Llega la cuarta entrega de la saga ‘El Segundo Ocaso’, ‘Títeres del Azar’

Saga El Segundo Ocaso

Virginia Pérez de la Puente continúa con la saga que comenzó en el año 2010, ‘El Segundo Ocaso’, en la que la fantasía se apodera del continente Ridia a través de conflictos políticos y bélicos, reflejo de una lucha aún mayor entre el Destino y el Azar. En la cuarta entrega, ‘Títeres del Azar’, este conflicto pone en peligro a sus habitantes, al futuro de sus reinos e incluso a la supervivencia del propio continente Ridia. En esta nueva novela, el Imperio de Monmor sigue avanzando e incluso logrará una alianza con Angarad de Teilhil. El niño-dios monmorense tiene por seguro la sumisión de Novana, lo que no se imagina es que habrá nuevos jugadores.

“Cuando el Destino decide jugar, es él quien impone las reglas. Cuando quien juega es el Azar…no hay ninguna”.

Varias entregas de la saga El Segundo Ocaso consiguieron estar en las listas de mejores libros de sus años de publicación, como ‘El sueño de los muertos’ en 2013, que fue reseñada en nuestra web. También podéis leer la reseña de la anterior novela de la saga de Virginia Pérez de La Puente: ‘Entre las dos orillas’. La escritora madrileña ahora lanza ‘Títeres del Azar’, que salió a la venta ayer, 29 de febrero, y puede ser adquirido en formato papel o en versión electrónica a través de ePub o Kindle. Toda la información al completo podéis leerla en el siguiente documento:

Títeres del AzarAbrumado por el odio y la pena, Angarad de Teilhil se ve obligado a reprimir sus ansias de venganza y someterse a una alianza forzada con el Imperio de Monmor, mientras ve cómo el país que heredó de su primo se desmenuza entre sus dedos.

Tres de los reinos del continente están ya bajo la sombra del joven emperador, y uno se ahoga en la sangre del fanatismo berenita. El niño-dios monmorense cree haberse asegurado la sumisión de Novana al barrer del tablero de Ridia a los señores de Laurvat; con lo que no cuenta es con los nuevos jugadores que se incorporan a la partida desde las arenas del Imperio, desde los fiordos congelados e incluso desde la Otra Orilla.

Sin saber que solo son peones en un juego, los habitantes de Ridia lucharán, y morirán, conforme se acerca el final de la partida: el Segundo Ocaso.

¡No te vayas sin comentar!