Reseña de ‘Los difuntos’ de Jorge Carrión

El escritor tarraconense Jorge Carrión sorprendió con la publicación de una trilogía que se centraba en la metaficción y la reacción entre aficionado y ficción. La editorial Aristas Martínez, dada al riesgo y la experimentalidad, ha dado a Carrión la oportunidad de poner el broche final a su obra con una novela corta ilustrada por Celsius Pictor titulada ‘Los difuntos’. Esta obra funciona como epílogo la trilogía, pero también como prólogo de la serie ficticia ‘The Dead’, una supuesta serie de televisión emitida en Fox, de solo dos temporadas, que firmaban George Carrington y Mario Alvares.

los_difuntos_aristas_destacada

La trilogía de Jorge Carrión se iniciaba con ‘Los muertos’ (Literatura Mondadori, 2010), escrita a medio camino entre el guion y el ensayo académico sobre teoría cultural, y bebía tanto de ‘Perdidos’ o ‘Los Soprano’ como de las reacciones que estas series habían provocado a sus aficionados. A esta obra le siguen ‘Los huérfanos’ (2014) y ‘Los turistas’ (2015), publicadas por Galaxia Gutenberg, que ahondaban en la vida de los productores de la serie y en futuros apocalípticos de inspiración televisiva y en las que los personajes y sus relaciones dominaban la trama.

Si la ambientación de ‘Los muertos’ (la serie ficticia, no la novela) bebía del cyberpunk, la de ‘Los difuntos’ (titulada en su versión metaficcionalizada ‘City of Machines and Shadows’) tiene elementos de steampunk y western de un Nueva York en la época del Titanic, una época en la que la inmigración y la lucha de clases darían forma a los Estados Unidos que conocemos en la actualidad, con su complejo de falta de mitos propios.

cubierta_LOS_DIFUNTOS_jorge_carrions

La estética de las ilustraciones de Celsius Pictor ayuda a establecer temporalmente la trama. Los collages de Pictor tienen una inspiración decimonónica. Introduce elementos de maquinaria (relojes, fuelles en grabados de estética victoriana, la mayoría de figuras humanas, pero también de edificios-elefante, zepelines, armas y máquinas fantásticas.  Las ilustraciones están coloreadas a dos tintas, azul oscuro y amarillo mostaza. Otros detalles del libro apuntan a un intento de homenajear lo clásico, como los mapas dorados que separan las tres partes (‘Baile de máscaras’, ‘El santuario y el exilio’ y ‘Final’). Las guardas y el interior de las solapas están decoradas con un marmoleado de aspecto clásico que contrasta con la modernidad y la comodidad de unas solapas anchísimas que añaden rigidez y protección al libro. No en vano cada obra de Aristas Martínez tiene una cuidada edición y se disfruta tanto de la rugosidad de una obra como esta como del diseño suave y elegante de obras como ‘Challenger’ o ‘¡Pérfidas!’.

interior_celsius_pictor_jorge_carrion_difuntos_aristas_martínez

La estructura de ‘Los difuntos’, algo más lineal que las de la trilogía, compensa la dificultad temática. También el enorme reparto de personajes se reduce y la trama sigue a uno solo: el Recién Llegado, posteriormente llamado Dioniso. La filosofía asoma entre esta historia sobre la inmigración, sobre el otro, sobre la mitificación de los recordados por la historia y sobre la naturaleza del hombre, vista a través de la dualidad de Dionisos y Apolo. La trama de ‘Los difuntos’ puede entenderse hasta cierto punto como una metáfora de la creación de América, en la que a menudo se elimina la identidad de los recién llegados.

¿Se puede leer ‘Los difuntos’ sin haber leído la trilogía que la inspiró? Es posible, es un libro disfrutable de por sí, un relato largo aderezado con el magnífico arte de Pictor. Sin embargo, para la entera percepción y disfrute de la obra de Carrión recomendaría haber leído al menos ‘Los muertos’.

‘Los difuntos’ ha sido publicada por Aristas Martínez como número 17 de la Colección pulpas de narrativa ilustrada. Tiene 112 páginas con nueve ilustraciones de Celsius Pictor. La editorial también ha publicado la obra ‘Crónica de viaje’ del mismo autor.

Un hombre se materializa desnudo en un callejón de Nueva York. Pronto es vendido como esclavo y forzado a alimentar con una pala la caldera de un misterioso edificio en forma de elefante gigantesco. Allí comenzará a urdir su peculiar estrategia de liberación colectiva, a través del terrorismo y el mesianismo, rodeado de un variopinto séquito de guerrilleros.

Los difuntos es un relato híbrido de steam punk, western y filosofía pura y dura; una precuela de la teleserie “Los muertos” (Fox 2010-2011); y el epílogo de uno de los proyectos narrativos más ambiciosos de la literatura contemporánea en español, brillantemente ilustrado por Celsius Pictor.

Reseña
Los difuntos
Traductora y asidua a bibliotecas. La ficción me entra mejor con sagas familiares, cabezología, juegos de palabras y relatos de venganza. Disfruto al leer fantasía épica, ver ciencia ficción, rolear fantasía urbana y escribir realismo mágico.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.