Reseña de ‘Incognito: Malas influencias’

La historia que ese maravilloso equipo formado por Ed Brubaker, Sean PhillipsVal Staples nos contó en el primer tomo de ‘Incognito’ funciona perfectamente como una historia cerrada y autoconclusiva. ¿Entonces a qué viene la publicación de ‘Incognito: Malas influencias’? Quizás no sea algo necesario, pero sin duda es algo por lo que todos los que disfrutamos con el anterior volumen deberíamos estar tremendamente agradecidos.

Incognito

Nuestro protagonista, Zack Aniquilante (uno de los mejores nombres que se te pueden ocurrir para un personaje), pasó de ser un despiadado villano sediento de sangre a una persona anónima y anodina metida en el sistema de protección de testigos tras encerrar a su jefe, Muerte Negra, uno de los responsables de los poderes de Zack, de los que se vio privado en su nueva identidad. Harto de su secreta y aburrida vida, Zack consiguió hacerse con sus poderes de nuevo y utilizarlos para el bien, pero no por capricho sino simplemente por circunstancias de la vida, ya que su auténtica intención realmente era volver a sentirse vivo. Este regreso a la acción le trajo no pocos problemas y le embarcó en un viaje de introspección y autodescubrimiento en el que acabó desentrañando los misterios de su propio origen así como estableciendo un nuevo estatus profesional para si mismo, aunque sin llegar a definirse moralmente ni mucho menos. Cuando dejamos a Zack, acompañado de la poderosa y atractiva Zoe Zeppelin, trabajaba para el lado correcto de la ley, sí, pero eso no hace de él un buen hombre…

Incognito

Aún así, la primera página de este tomo resulta altamente chocante. Zack está encerrado en una celda y Zoe (con quien descubriremos que ha estado haciendo algo más que compartir aventuras de acción) le acusa de ser un sociópata. ¿Cómo hemos llegado a esta situación? Nuestro protagonista se encargará de contárnoslo. En este último año empezó a trabajar oficialmente para el SOE con sus poderes activados, luchando contra criminales como Leopoldo el Oscuro y sus Nazis Nucleares, el Recluta Gorila o Zhing Fu, el señor del hampa asiática, todo ello mientras seguía teniendo una vida bajo una identidad secreta.

Por otra parte el SOE sometía a Zack a sesiones terapeuticas mientras le realizaban pruebas físicas en el laboratorio para averiguar todo lo posible sobre su origen ya que, tal y como descubrimos en el primer volumen, Zack Aniquilante y sus desaparecidos hermanos no eran más que una especie de clones creados por el ya desaparecido héroe Lázaro para conseguir el objetivo de su virtual inmortalidad, asesinado a manos de Muerte Negra. La vida no era buena para Zack, pero al menos era tranquila… hasta que un viejo de su pasado se cruzó en su camino.

Incognito

El viejo se llamaba Ignatius Beekman, un maleante de poca monta de los años 40 reconvertido a soplón para Lázaro, actividad por culpa de la cual le pegaron tal paliza que permaneció en coma durante nada más y nada menos que 66 años. Evidentemente, lo que Beekman siente por alguien con el rostro de Lázaro no es precisamente gratitud, así que en cuanto se cruza con él por la calle planea un atentado contra su vida en su propia casa utilizando una bomba. Y el altercado producido por todo esto y la consecuente muerte de Beekman a manos de Zack acaba con nuestro protagonista en una sala de interrogatorios y con una identidad secreta que ya no le sirve para nada. Pero hay que ver el vaso medio lleno, y Zoe pretende usar esta circunstancia para infiltrar a Zack en una organización criminal llamada Nivel 9 que tiene como líder a Simon Matanza, que a su vez comenzó siendo un agente infiltrado del SOE en Nivel 9. Y aquí comienza la aventura de Zack…

Una vez más, Ed Brubaker y Sean Phillips nos presentan una historia que engancha al lector desde la primera página y no lo suelta hasta al última. Guion y dibujo encajan a la perfección en una obra que mezcla varios géneros de forma perfecta. Lo único que hay que lamentar es que, al menos a día de hoy, no tengamos más historias de esta serie para poder disfrutarlas tanto como esta…

El tomo ‘Incognito: Malas influencias’ publicado por Panini Comics en formato de tapa dura contiene 136 páginas a color e incluye los números del segundo volumen de ‘Incognito’ de la edición americana titulado ‘Incognito 2: Bad influences’. El tomo también incluye un artículo realizado por Celes Jorge López Catalán titulado ‘Las dos caras de la moneda’, además de las portadas originales de los números contenidos en el recopilatorio. La traducción ha corrido a cargo de Uriel López. El precio de venta recomendado es de 16,50 € y se puso a la venta en septiembre de 2011.

Incognito

Ed Brubaker

Nacido en Maryland, Estados Unidos, en 1966, empezó su carrera escribiendo para editoriales independientes obras como ‘Lowlife’ o ‘Purgatory U.S.A.’. Su primer contacto con el temática relativa al crimen se produjo en Dark Horse con ‘Una muerte accidental’, que le valió una nominación a los Eisner en 1993.  Después de pasar dos años trabajando para la firma independiente Alternative Comics, comenzó a escribir para DC. Entre otras obras, de esta etapa destacan ‘Gotham Central’, ‘La escena del crimen’, ‘Sleeper’ o varios números de múltiples cabeceras de Batman.

Tras DC, llegó Marvel, para la que realizó los guiones de, por mencionar algunos títulos, ‘Daredevil’, ‘Capitán América’ o ‘Criminal’. Actualmente publica bajo la editorial Image, para la que ha llevado a cabo ‘Fatale’, ‘Velvet’ o ‘The Fade Out’. Ha sido galardonado con cuatro premios Eisner.

Sean Phillips

Nacido el 27 de enero de 1965, Sean Phillips es un dibujante y entintador de cómics británico. Comenzó a dibujar a finales de los años 80 en obras como ‘New Statesmen’ o ‘Tercera Guerra Mundial’. Más tarde, continuó con trabajos como ‘Straitgate’, ‘Danzig’s Inferno’ o Strange Cases’, pero pronto fue contratado por la editorial DC Comics para trabajar en ‘Hellblazer’, etapa en la que más se dio a conocer.

Junto a estas obras, también ha tenido la oportunidad de dibujar otras como ‘Batman’ o ‘WildC.A.T.S.’, aunque una de las que se consideran sus mejores épocas es en la que estuvo a cargo de ‘Sleeper’. Para Marvel también ha trabajado con ‘Marvel Zombies’ y, posteriormente, con ‘Black Widow’, aunque en la actualidad se dedica únicamente a la publicación de ‘Criminal’ junto a Ed Brubaker.

Incognito

‘Incognito: Malas influencias’

¡El regreso de la más aclamada obra de Ed Brubaker, nominada a tres premios Eisner!

Ha pasado un año desde que Zack Overkill comenzó a construir una nueva vida bajo el programa de protección de testigos. Pero trabajar para el gobierno no es lo mismo que ser controlado por él, y la nueva identidad de Zack se está volviendo cada vez más problemática. Su siguiente misión le llevará de vuelta a uno de los rincones oscuros de un mundo al que antes pertenecía y que pensó que nunca volvería a ver…

Guion: Ed Brubaker

Dibujo: Sean Phillips

‘Incognito: Malas influencias’

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

1 Comentario

  1. Pepinazo! Ya de por si son 1tamdem de oro este equipo pero donde más brillan sin duda es en el genero noir-espias-capas que tan bien se les da,Sleeper,Captain America son 2 ejemplos más son unicos haciendo en este combinado.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.