La reacción de Harrison Ford a un momento clave de ‘Star Wars VII’

Harrison‘Star Wars: El despertar de la Fuerza’ ha supuesto el gran regreso de la saga galáctica en más de un sentido. Por una parte ha presentado a nuevos personajes, por otra, ha devuelto a los fans la presencia de algunos de sus personajes más queridos. Pero también han asistido a la despedida de uno de ellos…

Spoilers la Casa de El Deadpool

Uno de los personajes más queridos de la trilogía original, encuentra su destino final tras muchos años de aventuras, y lo hace de una forma muy dramática. No es otro que Han Solo, que muere a manos de su propio hijo Ben, convertido ahora en Kylo Ren. El director J.J. Abrams habló recientemente con Fandango al respecto de esa muerte, y de como reaccionó Harrison Ford, su intérprete, a ella.

Había pensado mucho sobre ello y lo tenía asumido. Entendía por qué era algo tan importante. Y creo que en parte es porque el propio Harrison sabe que Han tiene mucho camino recorrido a sus espaldas. Ha tenido una larga vida de lucha y aventuras y siente que ya ha llegado el momento de llegar al final. Si al igual que él, somos conscientes de que ya ha llegado a sus últimos días de aventuras, vemos también lo poderoso que es el momento. También es cierto que Harrison siempre quiso aparecer si Han tenía una utilidad clara, así que lo que pasa es lo él pensaba que tenía que pasar. Es un destino que siempre quiso para su personaje ya en anteriores películas, solo que George nunca quiso. No sé en su momento qué utilidad le vería, pero seguro que tendría un buen argumento para ello. Pero volviendo al presente, ahora sí tiene sentido, que es mostrar de lo que es capaz este nuevo villano. No se me ocurre nada peor que matar a un padre, y peor me lo pones si ese padre es Han Solo.

¿Qué os parece? ¿Creíais necesario este destino para el personaje?

Rondando por el mundo desde 1974. Lector empedernido, apasionado del cine en general y del fantástico en particular. Fan de Superman, Spider-Man, Star Wars y la cultura popular de los años 70 y 80.

¡No te vayas sin comentar!