El Videoclub: El rey Arturo

El-rey-Arturo“Los historiadores están de acuerdo en que la historia del rey Arturo del siglo XV surge de un héroe real que vivió mil años antes en una época denominada Alta Edad Media. Recientes descubrimientos arqueológicos revelan su verdadera identidad”.

En el año 2004,  el director Antoine Fuqua  llevó a cabo una coproducción entre Estados Unidos, Reino Unido e Irlanda, que desembocó en un filme de poco más de dos horas de duración, cuyo extenso título es: ‘El rey Arturo: La verdadera historia nunca antes contada que inspiró la leyenda‘ Protagonizada por Clive Owen (que interpreta al que está destinado a convertirse en el monarca de Camelot), la película cuenta con Keira Knightley (como Ginebra), Ioan Gruffud (en el papel de Lancelot)y Stephen Dillane (que da vida a Merlín).

Arturo-y-Ginebra

Trescientos años después de Cristo, el Imperio Romano se extendía desde Arabia hasta Britania, pero ambicionaba más: más tierras, más pueblos leales y sometidos a Roma. Y no había pueblo más importante que los aguerridos Sármatas del Este. Miles de hombres murieron allí y, cuando el humo se despejó al cuarto día, los únicos supervivientes sármatas eran miembros de la legendaria aunque diezmada caballería.  Los romanos, impresionados por su valentía y su destreza como jinetes, les perdonaron la vida. A cambio fueron incorporados al ejército romano. Más les habría valido morir aquel día, porque la segunda parte de su acuerdo no sólo les obligaba a ellos, sino también a sus hijos, a los hijos de estos y a toda su descendencia a servir al Imperio como caballeros. Yo era uno de ellos. Nuestro destino era Britania, o al menos su mitad meridional, pues estaba divida por un muro de 118 kilómetros construido tres siglos antes para proteger el Imperio de los guerreros autóctonos del norte. De modo que, al igual que nuestros antepasados, emprendimos el viaje y comparecimos ante nuestro paladín romano en Britania, que compartia el nombre de su antepasado: el primer Artorius, o Arturo.

Esta larga introducción, que es narrada por el propio Lancelot, da a conocer al espectador los hechos que tuvieron lugar en el año 452, después de Cristo.  A continuación, la trama pega un salto en el tiempo y nos sitúa quince años después, cuando los cansados guerreros que el Imperio Romano había obligado a luchar en su bando, regresan de la batalla, seguros de poder disfrutar finalmente de un merecido y prometido retiro.

No obstante, el júbilo reinante entre las tropas cesa al instante cuando el comandante Arturo Casto recibe la noticia, de labios del propio obispo, de que aún tienen que cumplir una última misión antes de recibir la libertad, ya que hay que rescatar a un joven sitiado, que podría acabar por convertirse en una pieza clave para la iglesia romana. Como es de esperar, esta notica causa un lógico enfado entre los guerreros, que consideran que su deuda ya está pagada. Para acabar de complicar las cosas, Arturo y sus hombres no tardan en comprobar que esta tarea es más complicada que todas las que han librado antaño. Y algunos no regresarán con vida.

King Arthur

Durante doscientos años, muchos caballeros lucharon y murieron por una tierra ajena, pero aquel día, en el Monte Vado, todos pusimos nuestra vida al servicio de una causa superior: la libertad.

Al final del filme, mientras el espectador cuenta con un asiento de lujo para observar la boda de Arturo y Ginebra (a la que el protagonista conoce a lo largo de su última misión) y su proclamación como reyes, la historia se despide con estas palabras:

En cuanto a los caballeros que dieron la vida, su muerte no causó duelo ni tristeza, porque vivirían eternamente. Sus nombres y hazañas se transmitieron de padres a hijos y de madres a hijas, en las leyendas de rey Arturo y sus caballeros.

Como ya hemos comentado al inicio del artículo, se trata de la historia nunca antes contada que inspiró la leyenda, motivo por el cual tenemos que esperar hasta el final del filme para ver coronado al monarca de Camelot. Como detalle curioso, cabe destacar que Merlín, al inicio del filme, milita en el bando contrario, lo cual no debe extrañarnos demasiado, ya que la trama nos va mostrando, poco a poco, como el tiempo termina por poner las cosas en su sitio.

Desde luego, no se trata de la mejor película que se haya rodado sobre el rey Arturo, ya que si a sus más de dos horas de duración sumamos el excesivo número de combates que se libran a lo largo del filme, el espectador puede llegar a cansarse. No obstante, si ese es el tipo de cine que te gusta, no saldrás decepcionado. En cualquier caso, se trata de una película que ahonda en el pasado de uno de los reyes más legendarios de la literatura y el cine. Y, solo por eso, ya merece ser tenida en cuenta.

Reseña
Nota genérica
Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

2 Comentarios

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.