Reseña de ‘La ficción’, de Curt Pires y David Rubín

laficcionSi amáis la lectura y la fantasía, seguro que alguna vez habéis soñado con perderos en el interior de un libro, con transportaros desde la aburrida realidad hasta esos mundos increíbles. Como Bastian en ‘La Historia Interminable‘, como ‘Alicia en el País de las Maravillas‘, como los niños de ‘Las crónicas de Narnia‘, o incluso como Sarah en el filme ‘Dentro del Laberinto‘. A veces, estando muy inmersos en la lectura, lo habréis logrado con la imaginación.

El guionista Curt Pires también ha imaginado eso y ha conseguido darle una intrigante vuelta de tuerca en ‘La Ficción‘. Él y el dibujante David Rubín nos presentan a cuatro amigos de la infancia, que descubren el sueño de cualquier niño: una misteriosa caja de libros que, cuando son leídos en voz alta, pueden transportarles a los mundos que contienen. El sueño se vuelve una pesadilla cuando uno de ellos desaparece, mientras que el resto jura no contar nunca dónde han estado y lo que han visto. Años después, ya adultos, uno de esos niños desaparece. Y en ese momento, corresponde a los dos restantes del grupo recuperar aquellos libros y averiguar qué fue lo que ocurrió realmente.

La historia fue publicada originalmente en cuatro números por  BOOM! Studios, y ahora llega a nuestro país recopilada de la mano de Astiberri. El argumento juega con la realidad y la ficción, como en tantas otras historias, pero profundizando en la idea de “perderse en un libro” de una forma realmente original e imaginativa. Es un cómic que sabe combinar la belleza con el horror, tocando temas como la imaginación infantil pero también el trauma y la pérdida. El escape de la realidad a través de los libros es otra de las metáforas que nos ofrecen, como todas las demás, con distintos matices. Tan importante es lo que se cuenta como lo que no, y el libro sugiere gran cantidad de cosas que el lector tendrá que inferir, montando un rompecabezas que encaja en su estructura pero nos deja suficientes huecos libres como para que sea nuestra propia imaginación la que los rellene.

La ficción Rubín Pires

David Rubín lleva sus potentes dibujos un paso más allá de lo que ya vimos en obras como ‘Beowulf‘, ‘El héroe‘ o ‘El momento de Aurora West‘. Atmósferas envolventes y escenas de acción fluidas y dinámicas que demuestran el dominio de Rubín sobre el pulso narrativo. El dibujante exprime las posibilidades que le ofrece el medio, jugando sin miedo con la disposición de las viñetas, con la perspectiva, con las superposiciones… sin embargo, no son recursos caprichosos para demostrar una originalidad vacía, sino que se utilizan como herramienta narrativa para dar más poder a la historia. Además, y como ya hemos visto en otras obras suyas, las onomatopeyas se convierten en una parte más del dibujo, saltando de la viñeta como si tuvieran tres dimensiones.

La ficción Rubín Pires 2El color merece también un apartado destacado. Si a simple vista se podría pensar que también ha estado a cargo de Rubín, no es así, sino que ha sido Mike Garland el encargado de aplicarlo, curiosamente, con un resultado que recuerda mucho a otras obras del dibujante. Las tonalidades son a menudo muy atrevidas, sobre todo en los puntos de la historia en los que la ficción prima sobre la realidad, logrando páginas muy impactantes. La mayoría de escenas imaginativas o fantásticas parten de tonos cálidos, mientras que el uso de una paleta más suave y de tonos más fríos en otras viñetas, establece un claro contraste. Al igual que lo que comentábamos sobre el dibujo, la elección del color no es casual y encaja perfectamente con la historia.

Si algo malo puede decirse de ‘La Ficción’, es que sus cuatro números saben a poco. Los autores han hablado de la posibilidad de continuar esta historia en un futuro, y de hecho, ‘La Ficción’ tiene un enorme potencial para generar nuevos arcos y explorar diferentes temas. La historia se completa, pero deja suficientes cabos abiertos como para poder continuarla en furturos mundos. El propio Pires sugiere en el epílogo que “es la primera parte de una historia que espero seguir contando”. Y los lectores también lo esperamos, aunque este primer arco haya dejado el listón muy alto.

