Astiberri cumple 15 años

Astiberri cumple 15 años

Quince años es mucho tiempo y más aún en la vida cultural… así que os podéis imaginar que en el mundo del cómic es toda una odisea. Tras una época dorada de los 80 y una época de sequía editorial que muchos tuvimos que sufrir, nació una editorial que, en palabras de Paco Roca, tiene gran parte de “culpa” de que el cómic autóctono no desapareciera: la editorial Astiberri.

Con más de 500 títulos en su catálogo y apostando claramente por el cómic español (que ya ocupa más del 50%), esta editorial celebró hace unos días un encuentro con los editores de la porpia Astiberri y de ¡Caramba! y los autores Paco Roca, Santiago García, Javier Olivares y Álvaro Ortiz.

En un ambiente muy amigable y distendido, todos dieron su punto de vista de varios temas sobre el mundo de la historieta y no solo en España: desde la exportación de las obras de autores españoles hasta el futuro del cómic, pasando por el medio digital, tuvimos la ocasión de asistir a un debate sobre el estado del cómic por parte de sus principales responsables (autores y editores).

Panorama esperanzador

Echando la vista atrás, los editores de Astiberri nos hablaron de los duros tiempos que pasaron, hasta llegar al día de hoy, donde han conseguido un status de calidad reconocida pero “ni mucho menos de éxito” como una gran editorial. Mucho de esto se debe al mismo medio, el cómic, que ahora está empezando a ser un medio cultural más, aunque aún no puede compararse a los libros o el cine. Aún.

Además se habló de ejemplos como Arrugas, obra que se ha vendido mucho más en España que en Francia, invirtiéndose los papeles de las dos industrias europeas. De hecho siempre se ha comparado el nivel de publicación de España con el de Francia, quejándonos de que nuestro país no tiene una industria del cómic solvente.

Astiberri cumple 15 años

En esta tertulia quedó patente que, efectivamente, España no tiene una industria fuerte… como casi el resto de los países del mundo. Y es que básicamente existen tres industrias: el comic-book, el manga y el cómic franco-belga. “No es que nosotros no tengamos” afirmaba Fernando Tarancón, editor y fundador de Astiberri, “es que los noruegos no tienen, los austriacos…”. También se dejó claro que no hay que buscar el motivo histórico o sociológico de esta falta de industria en España. Lo importante es buscar posibles caminos para solucionar este hecho.

Por ello, estos editores no ven la novela gráfica como el camino industrial, sino como el camino que existe ahora para una industria cultural. Podrían venderse historietas con una tirada de 80.000 ejemplares, pero a costa de una identidad como editorial y como autores, publicando fórmulas comerciales de probado éxito pero sin identidad cultural, y eso no es lo que busca la editorial Astiberri ni los autores que acoge bajo su ala.

El nivel y volumen de autores que existe en España no se ve actualmente en el resto de los países europeos, y eso lo ven los editores extranjeros. Por eso, afirman desde Astiberri, no es casualidad que Fantagraphics vaya a publicar este año Panorama, Arrugas, Las Meninas

Una posible causa de esta edad de oro de la novela gráfica española puede ser que los autores no están constreñidos por una industria como la francesa o la americana. Es la filosofía y la forma de entender el cómic de Astiberri, que trata al autor como el dueño total de la obra y el que tiene la última palabra para que la editorial exporte su obra o la edite de tal o de cual manera.

“Piensas que (trabajar para) Francia es el paraíso editorial”, decía Paco Roca, “que todo es perfecto… Y cuando trabajas allí te das cuenta de que no, de que es una gran industria e igual por eso los contratos suelen ser bastante abusivos”. También agradeció Roca a los editores que fueran mejorando las condiciones a todos los autores y no solo a los nuevos fichajes. A lo que Tarancón respondió que “intentamos tener un trato lo más justo posible y sobre todo muy claro”.

Otro punto fuerte de Astiberri ha sido abrirse al público general, no quedarse únicamente con los ya aficionados al cómic, si no llevar esas historias, bien editadas, a las librerías generalistas, como afirmó Fernando Tarancón.

Un gran barómetro de la calidad de nuestros autores son las ferias editoriales. Como afirmó Laureano Domínguez, editor de Astiberri: “Eso se ve muchísimo en las ventas de derechos a otros países. Nosotros (…) íbamos a Frankfurt y a Angoulême (…) vendiendo un libro o dos al año (…). Y de repente, en 2012, nos pasamos como a unos 20 y se ha mantenido así (…). Antes las citas eran para comprar y ahora la mayor parte son para vender”.

Así, Astiberri ha conseguido vender obras en Francia, Portugal, Italia, Polonia, República Checa, Alemania, Finlandia, Japón, Corea, Brasil, Estados Unidos, Irlanda, Grecia, Croacia o Argentina, demostrando (en palabras de los editores y autores allí presentes) que España es una importante potencia mundial en novela gráfica.

Astiberri cumple 15 años

Javier Olivares, dibujante de Las Meninas, habló de los “gloriosos” años 80 del cómic español (madrileño, sobre todo), en el que unos cuantos elegidos vivían en un oasis cultural, engañados por un espejismo que era una sola revista subvencionada por el ayuntamiento durante tres años. Cuando aquello acabó se dio de bruces con una realidad en la que su forma de trabajar no encajaba y, como muchos otros, tuvo que sobrevivir en la ilustración. “Era una época muy de resistencia”, afirma Olivares, “nos dedicamos a la autoedición”.

Álvaro Ortiz, por su parte, nos contó la creación de Cenizas, obra que comenzó con una beca de creación, con lo cual no tenía la presión de si sería o no editada. Pero Astiberri valoró su calidad y decidió publicarla antes incluso de estar terminada.

Para el futuro tienen puesta la vista en Hispano américa, donde ya han empezado a comercializar algunas obras y que han sido acogidas con bastante éxito. Por otro lado también seguirán ampliando su catálogo digital aunque, como es natural, solo para obras seleccionadas.

En resumen, una excelente charla en la que constatamos que Astiberri, y el cómic español, tiene una larga vida gracias a personas que entienden este noveno arte y, sobre todo, que lo aman. Feliz cumpleaños, Astiberri, y que cumplas muchos más.

Del amanecer de los tiempos vengo, he visto cosas que muchos no recordáis y ni siquiera habéis vivido. Nadie jamás ha sabido que estaba entre vosotros… hasta ahora. Culturalmente disperso, soy un bicho raro: me gusta la literatura, el cine, la música, los cómics, la tecnología... Debo ser el único ¿verdad?

1 Comentario

¡No te vayas sin comentar!