Reseña de ‘Basil & Victoria’ de Yann y Édith

Basil and Victoria portadaEstamos en el Londres de 1887. Basil y Victoria son dos niños huérfanos que sobreviven en las calles como pueden y duermen en una barca en el Támesis. Esta es la premisa que enmarca a las cinco historias que se recogen en este integral ‘Basil & Victoria‘ que nos trae Ponent Mon, originalmente publicadas entre 1990 y 2007. Si bien cada historia es la continuación de la anterior (y podemos verlo en la aparición o desaparición de algún personaje secundario), son autoconclusivas y bastante independientes entre sí, cada una centrándose en una aventura de los protagonistas.

Tenemos una historia en la que nuestros protagonistas deben buscar a una niña hindú desaparecida (a la que llaman Satí, a pesar de no ser su verdadero nombre), otra en la que se ven inmersos en el caso de Jack el Destripador, una en la que por diversas circunstancias terminan embarcándose hacia Zanzíbar, otra en la que naufragan en una extraña isla escocesa y finalmente, una última historia en la que deben buscar a los cuervos de la Torre de Londres, ayudados por un grupo de deshollinadores. En definitiva, ingredientes que llenan las páginas de aventura y entretenimiento, y que se mezclan con la aparición de personajes famosos (reales o de ficción), como Jack el Destripador, Charles Dickens o el Watson de las historias de Sherlock Holmes.

Basil Victoria 1

Sin embargo, que este argumento de pura aventura no os lleve a engaño, ya que no estamos ante una serie infantil-juvenil y sencillamente divertida. Aunque el humor está presente en todos los diálogos, y se utilizan todos los elementos típicos y tópicos del Londres victoriano, el guionista tampoco deja a un lado la crudeza de la época, especialmente en los bajos fondos, donde se mueven los protagonistas. La prostitución, la violencia, la muerte, la suciedad, el abuso infantil, la injusticia… todas forman un telón de fondo que no puede ignorarse. El humor de los diálogos es habitualmente negro y frecuentemente irónico. La crítica social está presente hasta el final. Por tanto, es un volumen destinado a un público más adulto de lo que pudiera pensarse al verlo.

Basil and Victoria 4Los propios protagonistas no son, ni mucho menos, un dechado de virtudes. Su comportamiento es bastante realista, y aunque en ocasiones son éticos y bondadosos, en otros momentos pueden llegar a mostrar crueldad o puro espíritu de supervivencia. Combinan la inocencia infantil con la picaresca de quien debe sobrevivir en las calles, de forma muy curiosa y que resulta creíble. Son fuertes y optimistas, viven en mitad del horror pero están acostumbrados a él y se lo toman con naturalidad. La relación entre ellos se describe de forma muy divertida, ya que son amigos o novios, y sin duda se quieren (al fin y al cabo, se tienen el uno al otro y nada más), aunque estén continuamente enzarzados en peleas y discusiones.

Curiosamente, los protagonistas no tienen una evolución claramente apreciable entre una aventura y otra, casi como si el tiempo no pasara, como si estuvieran atrapados en esa eterna pre-adolescencia mientras las aventuras se suceden. En eso recuerdan a otros personajes clásicos de las viñetas como Tintín, que mostraba la misma cualidad etérea. También da la sensación de que, por ese mismo motivo, sus aventuras pueden continuar, que realmente podríamos leer muchas aventuras de Basil y Victoria… aunque por desgracia, no parece que vaya a haber ninguna historia nueva más allá de este tomo.

La historia cae en la incorrección política en más de una ocasión, y lo que podría en principio justificarse como un reflejo del tipo de historia (es decir, una aventura al estilo de Dickens en plena época victoriana), parece que responde más bien a la clase de humor que inunda este volumen, que constituye una verdadera sátira, incluso en el uso de esos arquetipos. Los autores logran un delicado equilibrio entre los elementos más ligeros y desenfadados y los más crudos y sombríos. Esto es lo que hace que ‘Basil & Victoria’ permita más de una lectura, más de una interpretación. Inevitablemente, me recuerda al famoso ‘Peter Pan’ de Régis Loisel, al menos a las partes de esa obra situadas en Londres, y no solo por la ambientación victoriana. Su mezcla de inocencia con cinismo y crueldad en la infancia, y su uso del humor también son características en común. Curiosamente, ambas obras comenzaron a publicarse el mismo año.

