‘Grayson’ #3

grayson 31Dick Grayson parece haber encontrado su sitio. Por fin tiene un hueco entre las colecciones más emblemáticas de DC Comics con una identidad completamente propia. Ya no es un secundario recurrente de ‘Batman‘ ni una especie de mezcla entre este último y Spiderman. En esta ocasión, es el espía de una agencia tan elegante como Kingsman y tan misteriosa como Spectre.

Fuera de ser un James Bond al uso, el siempre apuesto Agente 37 está allí por una misión encomendada por el mismísimo Batman. No ha dejado que su relación con su mentor, hermano mayor y mejor amigo mengüe y está metido de lleno en el encargo más comprometido y difícil de su carrera.

Debe vérselas con su jefazo Minos y con cualquiera que le rodea. Pero tiene que pasar inadvertido. Y es por ello que también da clases de gimnasia en la escuela femenina donde sus hormonadísimas alumnas han llegado a poner nombre a sus nalgas. Ojo: la izquierda es Jim y la derecha es Juan.

Pero el sexo y el humor que siempre acompañan a este intrépido personaje son solo algunos de los elementos que describen la obra. Grayson‘ es como una película de mafia, acción e intriga que te tiene en vilo en cada viñeta. Nunca sabes qué te vas a encontrar en la siguiente página y, gracias a los excelentes diálogos de Tim Seeley y Tom King, el deleite es máximo a medida que avanza la narración.

grayson 32

En este tomo, el Agente 37 llega a su momento más complicado dentro de Spyral. Minos acaba de morir. Después de una interesante sorpresa que es mejor no revelar, el jefe máximo de la organización de espionaje/criminal fallece y alguien debe relevarle en su puesto. Pero, ¿quién está tan preparado como para llevar el peso de la compañía a sus espaldas?

La respuesta está en uno de los personajes más emblemáticos de DC Comics, que formó parte de la emblemática Liga de la Justicia de Grant Morrison y batalló siempre al lado de Batman pero con un estilo y una filosofía completamente propios. Efectivamente, la Cazadora (Huntress) se pone el mando de Spyral. O, mejor dicho, Matrona, su nombre en clave en ‘Grayson’.

Helena Bertinelli toma el mando de una compañía que tiene abiertos cientos de flancos que tiene que cubrir para continuar con el legado del anterior líder. Existen decenas de misiones por cumplir y los espías, más en controversia que nunca, deben cumplirlas sin dejar rastro.

grayson 33

Quizás sea por ello que Dick Grayson no acaba de encajar bien con Spyral. Porque, pese a que es el mejor de los agentes con bastante diferencia, no es del todo un espía. Quien llevara la capa de Batman siempre tiene un chiste preparado y lo suyo no es la discreción absoluta. Le gusta la acción, se le da bien y puede llegar a ser clave en situaciones difíciles, pero el sigilo nunca le termina de funcionar, pese a que se le diera por supuesto al ser el mejor acróbata —con permiso de Deadman— del Universo DC.

A lo largo del tercer tomo recopilado por ECC Ediciones, Grayson viaja por todo el mundo. Mención especial a España, donde visita el Museo del Prado de Madrid. Curiosa la presencia del estereotipo del galán español (“¡Olé! ¡Tú sí que eres arte!” se puede leer), sobre todo teniendo en cuenta que es un español quien dibuja tal historia.

Pero en ‘Grayson’ #3 se abren y cierran tantas subtramas que a la mínima puedes perderte en la excelente complejidad que los guionistas presentan. Existen tantas historias por contar como personajes secundarios recurrentes, a los cuales se les trata con especial cariño y se les da una importancia sine qua non se entendería la historia.

grayson tigre

El Agente 1 o “Tigre”, sin ir más lejos, no se había más que mencionado en los anteriores tomos. Pero en este cobra un gran protagonismo y hace una maravillosa dupla con el personaje principal. Con un mal humor inherente y un carisma contagioso, el hombre del turbante aparece cuando más hace falta y se mantiene junto a una historia que no hace más que ganar peso.