La recopilación de ‘La Ficción‘ está publicada por Astiberri Ediciones dentro de su colección Sillón Orejero. Se presenta en formato cartoné de tapa dura, con 144 páginas a color y un tamaño de 17 x 26 cm. Incluye además un epílogo en el que ambos autores comentan el proceso de crear esta obra, y una sección final de extras en la que podemos ver los lápices de todo el capítulo IV, además de las portadas y los pasos para su realización. El precio de venta recomendado es de 17€ y se puso a la venta en diciembre de 2015. Merece la pena destacar que esta edición recopilatoria es la primera que se publica en el mundo, antes incluso de que lo haga su versión en inglés en Estados Unidos.

Curt Pires

Curt Pires es un guionista canadiense que ha conocido un gran éxito gracias a sus cómics ‘Pop’ y ‘The Tomorrows’, ambos de Dark Horse, y ‘The Fiction’, de Boom Studios (publicado ahora en España como ‘La Ficción’, por Astiberri). Su novela gráfica ‘Mayday’, publicada por Black Mask Studios, está siendo adaptada a televisión por Tim Kring (‘Héroes’) e Imperative Entertainment. También escribe prosa, cine y televisión.

David Rubín

Nacido en Ourense en 1977, estudia diseño gráfico y se lanza al mundo del cómic, la animación y la ilustración. Su primera obra larga, ‘El circo del desaliento’ (Astiberri, 2005), le vale ser nominado como autor revelación en el Salón Internacional del Cómic de Barcelona de 2006, gana el Primer Premio Castelao, y se edita en gallego, castellano, italiano y francés. Su siguiente novela gráfica, ‘La tetería del oso malayo’ (Astiberri, 2006), también publicada en Francia, Italia y la República Checa, se lleva cuatro nominaciones a los premios del Salón Internacional del Cómic de Barcelona 2007, logra el galardón al Autor Revelación y le acredita como finalista del I Premio Nacional del Cómic. Posteriormente ‘Cuaderno de tormentas’ Planeta DeAgostini, 2008) es nominado al mejor dibujo de nuevo en la cita de Barcelona, codirige ‘Espíritu del bosque’, un largometraje de animación 3D, y adapta al cómic ‘Romeo y Julieta’ (SM, 2008), de William Shakespeare y ‘El monte de las ánimas’ (SM, 2009), de Gustavo Adolfo Bécquer.

Su espíritu creativamente inquieto le lleva a realizar ‘Uxío Novoneyra: A voz herdada’ (Xunta de Galicia, 2010), con guión de Kike Benlloch, y a ilustrar la colección de relatos ‘Solomon Kane’ (Astiberri, 2010), de Robert E Howard. En 2011 lanza con la editorial Astiberri el primero de los dos libros de ‘El Héroe’, una novela gráfica en dos volúmenes, donde actualiza el relato clásico de los doce trabajos de Heracles. El trabajo recibe en general críticas positivas que llevan a que la obra sea publicada en Italia, y en Francia, de la mano de Rackham. Ya en 2013, y junto con Santiago García en el guion, publica, de nuevo con Astiberri, ‘Beowulf’, una versión del poema nórdico de mismo nombre. Posteriormente trabajaría en ‘Battling Boy: The rise of Aurora West’ y ‘Battling Boy: Fall of the House of West’.

laficcionEl gallego David Rubín ha compartido proyecto junto al canadiense Curt Pires para crear el universo de La Ficción, que toma forma en este tomo inaugural: cuatro amigos de la infancia descubren una caja de libros extraños que, cuando se leen en voz alta, pueden transportarlos a los mundos bellos e imaginarios que se describen en su interior. Pero cuando uno de ellos desaparece, los otros juran no revelar nunca dónde han estado y lo que han visto. Años después, cuando uno de los niños restantes, ya convertido en adulto, también desaparece misteriosamente, corresponde a los dos últimos del grupo volver a sacar sus libros polvorientos para buscarle y averiguar de una vez por todas qué pasó con su amigo tantos años antes.

La ficción

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Lectora y adicta confesa a los cómics, me siento incapaz de elegir entre Marvel y DC. La Patrulla X es mi familia y Batman, mi mejor amigo. Adoro a Neil Gaiman y sueño con ser rica para dedicarme a leer y ver películas. Mientras tanto, lucho contra el mal a través de la escritura.

¡No te vayas sin comentar!