Basil Victoria 2

El arte es fantástico, y Édith utiliza un estilo “cartoon” que suaviza la terrible realidad que nos muestra. Es un estilo perfecto para el tono del libro, ya que al igual que el guion, el dibujo destila humor irónico e inocencia infantil, pero haciendo también muy presente la cruda situación de fondo. Utiliza el carboncillo con maestría, recreando el ambiente oscuro de las calles de Londres, y sin perder ningún detalle importante. Destacan las expresiones faciales, que aunque formadas por trazos caricaturescos, muestran toda una gama de emociones. La narrativa también es buena, y la estructura de cada página se adapta a la historia y al ritmo de la acción. Un característica curiosa es que, siendo el dibujo de gran calidad desde el principio, los 17 años que separan la primera historia de la última permiten observar la evolución creativa de la artista. No pierde su identidad, pero su estilo está más depurado y definido.

Basil Victoria 3El color, también a cargo de Édith, es otro apartado destacable. Tonos marrones y grises para Londres, que no resultan exagerados ni impiden pequeños toques de color en otros detalles, y una paleta mucho más amplia para la tercera y cuarta historia, situadas en Zanzíbar y en Escocia, respectivamente. La última historia, que nos devuelve a la capital británica, regresa a los tonos oscuros con la novedad de la nieve, fantásticamente representada.

La edición de Ponent Mon es muy cuidada, un integral de 248 páginas, que recopila los cinco álbumes de la serie: ‘Satí‘, ‘Jack‘, ‘Zanzíbar‘, ‘Pearl‘ y ‘Ravenstein‘. En cartoné y a todo color, tiene un precio recomendado de 39 euros. Además, la propia editorial nos da la opción de comprobar si el volumen nos gusta antes de comprarlo, ya que desde su página web se pueden descargar las primeras 32 páginas en un archivo pdf. En conclusión, un tomo muy recomendable tanto por su guion como por el apartado gráfico.

Yann

Yann LePennetier (Marsella, 1954) es un guionista punzante, apasionado de historia y curioso de todo. Suele escribir relatos originales, abundantes de giros y apoyándose sobre amplios conocimientos y cultura general bien documentados. Sus diálogos son igualmente mordaces y astutos. Empezó con la publicidad y la arquitectura antes de caer ante el arte del cómic empezando para la revista Spirou en 1974. Su encuentro con Didier Conrad va a sacudir la veterana editorial a partir de 1978. Su primera serie de aventuras presenta unos personajes totalmente distintos a los de la historieta tradicional: ‘Los innombrables’, un trío loco publicado por Dibbuks en España. Pero Yann comprende rápidamente que el dibujo no le permite expresar todas sus ideas y decide dedicarse al guion. En numerosas series, se le ve acompañado de un ejército de dibujantes como Frank Le Gall, Yslaire (‘Sambre‘), François Avril, Yves Chaland, Denis Bodart, Batem y André Franquin (‘Marsupilami‘), Berthet, Laurent Verron, Morris (‘Lucky Luke‘), etc. Hoy en día vive en Bruselas y es uno de los autores ineludibles del mundo del cómic.

Édith

Édith Grattery (Marsella, 1960), es una ilustradora y dibujante de cómics. Se unió al colectivo de BD ‘Asylum‘, creado por los autores franceses Cromwell, Arthur Qwak y Riff Reb’s. A partir de entonces colaboró en varios libros de Riff Reb’s y de Cromwell, y también participó en la revista ‘Circus‘. Su primer álbum, ‘Ornicar‘ (Editorial Futuropolis) se publicó en 1988, aunque cuando se hizo más conocida para el publico fue con la serie ‘Basil & Victoria‘, del guionista Yann, cuyo primer álbum apareció en 1990, y su segundo recibió el prestigioso Premio al Mejor Álbum del Festival de Angulema. Posteriormente la serie se adaptaría a dibujos animados bajo el título ‘Orson et Olivia’. Édith también ha participado como ilustradora en un gran número de libros infantiles y juveniles.

Basil and Victoria portadaBASIL & VICTORIA INTEGRAL
Yann y Édith

Traducción: Fabián Rodríguez
Páginas: 240
Tamaño: 216 x 286 mm
ISBN: 978-1-910856-14-7

En la Inglaterra de Dickens, dos niños de la calle tratan día a día de sobrevivir.

Soñador, Basil caza ratas con la ayuda de su fiel Cromwell. Victoria, jura que de niña fue robada de la corte del rey por gitanos.
Los dos vivirán aventuras que les arrastrarán de los arrabales de Londres al otro extremo del mundo.

Serie galardonada con el premio al mejor álbum del Festival de Angulema.

Basil & Victoria

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Lectora y adicta confesa a los cómics, me siento incapaz de elegir entre Marvel y DC. La Patrulla X es mi familia y Batman, mi mejor amigo. Adoro a Neil Gaiman y sueño con ser rica para dedicarme a leer y ver películas. Mientras tanto, lucho contra el mal a través de la escritura.

¡No te vayas sin comentar!