Crítica de ‘El bosque de los suicidios’

A los pies del monte Fuji, en Japón, existe un bosque llamado Aokigahara al que, dice la tradición, iban antiguamente los más débiles para dejarse morir y dejar de ser una carga para sus familias. En tiempos más modernos, al bosque van los que quieren quitarse la vida, por lo que también se le llama el bosque de los suicidios.

Todo esto es real, y es el escenario donde transcurre la acción de esta película. Natalie Dormer, conocida por sus papeles en Juego de Tronos y Sinsajo, es Sara, quien recibe una llamada telefónica anunciando la desaparición de su hermana gemela, Jess, en este terrorífico bosque.

Como ha ido al bosque de los suicidios y no se la vuelve a ver tras un par de días, las autoridades están convencidas de que iba a quitarse la vida y es inútil buscarla. Sin embargo, Sara tiene un estrecho vínculo empático con su gemela y está convencida de que está viva, así que va a buscarla.

‘El bosque de los suicidios’ es un thriller que rezuma terror oriental por todos lados. Es patente la influencia de la escenografía oriental de este género, así como toda su liturgia: espíritus enfadados, fantasmas que engañan al inocente, etc. Por desgracia, no basta con pretender para conseguir la misma calidad, desde luego.

‘El bosque de los suicidios’ tiene un comienzo más bien lento, que no cogerá ritmo hasta llegada la mitad de la película. Sin embargo, esto no llega a ser un defecto porque el espectador está interesado en la vida de estas dos gemelas que se nos va contando lentamente.

Crítica de 'El bosque de los suicidios'Lo que sí lastra a la película son los sustos (gratuitos y en ocasiones hasta patéticos) que nos pretenden asustar pro el simple hecho de hacerlo, sin importancia con la trama o el argumento. Por eso, cuando la historia llega por fin al verdadero escenario terrorífico, los sobresaltos ya no funcionan como deberían. Este abuso del recurso no solo impide que sea efectivo, si no que inmuniza al espectador para el resto de la cinta (¿recordáis el cuento del pastor mentiroso?).

Y es que esta película es tramposa y llena de trucos para intentar llevarnos a donde el director quiere… y que no logra. Sustos artificiales, momentos de desorientación, escenas inquietantes pero claramente predecibles… Jason Zada, el director, procura distraernos y hace varios trucos de prestidigitador ante nosotros. Intenta hacernos sentir como la protagonista, dudar de si lo que vemos es real o ilusiones, pero no termina de conseguirlo porque se ven “los hilos” de la marioneta.

Poco a poco nos va introduciendo a la hermana gemela para hacernos dudar de si vemos a Sara o a Jess (a pesar de que una es morena y otra rubia), llegando a un momento en que se juntan y mezclan (argumentalmente) dando lugar a un final nada sorprendente, vacío de tensión. Zada nos señala al que debemos ver como sospechoso, nos indica claramente en quién debemos confiar y cuándo, nos guía de la mano por ese bosque para que podamos ir encontrando las “migas” que nos va dejando por el sendero, hasta que lleguemos al final que tenía preparado para nosotros y que se ve mucho antes de llegar.

En resumen, si la historia se hubiera centrado en las visiones de una aterrorizada y sugestionada persona perdida en un bosque por la noche, obviando historias de fantasmas, yüreis y yokais, habría conseguido lo que pretendía el director. Lo que ha conseguido en su primer largo como director es una larga serie de clichés reconocibles a la legua por todos los aficionados al género y trivializar con algunos temas del folclore japonés que daban para mucho más que un par de sustos.

Crítica de 'El bosque de los suicidios'

Mención aparte merece el hecho de que este guión ha sido tachado de plagio del cómic ‘El bosque de los suicidas‘ de El Torres y Gabriel Hernández, publicado en 2011 por la editorial Dibbuks, misma historia y misma estética. Difícil lo tiene el guionista para reclamar sus derechos ya que existen ambientes y situaciones calcadas, pero el argumento cambia en algunos puntos.


Crítica de "El bosque de los suicidios"‘El bosque de los suicidios’ es un thriller sobrenatural que se desarrolla en el legendario bosque de Aokigahara, a los pies del Monte Fuji en Japón. Una joven americana, Sara (Natalie Dormer) acude en busca de su hermana gemela, desparecida misteriosamente. A pesar de todas las advertencias de “mantenerse en el sendero”, Sara se interna en el bosque decidida a descubrir la verdad sobre el destino que ha corrido su hermana, pero al hacerlo se enfrentará a las almas atormentadas de aquellos que han muerto en este lugar y que asedian a todo aquel que deambule en el bosque.

‘El bosque de los suicidios’ está dirigida por Jason Zada y protagonizada por Natalie Dormer (“Juego de Tronos” y “Los Juegos del Hambre”), Taylor Kinney, Eoin Macken y Yukiyoshi Ozawa y se estrena en España el próximo 26 de febrero

Reseña
Previsible
Del amanecer de los tiempos vengo, he visto cosas que muchos no recordáis y ni siquiera habéis vivido. Nadie jamás ha sabido que estaba entre vosotros… hasta ahora. Culturalmente disperso, soy un bicho raro: me gusta la literatura, el cine, la música, los cómics, la tecnología... Debo ser el único ¿verdad?

1 Comentario

  1. Difícil lo tiene el autor para reclamar el plagio, sí, pero no por el cambio de situaciones. Más bien porque él es una persona humilde y, quien le ha robado, un gran estudio multimillonario con sus recursos legales omnipotentes.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.