El Videoclub: ‘La espada mágica: En busca de Camelot’

La-espada-mágicaExcalibur, que significa ‘cortar el acero‘, es el nombre de la mítica espada que el rey Arturo esgrimió con valentía como monarca de Camelot. Sin embargo, aunque existen diversas versiones sobre cómo sucedió todo, nadie ignora que el arma tuvo que ser liberada de la piedra en la que se encontraba aprisionada. Sólo Arturo era la persona indicada para hacerse con la espada y gobernar el reino de Camelot.

Vera-Chapman

Muchas son las versiones que se han realizado sobre las hazañas libradas con Excalibur. No obstante, en esta ocasión, nos centraremos en una en concreto. ‘La espada mágica: En busca de Camelot‘, película animada dirigida por el belga Frederik Du Chau, está basada en ‘The king’s Damosel‘ (novela escrita por la británica Vera Chapman). El film cuenta con casi hora y media de duración y, aunque Excalibur juega un papel importante en la trama, ni el rey Arturo ni tan siquiera Merlín son las figuras destacables de esta historia. Como veremos a continuación, el protagonismo recayó sobre quien menos se podría esperar en una película de esta índole.

Un fantástico mundo animado, lleno de canciones y magia, te espera en la tierra de Camelot.

Imagen-de-la-espada-mágica

Este slogan publicitario nos traslada al film, cuya trama nos cuenta la historia de Kayley, una joven que aspira a convertirse en caballero de la Mesa Redonda de Camelot para emular a Sir Lionel, su padre. Aunque el hecho de haber nacido mujer entra en cotntradicción con los deseos de la muchacha, eso no la desanima. Por ello, cuando la tragedia se cierne sobre el reino al descubrirse que el malvado Barón Ruber ha robado la espada y asesinado a Sir Lionel, Kayley decide devolver Excalibur a su legítimo dueño y vengar la muerte de su padre. Para ello, la joven contará con la ayuda de un muchacho invidente llamado Garreth, el dragón bicéfalo que responde por los nombres de Devon y Cornwall y el leal halcón de Merlín, conocido como Ayden. No obstante, Excalibur ha sido extraviada durante su robo y, ahora, las huestes del Barón Ruber también buscan la poderosa espada.

Aunque la mayoría de las películas basadas en la ficticia región de Camelot suelen estar protagonizadas por Arturo o Merlín, existen casos en los que estos dos personajes no juegan un papel importante, por lo que es otro caballero el que carga con el peso del filme. Por su parte, los mayores papeles femeninos en este tipo de cine suelen ser los de Ginebra, consorte de rey, y Morgana Le Fay, la malvada bruja que ha servido de villana principal en múltiples versiones. No obstante, ‘La espada mágica: En busca de Camelot‘ rompe todos los moldes establecidos al situar a Kayley como la protagonista de la historia. Claro que esto no es algo que deba extrañarnos si tenemos en cuenta que la historia original está escrita por Vera Chapman, una autora que, evidentemente, quería demostrar que una mujer se puede desenvolver tan bien como un hombre en las grandes gestas.

Principalmente, la película está dirigida a un público infantil. No obstante, somos los adultos los que nos damos cuenta de las dos lecciones que el largometraje trata de inculcar a los más pequeños de la casa: que una mujer también puede ser la heroína de la historia (como ya hemos mencionado en el párrafo anterior) y que nuestras limitaciones no deben ser consideradas como un obstáculo con el que resignarse, sino como un reto a superar.

Resulta curioso el detalle de que la película haga referencias a otras franquicias y personajes que, dada la época en la que transcurre la trama, no encajan cronológicamente con la historia. No obstante, eso no es impedimento para que el filme realice guiños a James Bond, Elvis Presley y Superman.

Evidentemente, el largometraje está cargado con multitud de ingredientes para que un niño disfrute de su visionado. No obstante, en el caso de los adultos, la exagerada inclusión de temas musicales (muy tópica del cine de este género), sumada a las excesivas escenas cómicas (de mayor o menor gracia) pueden llegar a cansarlos.

Otro detalle curioso es que lo que más ha llamado la atención de la crítica española ha sido el tema del doblaje, ya que han sido los famosos humoristas de ‘Gomaespuma‘, Guillermo Fesser y Juan Luis Cano los encargados de poner la voz en nuestro país al dragón bicéfalo. Así, la ‘Revista Bravo’ opina lo siguiente:

El dúo Gomaespuma dobla la voz del dragón Devon y Cornwall… Sin duda, son ellos dos los personajes más divertidos de la película. ¡No te la pierdas!

Por su parte, la crítica de ‘Metrópoli’ dice que:

Los niños siguen las andanzas de Kayley y Garreth y se divierten con Devon y Cornwall y un pato con cabeza de hacha.

En resumidas cuentas, aunque está muy claro que esta película no es ni de lejos el mejor filme que se haya realizado nunca sobre Excalibur y Camelot, se trata de una entretenida y divertida aventura que pueden disfrutar todos los públicos, siempre y cuando no tengan prejuicios por tratarse de una versión animada, sobre todo si lo hacen acompañados de niños.

1 Comentario

¡No te vayas sin comentar!