El Videoclub: Robin Hood, el magnífico

Robin_Hood_el_magnificoUn arco, una flecha, una puntería impecable y un amplio sentido de la justicia. ¿Es necesario que dé más datos por si hay alguien que todavía no sepa a quién me refiero? Por supuesto que no porque ¿quién no ha oído hablar nunca del famoso Robin Hood? Aunque el autor que creó a este personaje permanece en el anonimato, lo que sí se sabe es que está inspirado en Ghino Di Tacco (héroe proscrito de la Italia del siglo XIII). La leyenda cuenta que el nombre auténtico del legendario justiciero ficticio que nos ocupa en este artículo era Robin Longstride, también llamado Robin de Locksley. Con el bosque de Sherwood como residencia y guarida, este personaje, al frente de una poderosa banda, infringía la ley en la ciudad de Nottingham, para ayudar a los indefensos ciudadanos contra los abusivos impuestos del Príncipe Juan.

También conocido por el sobrenombre de Príncipe de los Ladrones, este legendario personaje ha alcanzado la fama en todos los medios: la literatura, el cómic, la radio y aquel que nos importa en este artículo: la televisión. De entre la gran multitud de actores que lo han encarnado, hoy destacamos a Patrick Bergin, el protagonista del largometraje ‘Robin Hood, el magnífico‘.

Cartel-de-robin-hoodBajo la dirección de John Irvin, el reparto principal de este largometraje británico de 1991 se completa con Uma Thurman (en el papel de Lady Marianne), David Morrisey (como el Pequeño John), Edward Fox (que encarna al Príncipe Juan), Jürgen Prochnow (que intrepreta a Miles Folcanet), Jeroen Krabbe (que da vida al Barón Roger Daguerre), Owen Teale (que se mete en la piel de Will Scarlett) y Jeff Nuttal (como Fray Tuck).

Durante sus casi dos horas de duración, la película nos traslada desde el sofá de nuestra casa a la Inglaterra del siglo XII, donde la rivalidad entre los normandos y los sajones se encuentra en pleno apogeo. Para el noble Robert Hose la cosa se complica aún más, ya que, al tratar de salvar la vida de un cazador furtivo, se enemista con Miles Falconet, quien, además de pretender la mano de Lady Marianne (sobrina del Barón Roger Daguerre), es un normando de gran influencia. Al salir mal parado de la situación, el sajón abandona su identidad de Robert Hose y, acompañado de su amigo Will Scarlett, entra a formar parte de la banda de forajidos del Pequeño John, haciéndose pronto con su liderazgo bajo el nombre de Robin Hood.

Con el paso de tiempo, el número de  miembros del grupo va creciendo, gracias a la incorporación de nuevos personajes, como Fray Tuck y Lady Marianne (quien, inicialmente,  se disfraza de muchacho para no ser reconocida por los hombres de la banda). Con tan ingente cantidad de poderosos aliados, Robin Hood ayudará a los oprimidos contra la tiranía de los gobernantes y hará lo imposible por detener la boda entre Miles Falconet y Lady Marianne.

Uno de los aspectos más destacable del filme es el de mostrarnos el origen del Príncipe de los Ladrones, porque todo el mundo sabe que Robin Hood es salvador de los indefensos y que sólo roba a los ricos para dárselo todo a los pobres, pero su origen noble y el motivo de su particular modo de impartir justicia no es tan conocido por el gran público, quienes pueden explorar en este largometraje la evolución (o involución, dependiendo del lado del tablero del que lo miremos) de tan icónico personaje. También cabe resaltar lo reducida que resulta la presencia del Príncipe Juan en este film, cuando siempre ha sido considerado como el mayor rival de Robin Hood.

Sin duda, esta película no será considerada jamás como la mejor versión que se haya rodado nunca sobre el justiciero del bosque de Sherwood. Además, hay muchos otros actores cuya actuación supera con creces la de Patrick Bergin. Sin embargo, cabe destacar que este filme vio la luz el mismo mes y año que ‘Robin Hood: Príncipe de los ladrones’ (largometraje protagonizado por Kevin Costner y estrenado tan solo siete días después). No obstante eso no es impedimento para que esta película sepa mantenerse a la altura, pese a contar con un actor principal de menor fama. De hecho, a continuación, recojo las críticas de dos famosos periódicos, que ratifican lo expuesto en este párrafo.

Fernando Morales, de ‘El País’ opina lo siguiente:

Del mismo año que la comercial versión de Costner (…) No es de las mejores, pero la aventura está servida.

Por su parte, Francisco Marinero, de ‘El Mundo’ nos dice:

Caracterizada por cierta pretensión de realismo (…) La reconstrucción de época y un reparto tan cosmopolita como adecuado son los principales atractivos.

Por tanto, si eres fan del justiciero del bosque de Sherwood, esta película no te defraudará en absoluto. Al fin y al cabo, Patrick Bergin, pese a no haber destacado en el séptimo arte por su interpretación de Robin Hood, logra construir una creíble y fiel caracterización del Príncipe de los Ladrones.

Reseña
Nota genérica
Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

¡No te vayas sin comentar!