinceladas del entorno de los ghouls. El segundo, por su parte, presenta a las ‘palomas’ o inspectores de ghouls, que serán un grupo antagonista de gran relevancia debido al impacto de sus acciones en el entorno de Kaneki.

Ambos bandos, humanos y ghouls, colisionaban en el tercer volumen, que ilustraba lo peor de las dos facciones y ponía de manifiesto el odio visceral que se profesan unos a otros. También seguía profundizando en todo lo referente a la CCG, la unidad policial dedicada a esta clase de criaturas. Tras finalizar esta suerte de arco argumental de presentación, especialmente centrado en la contraposición de ghouls y humanos y Kaneki como elemento dispar de la misma, Ishida posee un gran lienzo en blanco para poder realizar la trama que estime más oportuna.

De modo notablemente ingenioso, y con un Ken Kaneki que parece estar empezando a acostumbrarse a su nueva vida, pese a las múltiples amenazas potenciales que existen, dejamos de lado la trama de las palomas y profundizamos en las consecuencias de lo acaecido en la entrega previa.  Sin desvelar demasiado, basta decir que el distrito 20 donde hasta ahora sucede la mayoría de la historia está en el punto de mira a causa de los recientes sucesos ocurridos, por lo que los ghouls deberán mantener un perfil bajo y no llamar demasiado la atención.

2-tokyo-ghoul-reseña-analisis-critica-norma-editorialAdemás de lo anterior, la trama ostenta dos elementos importantes adicionales. Por un lado, se trata nuevamente el aspecto de la difícil convivencia entre ghouls y humanos, coyuntura agravada por los mediáticos sucesos de la actualidad. A su vez, sin duda el tema más importante es la aparición Shu Tsukiyama, el apodado ghoul gourmet.

En cuanto al primero de los dos apartados comentados, vemos cómo Hide, el mejor amigo de Kaneki, se empieza a interesar por los ghouls a raíz de la importancia en los medios de estos. En consecuencia, Kaneki se percatará de que, a pesar de ser su amigo, debe tener sumo cuidado al estar con él, puesto que de lo contrario podrían originarse graves resultados. Por su parte, también se nos muestra la vida académica de Touka Kirishima, la compañera ghoul de trabajo del protagonista, incluida su relación con su amiga Yoriko, una estudiante muy aficionada a la cocina que le origina grandes quebraderos de cabeza.

Otro de los rasgos también tratados, aunque de manera algo más superficial, es la profundización en ciertos personajes secundarios y de los enigmáticos otros distritos. Aunque es significativamente breve, esta parte es en la que el autor va desvelando pistas acerca de las futuras historias de ‘Tokyo Ghoul’. A saber, el día que Kaneki se convirtió en ghoul un individuo tuvo algo que ver, la existencia de un ghoul cíclope como leyenda urbana entre los ghouls…

3-tokyo-ghoul-reseña-analisis-critica-norma-editorialRespecto al tema estrella, Ishida nos presenta sin ningún ápice de duda a uno de los personajes más carismáticos en lo que llevamos de colección: Tsukiyama o el ghoul gourmet.  Aunque desvelar demasiado arruinaría la lectura, simplemente remarcar que es un joven al que le gusta la buena vida: ropa apropiada y conjuntada, es aficionado a la lectura y a deportes propios de clase alta…

Pero sin duda lo más destacado, tal como su apodo hace intuir, son sus gustos culinarios: lejos de tomarse la comida como un asunto de mera supervivencia, está obsesionado por gozar de nuevas experiencias alimentarias. Dichas experiencias llegan a la cúspide en los últimos compases de la entrega, donde Kaneki asiste a un macabro y morboso espectáculo, que nos muestra una faceta de los ghouls nunca antes vista.

Del dibujo hay poco a remarcar más allá de lo comentado en reseñas anteriores: Ishida cada vez está más habituado a ‘Tokyo Ghoul’ y dibuja con más soltura, lo que origina que sea muy hábil a la hora de plasmar las emociones de los personajes. En lo que a la edición se refiere, es calcada a la de volúmenes previos: 192 páginas recopilados en un tomo con precio de 8€ por parte de Norma Editorial.  En suma, a pesar de no tener el ritmo trepidante de su entrega anterior, el autor sigue ofreciendo un trabajo más que notable.

Sui Ishida

Nacido el 28 de diciembre en la prefectura de Fukuoka, en Japón, en 2010 ganó la edición 113 del premio Grand Prix de la revista de manga Young Jump con un ‘oneshot’ o número único de ‘Tokyo Ghoul’. A raíz de esto, empezó a publicarla en la misma revista ya como serie regular a partir de septiembre de 2011. Durante la publicación de la misma, realizó un par de números únicos basados en el mismo universo, ‘Tokyo Ghoul Rize’ y ‘Tokyo Ghoul Jack’, así como un spinoff precuela de la serie original ‘Tokyo Ghoul: Jack’. Tras terminar la obra original, ‘Tokyo Ghoul’, cuya popularidad ha hecho que sea adaptada al anime, empezó a publicar la secuela, ‘Tokyo Ghoul: re’ a partir de septiembre de 2014.

 tokyo-ghoul-reseña-analisis-critica-norma-editorialTokyo Ghoul 4

KANEKI DEBE ENFRENTARSE AL PEOR ENEMIGO DE TODOS: ¡OTRO GHOUL!

Tsukiyama, el ghoul gourmet, aparece en el Anteiku, cafetería frecuentada tanto por humanos como por ghouls. Las sospechas de Kaneki se reflejan en los ojos de Tsukiyama, quien ansía probar un sabor hasta ahora desconocido.

Tokyo Ghoul #4

Reseña
Guión
Dibujo
Edición
Amante de los cómics, pese a ser nuevo en ellos. Prefiero a DC gracias al reinicio y a Batman; pero las independientes le dan varias vueltas a las majors. También disfruto de las series de TV y, cuando puedo, de mi 360. Ah, y casi siempre prefiero a los villanos. @AdderEG

¡No te vayas sin comentar!