Son muchos los misterios que quedan por resolver en este capítulo, pero varios de los anteriores se desvelan en las más de 100 páginas que contiene el volumen. Cada uno es sorprendente y te ayuda a entender mucho de lo que has leído antes. No obstante, a medida que se revelan nuevos elementos otros tantos aparecen aportando complejidad a una historia con un guion formidable.

Además, en este tomo se cuenta con la presencia de uno de los villanos más famosos de la editorial, lo que sirve para que Grayson demuestre que sigue siendo el de antes por más que cambie de nombre.

grayson 34

Es esto mismo lo que caracteriza al volumen. Se vuelve a jugar con la personalidad del personaje. Con quién es él en realidad y qué está haciendo uniformado en una organización como Spyral. El pasado siempre vuelve para el antiguo petirrojo, y siempre lo hace de malas maneras. En ‘Nightwing’ fue con su circo y en esta ocasión con traumas mucho más internos que le vendrán a decir lo que siempre se ha cuestionado: ¿quién es él y cuál es su objetivo en la vida?

Más solo que nunca al no poder confiar ni en su sombra, Grayson se enfrenta a sí mismo. Se enfrenta a sus miedos y a los enemigos más poderosos desde que dejara de lado el uniforme del águila roja. Y, cuando parece que todo está claro y que va a salir de la revuelta en la que se había metido, vuelve a salir una nueva trama de las manos dos de los guionistas mejor valorados de DC Comics en la actualidad.

grayson 35

Todo ello, por supuesto, acompañado de uno de los mejores dibujos que pueden verse en todo el mercado estadounidense. Mikel Janín está en lo más alto de su carrera y lo sabe. Y lo aprovecha. Y deleita con cada viñeta en la que le dejan hacer absolutamente lo que le de la gana. Y lo consigue. Y te marea. Y te sorprende. Y te esclarece cada diálogo. Y hace todo lo posible para que la experiencia del lector vaya mucho más allá que una guía del texto a través de las imágenes.

Gracias a Janín, la obra mejora muchísimo. Lo que podría ser una buena historia de espionaje se convierte en un clásico difícilmente repetible. El tercer mejor personaje de DC según sus lectores ha conseguido estar en lo más alto de la editorial y, en gran parte, se debe a esta gran colección.

Cada viñeta es única y las escenas de acción son inmejorables. Cortas, quizás, al adaptarse a un ritmo frenético, pero formidables. Janín solventa cualquier situación con sus manos magistrales y demuestra que los artistas españoles son de lo mejor que existe en todo el mundo.

‘Grayson’ #3 puede conseguirse por 11’50€ editado en una rústica francamente mejorable —sobre todo en lo que a publicidad intrusiva se refiere—. Contiene 112 páginas a todo color y aporta las portadas de Mikel Janín (imperdibles) y otras alternativas dibujadas por artistas del nivel de Sean Galloway, Emanuela Lupacchino o Dave Johnson.

grayson 36

Tim Seeley

Tim Seeley es un escritor e ilustrador de cómics muy arraigado al mundillo geek. Trabajando para Image Comics desde 2003, ha coguionizado y codibujado distintas obras de todo tipo tanto para esta editorial como para otras como Dark Horse o Devil’s Due Publishing. Sus cómics más conocidos son los de ‘G.I. Joe’, aunque también es famoso por otras obras como ‘Revival’. También trabaja para DC Comics en la actualidad, donde guioniza la serie ‘Grayson’ acompañado del guionista Tom King.

GRAYSON NÚM. 03

La búsqueda de los órganos Paragon sigue adelante. Tras estar a punto de fallecer en el desierto debido a la interferencia de Midnighter, Grayson y Matrona buscan el cerebro, uno de los elementos más poderosos de su misión.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.